Publicidad
Javier Moreno 1 Dic 2012 - 11:00 pm

Saber y perder

Javier Moreno

Es una tradición lamentarse cada noviembre por la ausencia de colegios públicos en las listas de "Los 100 mejores" según las pruebas Saber 11, antes llamadas del Icfes.

Por: Javier Moreno
insertar

El problema es que estas listas, más allá de servir de publicidad a los colegios mencionados, ofrecen muy poca información sobre las desigualdades en nuestro sistema educativo. Tomen en cuenta que 579.691 estudiantes de 12.600 colegios tomaron el examen este año. Como dice el tango, cien colegios no son nada.

Una exploración sólo un poco más detallada de los datos disponibles, sin embargo, confirma que la desigualdad educativa no es ni mucho menos una ilusión óptica y permite además medir sus alcances y naturaleza. La situación es sin duda preocupante y vergonzosa pero también es más compleja.

Por ejemplo, no es verdad que los colegios privados sean mucho mejores que los públicos. En promedio, al menos, son apenas distinguibles y, para colmo, ambos se rajan: sobre cien puntos, los estudiantes de colegios privados y públicos sacan respectivamente 46,9 y 43,7.

La inequidad es evidente cuando se considera la forma como los dos grupos rodean a sus promedios correspondientes. Mientras que casi la totalidad de los colegios públicos se encuentran por debajo de los cincuenta puntos, hay una minoría de unos 400 colegios privados, los que salen en las listas, que sobrepasa los cincuenta y cinco. Esos se llevan todos los premios. Es una brecha inmensa: sólo uno de cada diez estudiantes se gradúa de colegios con más de cincuenta puntos de promedio.

Este patrón se repite cada año.

Y cada año el gobierno nacional reitera su compromiso con la calidad educativa sin inversión ni análisis consecuentes con la gravedad de los resultados. Mientras tanto, en el mundo real, el 90% de los niños asiste diariamente a colegios públicos y privados mediocres a consolidar con resignación su desventaja social.

Abandonada a su suerte, nuestra educación básica en general es solamente un perpetuador de las desigualdades y exclusiones que en principio debería contribuir a eliminar.

http://finiterank.com/notas

 

inserte esta nota en su página
TAGS:
  • 0
  • 3
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Atlético Nacional vence a Vitória con golazo de Bocanegra
  • El golazo de Alexis Sánchez en el triunfo de Arsenal sobre Galatasaray
  • Nuevo cartel del Uribismo en el Congreso

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
3
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

doloresthomas

Sab, 02/23/2013 - 01:29
Desafortunadamente tenemos por ministra de educación a una ex-directora de la Cámara de Comercio de Bogotá. Y así nos va...
Opinión por:

Indoamericano

Dom, 12/02/2012 - 08:47
¿Por qué esta columna no aparece junto con los demás temas de opinión? ¿ por qué la educación se mira como costura? ¿por qué la sección (acumulada) de educación siempre vive atrasada? disculpen!!
Opinión por:

Indoamericano

Dom, 12/02/2012 - 08:27
Su xcelente columna debería ser el test por hacerle a quienes aspiren a ser ministros (as ) de educación, pues es el tema que por tanto tiempo solo ha servido a los bufones (as) que desde el sector "engatuzan " al ministro de turno y no le dejan hacer nada nuevo. Hoy sabemos la ingente cantidad de recursos que dispone el Men para investigar y mejorae la política publica del sector; pero lo que vemos son los mismos "cerebros" enconchados en el Icfes, Corpoeducacion, secretarías, y el mismo Men, que solo se interesan en orientar esos recursos en contratar materiales chimbos, eventos chimbos, consultores chimbos, que muestran a un Ministerio llenos de Isos 9000 sin saber si se volvió una agencia de contratación, mientras como en "umaña" nadie sabe ¿donde está la calidad?
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio