Publicidad
Aldo Cívico 29 Ene 2013 - 11:00 pm

Se busca liderazgo para la seguridad de Medellín

Aldo Cívico

¿Acaso usted no escuchó lo que dijo Hillary Clinton?, le contestó el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, a un periodista que se atrevió a preguntarle sobre la seguridad de la ciudad.

Por: Aldo Cívico
  • 367Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/se-busca-liderazgo-seguridad-de-medellin-columna-401826
    http://tinyurl.com/bx4xx3p
  • 0
insertar

La pregunta del periodista no estaba fuera de lugar. De hecho, aquella misma mañana un sicario había asesinado a un taxista, al parecer por asuntos de vacunas. Más bien fuera de lugar estuvo la respuesta del alcalde, así como la declaración del secretario de Gobierno, Jorge Mejía, quien admitió no conocer los detalles del sistema de extorsión contra los taxistas. Está bien que Hillary Clinton no sepa de eso, ¿pero el alcalde y el secretario de Gobierno?

Además de uno de seguridad, Medellín tiene hoy un problema de liderazgo. Y el segundo es más grave, dado que para afrontar temas de seguridad el liderazgo es un elemento imprescindible. En cambio, el alcalde se hace el avestruz: prefiere tener la cabeza bajo tierra, y le molesta cada vez que alguien se la saca y le recuerda que hay barrios donde la gente en la madrugada despierta de una pesadilla para empezar a vivir otra.

Por supuesto, el alcalde tiene razón cuando celebra los muchos avances de Medellín. Es una realidad que en Medellín hoy hay más esperanza que miedo, y creo que Medellín quedará como la ciudad más innovadora, y no sólo por los parques bibliotecas, sino por el carácter de su gente; por ese impulso paisa de superarse a sí mismos en un movimiento perpetuo hacia el cambio —a veces a cualquier costo, aliándose con el diablo como lo hizo el Fausto ebrio por las promesas de la modernidad—.

Medellín necesita hoy un liderazgo con visión para convertir la ciudad cada vez más en un espacio de intercambios, no sólo económicos, sino también de palabras, historias, recuerdos, sueños, donde el pobre al igual que el rico, y el artista al igual que el empresario, tengan la oportunidad de volver realidad sus deseos, para que, al finalizar la vida, no queden como un mero recuerdo: una ilusión convertida en desilusión.

Medellín necesita hoy un liderazgo con el coraje de fijar su mirada en el abismo, representado no solamente por los homicidios (que han disminuido), sino también por las vacunas a conductores de taxis, buses, y a dueños de tiendas; el reclutamiento de menores por parte de combos; las mortales fronteras invisibles; la consecuente deserción escolar; la desaparición forzada; el desplazamiento intraurbano; el microtráfico; la vergonzosa desigualdad social de una ciudad tan rica; y el lavado de dinero que alimenta la construcción de hoteles y de centros comerciales.

Que un alcalde admita que, a pesar de los avances, Medellín enfrenta hoy una crisis de seguridad no es desfigurar la ciudad. Por el contrario, es un acto de verdad y como tal un acto de amor. Es el primer acto necesario para romper con el pasado, y seguir avanzando con innovación; es educar a los ciudadanos en la corresponsabilidad. De hecho, si el primer ciudadano elige la negación, ¿por qué un ciudadano común y corriente tendría que denunciar los atropellos que sufre?

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 9
  • Enviar
  • Imprimir
9
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

opinadorbog

Jue, 01/31/2013 - 00:33
Es que una ciudad que tiene 57 muertos al año por cada 100.000 habitantes está bastante grave... Es la segunda peor en Colombia, únicamente superada por una Santiago de Cali, que pareciera en manos de algún demonio del Ragnarok nórdico, donde pareciera que salir a la calle es casi tan peligroso como vivir en una zona de guerra... Medellín tiene muchas ventajas, pero creerse el cuentico que porque la Clinton dijo o dejó de decir y porque nominaron a la Ciudad al olimpo de la innovación entonces todos los problemas desaparecen como por arte de magia es bastante ingenuo, tonto, ignorante, irreal... Que lástima que parece que esos mismos adjetivos describen a su actual alcalde...
Opinión por:

sincorruptos

Mie, 01/30/2013 - 12:29
Que desarrollo podra haber en una sociedad 70% pobre.
Opinión por:

Nauncicap

Mie, 01/30/2013 - 11:53
El alcalde de Medellín, es una LAGARTO al que no le duele para nada la ciudad, comenzando que lo de ciudad innovadora es un logro de Alonso Salazar y nadie lo ha nombrado. Y en medellín si estamos con miedo a todas horas, xq nos rodea la delincuencia organizada, que esta por ecima de éste pedazo de M.. de alcalde, que no se preocupa por la miseria hambrienta y degradada, en que estan en la mayoria de personas en las comunas, más pobres de mi ciudad
Opinión por:

elespectado

Mie, 01/30/2013 - 11:46
Comparto los conceptos del columnista. La soberbia no es buena consejera; mucho menos en los gobernantes.
Opinión por:

xirin

Mie, 01/30/2013 - 11:43
Mi hija salió de su trabajo, aproximadamente a las 7 de la noche. Acto seguido, un atracador, puñal en mano, la intimida para que le entregue su celular. Es una verdadera lástima que doña Hillary Clinton no se hubiera enterado de este caso, pero si pude apreciar la incomodidad del alcalde de Medellín cuando fue requerido por la prensa. Esta conducta es típica del colombiano: que los demás, cuando llegan de visita, vean todo en órden: nos gusta tapar para que no nos vean el reblujo.; o los niños sucios y mugrosos, deben desaparecer, al menos mientras dure la visita, tal cual.
Opinión por:

c.gram

Mie, 01/30/2013 - 09:14
Pareece ser que a Animal Gaviria no le importan sus conciudadanos y eso lo demuestra con ese atraco de impuestro predial que va a frenar el desarrollo integral de la ciudad y al respecto no ha dicho nada. Es hora de dar la cara ahora que bajó el estrés con con la medida de desaseguramiento de papá paraco.
Opinión por:

chococruz

Mie, 01/30/2013 - 07:22
Es el comun denominador de nuestros dirigentes politicos a nuestra cruda realidad, en que ciudad se incentiva el deporte, no solo hablo de futbol sino de todos los otros deportes que pueden ser recursos para atacar y atajar la violencia y las pandillas, imaginemonos que en cualquier ciudad se determine hacer torneos permanentes en los diferentes parques públicos, con premios en plata, donde se desarrrollen torneos de ping-pong, voleyball, basketball, balonmano, futbolito, badminton, ajedrez, parques, etc, etc, para así convocar a todos los jovenes y con premios en metalico irlos introduciendo al deporte en este caso que igual se puede replicar con la pintura, las letras, escultura y miles de actividades que impidan el ocio dañino.
Opinión por:

eradelhielo

Mie, 01/30/2013 - 04:08
Ridícula la respuesta del alcalde,acaso Hillary Clinton vive en Medellín y le toca enfrentar las balaceras y las bandas que se han apoderado de Medellín?
Opinión por:

Oiganpues

Mar, 01/29/2013 - 23:53
Es innegable que el concreto es un factor de cambio, al menos de la percepción que tiene el ciudadano, es plata sólida y pisable. Pero lo más importante de todo es la atención generalizada que se les está brindando a los sectores vulnerables por medio de programas sociales y culturales. Yo espero que sea la ciudad la que se ha vuelto más organizada y sistemática, no el crimen.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio