Publicidad
Carlos Granés 24 Ene 2013 - 11:00 pm

Savater novelista

Carlos Granés

A Fernando Savater se le conoce principalmente por sus actividades como filósofo y promotor de iniciativas cívicas en contra del terrorismo etarra.

Por: Carlos Granés
  • 115Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/savater-novelista-columna-398659
    http://tinyurl.com/ap6tbj7
  • 0

Pero la verdad es que su labor no se limita al debate ético ni a arriesgar el pellejo denunciando la barbarie humana. Al igual que Voltaire, uno de sus más claros referentes, Savater ha cultivado el género teatral y la novela, y lo ha hecho con el mismo propósito de su mentor ilustrado: hacer reír mostrando lo ridículo (y peligroso) que se vuelve el mundo cuando las luces de la razón se apagan y la superstición se apodera del entendimiento humano.

El mejor ejemplo de ello es Los invitados de la princesa, su última novela. La trama del libro nos lleva a la fantasiosa isla de Santa Clara, donde un periodista vasco debe cubrir el Festín de la Cultura, una iniciativa de la presidenta de la isla, a quien, como suele ser usual entre los políticos, le importa un pito la cultura y sólo quiere sacar provecho de la promoción turística que conlleva el evento. Pero ocurre un incidente inesperado. El volcán Irineo entra repentinamente en actividad y la nube de ceniza obliga a cerrar el aeropuerto. Todos los invitados se ven obligados a permanecer en tierra. Y lo que es peor, a participar en el magno evento cultural.

Para entretenerse, los participantes se dedican a relatar historias. En ellas encuentran la cura para el tedio y para la indigestión, porque el Festín de la Cultura resulta ser una simple estrategia para promocionar a los cocineros locales. Savater se burla de la moda actual que otorga estatus de artista a los maestros de los fogones. Son creadores ideales para estos tiempos de esnobismo. Sus platos deconstruidos, nitrogenados y pirotécnicos suponen derroche y cursilería, pero nunca pensamiento. Un arte idóneo para un mundo infantilizado —otra de las puyas de Savater— en el que las nuevas tecnologías sirven para que los decanos de humanidades hagan circular jocosos fotomontajes del papa por la red, y no para que la gente se ilustre más. En un reino de niños, todos tenemos siempre la razón. Las opiniones son exactamente iguales y “los ignorantes pueden enorgullecerse de su ignorancia con igual derecho que los sabios de su sabiduría”. Es otra de las modas intelectuales que combate Savater: la de premiar la ignorancia en base al culto contemporáneo de la diferencia. El embeleso de la diversidad ha generado un gran olvido. Lo mejor que le ha pasado al ser humano no es diferenciarse sino parecerse. Es nuestra semejanza lo que nos muestra lo atroz que es la falta de libertad, alimento o salud aquí y en cualquier parte. Presentarse al mundo siempre a partir de la unicidad ha hecho resurgir el nacionalismo y el atavismo. Se premia a quien profesa que mañana se debe hacer lo mismo que se hizo ayer, y se amenaza a quien recuerda que el ser humano tiene piernas y no raíces.

En un mundo que ha olvidado las batallas dadas por los filósofos ilustrados en contra del fanatismo, la intolerancia y el poder abusivo de curas, profetas y caudillos de toda índole, la risa de Savater es un rayo luminoso en la noche posmoderna.

*Carlos Granés

  • Carlos Granés | Elespectador.com

  • 0
  • 28
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Rumores de una profunda crisis económica se asoman en Venezuela
  • El ébola crece de manera exponencial en África

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
28
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 01/25/2013 - 16:49
"La Similitud acarreó una serie de implicaciones: la calidad de un saber pobre imbricado por cuatro figuras: conveniencia, emulación, analogía y simpatía, la idea del hombre (microcosmos) como un duplicado del universo (macrocosmos); la combinación de la Magia y la Erudición, la manifestación de un lenguaje en el que prevalecían la Escritura y el Comentario y la disposición ternaria del signo lingüístico con significante y significado unidos por una conjunción que era la misma similitud; pero, según Foucault, a principios del siglo XVII, se agotó esta figura epistemológica. Las semejanzas y las signaturas pierden eficacia para dar cuenta de cualquier parcela de la realidad y se convierten en ocasión de error.
Opinión por:

Ar mareo

Vie, 01/25/2013 - 19:13
Existen valores universales sobre los cuales es posible ponerse de acuerdo a pesar de la diversidad: Libertad, felicidad, igualdad de oportunidades. Asi como hay cosas q tienen valor solo en el contexto local: la musica, la comida. Con el articulo, da la sensacion q para Savater la realidad no tiene niveles (local, regional o universal) y q los conceptos se pueden aplicar por igual a todos los casos.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 01/25/2013 - 16:54
entonces, la similitud se disolvió en un análisis que discriminaba entreidentidades y diferencias..." ¿Es a esto adónde apunta el querido gafufito español? ¿Es pa'ese lado? ¿O pa'otro? Es hacía allá, hacia el renacentista periplo que apunta este pedazo de la columna: "El embeleso de la diversidad ha generado un gran olvido. Lo mejor que le ha pasado al ser humano no es diferenciarse sino parecerse. Es nuestra semejanza lo que nos muestra lo atroz que es la falta de libertad, alimento o salud aquí y en cualquier parte."Debo confesar -pobre de mí- que quedé viendo un chispero.
Opinión por:

Crótatas

Vie, 01/25/2013 - 12:46
Los que se autodenominan "postmodernos" (no el "postmodernismo", como dice alguien por ahí, confundiéndolo con la idea de "postmodernidad), por lo menos en Colombia, son tan rígidos e intolerantes como lo que critican. Las personas que se apropian de los discursos y las ideas son lo que indica si en la práctica tiene las características que se le atribuye. No todo el mundo se apropia de las ideas "postmodernas" de la misma forma, aunque crean que lo hayan hecho. nombrar ciertos autores o repecir como loras ciertas ideas no hace a nadie "postomodernos", Que en discurso se diga que el "postmodernismo" (sic) es "tolerante" no significa nada. Las respuestas a este artículo son un ejemplo de la intolerancia de quienes se autodefinen como "flexibles" y "tolerantes".
Opinión por:

Ar mareo

Vie, 01/25/2013 - 18:50
Me sumo a los q afirman q hay caracteristicas mas interesantes q la "flexibilidad y la tolerancia" pues estas dos no los veo como valores universales pues cambian de acuerdo al contexto cultural. En ingles tolerante tiene una congnotacion negativa pues puede implicar falta de auto respeto al tolerar actos abusivos, el ser flexible implica q se puede acomodar a otras ideas sin necesariamente aceptarlas. En colombia, ambas caracteristicas son propias de una persona inteligente y de espiritu liberal. En mi opinion el autor del articulo tiene preferencia por soltar palabras de moda pero hace poco esfuerzo en definirlas o precisar sus conceptos. Aceptar a una persona, no contradice q se le exija rigor
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Vie, 01/25/2013 - 17:40
Crótatas: [Granés] no es un señalamiento, simplemente era para notar su identificación con sus argumentos.
Opinión por:

Crótatas

Vie, 01/25/2013 - 15:31
Ahora resulta que por estar en desacuerdo con quienes critican al columnista, entonces soy él. ¿Por qué se hace ese señalamiento? eso es interesante, pues reflejaría la forma en que quien hace esa asociación sin ningún fundamento asume una discusión, es decir su propia tendencia a entender una discusión en un enfrentamiento personal, creo. Por otra parte yo no estoy "invitando" a nada, lo que pasa es que es que me llaman la atención ciertas contradicciones entre el discurso y la práctica que son demasiado evidentes actualmente. De todos modos creo que ya me estaba desviando demasiado del tema de esta columna, que era lo importante, así que mejor lo dejo ahí.
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Vie, 01/25/2013 - 15:15
De acuerdo con Evita y leinad, en desacuerdo con Crótatas [Granés]. Creo que este último no defiende ni siquiera una tolerancia liberal, sino un relativismo. La tolerancia se llama así porque implica unos límites que están establecidos por un proceso de raciocinio. El relativismo asume que todas las verdades son igualmente válidas y, por tanto, lo que decide cuál de ellas prima es la violencia. Yo prefiero el valor del respeto al de la tolerancia. El respeto, si bien implica límites racionales, supone que ellos deben establecerse en diálogo con el otro, en un proceso argumentativo donde se busca convencer más que vencer. El otro se asume como igual al yo, como otro yo, igual y al mismo tiempo diferente.
Opinión por:

EvitaFrancoPinochet

Vie, 01/25/2013 - 13:43
Para quién haya leído un poco a Vargas Llosa y los artículos de este señor en Letras Libres, es claro lo que digo. Un liberalismo a ultranza, que no acepta las consecuencias culturales de una sociedad de mercado.
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 01/25/2013 - 13:39
Entonces, ¿lo suyo es una invitación a ser todavía más intolerantes? La verdad, no entiendo su punto Crótatas.
Opinión por:

Crótatas

Vie, 01/25/2013 - 13:23
"El lío de este señor es su liberalismo fastidioso, regañón a lo Voltaire, insípido a lo Vargas Llosa e hipócrita a lo Santos. Vargas Llosa y Granés quieren liberalismo capitalista sin sus consecuencias culturales". ¿De dónde saca esto? Estas ideas están en su imaginación, no en los argumentos de Savater o el columnista. Por otra parte la intolerancia a que me refiero se refiere a la contradicción entre quienes en desde su discurso dicen defender las diferencias, y en la práctica no toleran otros discursos contrarios a los de ellos. Insisto: en la práctica terminan siendo iguales a aquello que critican, pues se creen dueños de una verdad absoluta (sin darse cuenta de ello).
Opinión por:

EvitaFrancoPinochet

Vie, 01/25/2013 - 13:03
¿O sea que no estar de acuerdo con los argumentos fáciles del columnista hace intolerantes a los comentaristas? Vea pues. El lío de este señor es su liberalismo fastidioso, regañón a lo Voltaire, insípido a lo Vargas Llosa e hipócrita a lo Santos. Vargas Llosa y Granés quieren liberalismo capitalista sin sus consecuencias culturales. La tolerancia es un valor mediocre, es mejor la solidaridad y el conocimiento entre culturas.
Opinión por:

Crótatas

Vie, 01/25/2013 - 12:47
Perdón por los errores de digitación.
Opinión por:

EvitaFrancoPinochet

Vie, 01/25/2013 - 12:35
Con ese tipo de argumentos es que Vargas Llosa defendía la minería en el amazonas, señalando que los indígenas no podían apegarse a su tierra o tradiciones y así detener el "desarrollo".
Opinión por:

EvitaFrancoPinochet

Vie, 01/25/2013 - 12:43
Esto por la fracesita de "tenemos piernas y no raíces". Claro, como no decir eso cuando uno es un escritorsito con premios, al que lo invitan a viajar por Europa. Dígale lo mismo a un desplazado, dígale "eso los humanos tenemos piernas y no raíces". Para algunas personas pesan más las raíces porque es todo lo que tienen.
Opinión por:

Ar mareo

Vie, 01/25/2013 - 12:32
En nuestro medio, los ignorantes con poder son los unicos q yo conozco q se pueden dar el lujo de enorgullerse de su ignorancia y salir bien librados. A los ciudadanos de apie, nuestra ignorancia nos ha salido cara, especialmente en dia de elecciones
Opinión por:

EvitaFrancoPinochet

Vie, 01/25/2013 - 12:32
Para leer a este señor era mejor que le hubieran pagado al País de España por reproducir la columna de Vargas Llosa y listo. Los dos son unos románticos trasnochados que todavía creen que vivimos en el siglo XVIII y la gente debe pensar igual, pero por lo menos Vargas Llosa tiene obras literarias que lo respaldan. Del posmodernismo no solo viven sus autores, sino los que se gastan la vida escribiendo diatribas anti-posmodernos, que mamera.
Opinión por:

Ar mareo

Vie, 01/25/2013 - 12:29
Le veo dos contradicciones al articulo: el hablar de una "noche postmoderna" y al mismo tiempo criticar la rigidez, intolerancia y fanatismo. Si algo no tiene el postmodernismo es ser rigido e intolerante. la segunda, criticar la "Barbarie humana", cuando es Savater uno de los defensores de las corridas de toros.
Opinión por:

Jorge Enrique Angel Delgado

Vie, 01/25/2013 - 11:20
Esta enfermedad es consecuencia directa de la acción de los medios de comunicación sobre le gente y su psique! Todo aquel quien tiene acceso a una frase, cualquiera, en los medios de comunicación, de esa amplia pequeña burguesía o clase media galopante, se hace conocedor del mundo, lo q es peor aún es q casi todos ellos disponen de Googles. Es decir, todos pueden hacer gargaras y eso basta para tener la boca limpia y el cerebro a todo dar- Súmesele a esto
Opinión por:

Crótatas

Vie, 01/25/2013 - 09:51
Veo que hay algunos que se empeñan en tergiversar lo que dice el columnista. Savater no se está burlando de la "ingenuidad" (¿dónde aparece esa palabra en el artículo?), sino de esa clase de ignorancia que lleva a que muchos se crean con derecho de hablar de lo que sea sin el esfuerzo previo que implica conocer algo en profundidad. Savater no habla de la infantilidad en el sentido de tener la mente abierta y flexible como la de un niño (estoy seguro que en ese sentido supera a los dogmáticos que critican esta columna sin haberla entendido), sino como un aspecto del carácter que tiende a generalizarse, que lleva a pretender que la vida solo implique gratificaciones, a creer tener la razón sin ese esfuerzo de que hablo, a desconfiar de la autoridad y de las responsabilidades.
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 01/25/2013 - 10:19
Por último quería parafrasear a David Hilbert: "Sino se lo puedes explicar al panadero, entonces no lo has entendido". Creo que eso hace la diferencia.
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 01/25/2013 - 10:14
Cróatas, no sé si se esté refiriendo a mí con su comentario, pero valga la pena decir que precisamente la palabra ""ingenuidad"", no aparece. Mi punto, quiero aclarárselo, es que la gente no busca la gratificación inmediata tan a menudo como ud cree, y que tiene, casi siempre, una disposición positiva por el aprendizaje. No es sino ver que los últimos Best-Sellers (superando la autoayuda) han sido escritos de ciencia (Michio Kaku, Hawking, etc). La burla a la gente tipo "Jersey Shore", lo único que hace es trivializar a los seres humanos. Todos en nuestras vidas necesitamos tanto de superficialidad como de profundidad. Ser solamente superficial es tan nocivo como ser solamente profundo. Despertar la curiosidad debe ser el oficio del filosofo, no hastiarnos con regaños, como Vargas LLosa.
Opinión por:

unomas_conelminimo

Vie, 01/25/2013 - 09:17
Creo que los filósofos de hoy no son los filósofos de ayer, los filósofos de hoy más bien son los físicos cuánticos. Savater tiene más influencias de Nietzsche que de Voltaire. Además creo que propender por tener un claro sesgo españolista con El Manifiesto por la lengua común, es ir en contra de la autodeterminación de los vascos y los catalanes. Por últmo quiero llamar la atención sobre el embeleso de la diversidad, la diversidad no creo que tenga la misma definición para alguién nacido en Europa que alguien nacido en Suramerica o alguien nacido en Bogotá que otro nacido en Letícia.
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Vie, 01/25/2013 - 08:55
Dejé de leer a Savater cuando empezó a decir cosas que todo el mundo quiere escuchar. El último libro al que consagré algunas energías fue "Para la anarquía y otros enfrentamientos", texto brillante de 1977. Luego intenté con otros, pero comprobé que la fama impide decir cosas incómodas, si se quiere mantener cierta posición, aunque lo que se diga parezca muy irreverente. Me imagino que columnas como esta tienen como función cultivar los jueces de futuros premios literarios, tan del agrado de Savater.
Opinión por:

JAIMEBAL

Vie, 01/25/2013 - 08:41
Bueno no se puede negar que FS es un buen escritor y un brillante, que no profundo, filósofo. Sin embargo, a lo que dice CG que arriesga el pellejo "denunciando la barbarie humana", no me parece del todo cierto. No hace mucho FS defendió con argumentos más bien flojos la tauromaquia y afines. Eso de que como el animal no tiene conciencia no es sujeto de derechos, dígase trato responsable, me parece algo mostruoso. Ojalá el alabado autor y su panegirista leyeran a Andrés Candela sobre "la barbarie" taurina dirigida a Vargas Llosa.
Opinión por:

Pablo Cuartas

Vie, 01/25/2013 - 05:56
“Cuando las luces de la razón se apagan...” También sucede que a veces se prenden demasiado y encandilan. Resulta muy ingenuo seguir pensando que la Ilustración es una luz entre dos oscuridades: la del medioevo y la de la posmodernidad. Ingenuo y nostálgico y maniqueo...
Opinión por:

leinadsajor

Jue, 01/24/2013 - 23:43
Muchas flores para Savater, por completo inmerecidas. Burlarse del ignorante (rico o pobre), no es sino otro tipo de esnobismo. En lo que he vivido, sólo he encontrado mucha gente con deseos de descubrir, que es lo que me hace tener optimismo en el futuro. La ingenuidad es mal vista en estos tiempos, pero fue precisamente dicha ingenuidad la que llevó a que de un simple juguete, un prisma que dividió los colores de los rayos solares, naciera el siglo de las luces: "Tan sólo soy un niño que juega en la arena, mientras el océano de la verdad yace ante mí" Newton.
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Vie, 01/25/2013 - 08:56
Muy de acuerdo con leinad
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio