Por: Luis I. Sandoval M

Semana por la paz

La Semana por la paz ha tenido lugar durante 26 años consecutivos.

Se realiza invariablemente en la segunda semana de septiembre, este año del 8 al 15. Cada año Semana adopta un lema o idea central tomando en cuenta la coyuntura en que se celebra. “La paz es vida: pactemos paz, construyamos convivencia” es el lema en 2013. Se trata de apoyar los diálogos de paz en curso entre el Gobierno y las Farc-Ep, demandar el pronto inicio de diálogos con el ELN, exigir la reparación integral de las víctimas y resaltar el papel activo que le corresponde a la sociedad en todo el proceso. 

Semana por la paz nació en el seno del Programa por la Paz de la Compañía de Jesús y cuando surge Redepaz en 1993 se le pide asumir la tarea, lo  cual hace junto con el Secretariado de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Católica. La idea inicial y original de la Semana por la paz fue la de mantener viva en el seno de la sociedad colombiana la idea de solución política al conflicto armado interno e incentivar la construcción de paz por parte de la sociedad desde los municipios y regiones. 

La realización de Semana este año encuentra una compleja situación en la que se mezclan los diálogos de paz con un movimiento insurgente (las Farc) en La Habana, la búsqueda de condiciones para iniciar diálogos con el otro movimiento (el ELN), entre ellas la liberación del profesional canadiense en su poder, ya efectuada, el comienzo de la campaña política para elegir Congreso y Presidente de la República, respectivamente en marzo y mayo de 2014 (primera vuelta), la ocurrencia de sobresaltos en la Mesa de diálogo y fuera de ella por anuncios o decisiones unilaterales de las partes, el impacto negativo de las acciones de guerra en la opinión y, sobre todo, la explosión de un sinnúmero de protestas sociales originadas especialmente en el mundo rural. 

Semana por la paz, como es usual, se convoca por un grupo diverso de actores que en esta ocasión son cerca de 50 instituciones, organizaciones, movimientos, universidades, ONGS y redes que expresan una amplia pluralidad religiosa, social, étnica, cultural, económica y política. Este riquísimo conjunto de expresiones ciudadanas ha adelantado un largo diálogo a través de reuniones, contactos e intercambios, en Bogotá y en las principales regiones y ciudades del país, para establecer los términos y la forma práctica en que las actividades de Semana entrarán a pesar en el pulso entre guerra y paz actualmente en curso. 

Las actividades de Semana tienen en esta ocasión un énfasis especial en las regiones de Colombia. Cada día desde el lunes 9 hasta el sábado 14 de septiembre estará dedicado a una región particular en el entendido de que la paz tiene un contenido nacional pero una construcción regional y que para ello es preciso tomar en cuenta las características de cada espacio territorial. 

El viernes 13 se realizará a las 12 del día una gran acción de impacto nacional en todas las poblaciones y ciudades para decir sí a la paz, sí a la vida digna, sí a los acuerdos, sí a la terminación del conflicto. Esta acción colectiva en todo tipo de espacios públicos contará con el acompañamiento de los medios masivos y comunitarios de comunicación. Igualmente habrá campanas, pitos, banderas, pañuelos, confetis, y demás formas de expresión y movilización que la ciudadanía estime pertinentes para apoyar la paz política.

Semana por la paz 2013 está diseñada para ampliar el consenso y consolidar la voluntad nacional de paz.   

lucho_sando@yahoo.es  

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis I. Sandoval M