Publicidad
Santiago Gamboa 16 Nov 2012 - 10:12 pm

Seres mitológicos

Santiago Gamboa

Uno de los aspectos más curiosos e irrepetibles del fenómeno literario del Boom, del que ahora se celebran 50 años (aunque para mí se inició en 1958, con La región más transparente de Fuentes), fue el inmenso poder que acumularon sobre todo tres de sus miembros: Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa y el desaparecido Carlos Fuentes.

Por: Santiago Gamboa
  • 100Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/seres-mitologicos-columna-387504
    http://tinyurl.com/mhm7l9u
  • 0
insertar

Un poder que iba más allá del dominio propio de la literatura y se extendía a la política y, en general, a cualquier aspecto de la vida nacional en sus patrias e incluso en terceros países, convirtiéndose cada uno en una especie de pequeño Estado ambulante: un Estado de un hombre solo y millones de lectores. Lo dijo García Márquez en la celebración de sus ochenta años: “Si los lectores de Cien años de soledad fueran un país, éste sería uno de los diez más poblados del mundo”.

Algo parecido (probablemente con menos habitantes) podrían decir o haber dicho Vargas Llosa y Fuentes, lo mismo que Octavio Paz y Pablo Neruda, considerados estos últimos fuera del Boom por ser poetas y de una generación anterior, pero que también fueron muy influyentes en áreas ajenas a lo cultural, recibidos y tratados en todas partes como jefes de Estado.

Dejando de lado su inmenso talento (todos, con excepción de Fuentes, obtuvieron el Nobel), es interesante constatar que, en el fondo, no fueron ellos quienes se otorgaron ese rol de líderes, sino la propia sociedad quien se lo dio. Ser escuchados de ese modo tan atento, requeridos con avidez sobre tantos temas, más el hecho de ser constantemente convocados a los salones de más prestigio y poder del mundo, los fue transformando en personajes legendarios, casi sobrehumanos y, siguiendo el canon de su generación, exclusivamente masculinos (sus esposas fueron más famosas que muchas escritoras).

Esa imagen de héroe épico llevó a Vargas Llosa a considerar que debía ser presidente para salvar a su país, y Fuentes y Paz tuvieron desde jóvenes mucho más poder que cualquier senador vitalicio mexicano. Un rol que, en esos mismos años, era raro encontrar en autores de otras regiones. Ni siquiera en intelectuales influyentes como Sartre o Malraux, y eso que Francia es una sociedad que suele entronizar a sus artistas. Diría incluso que García Márquez, en la época de Mitterrand, tenía más poder en París que cualquier intelectual francés, y lo mismo en la España de Felipe González.

Pero el Boom traía la luz que América Latina había proyectado al mundo en los años sesenta. La Revolución cubana y la lucha contra las dictaduras sedujeron al socialismo europeo, le dieron un sentido a la vez de utopía y urgencia que aceleró su sangre. Fue por América Latina que la izquierda mundial incorporó el antiimperialismo versus Estados Unidos como uno de sus principios. Y en medio de todo eso estaban ellos, con sus libros geniales.

Hoy las cosas han cambiado y esta figura, la del intelectual-héroe, no volvió a repetirse después del Boom. Ningún país de la región volvió a darle un rol semejante a un escritor y esto me parece bueno, pues quiere decir que las sociedades latinoamericanas, globalmente, se han hecho más modernas, sólidas y democráticas, y por lo tanto ya no necesitan engendrar seres mitológicos para que las representen y les indiquen el camino.

  • Santiago Gamboa | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Pronóstico del clima para este 2 de octubre
  • Capturan a 33 militares por muerte de campesino en Cauca
  • Uribe arremetió contra ministro Cristo por los 'narcocheques' del proceso 8.000

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
8
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

JMig

Sab, 12/15/2012 - 12:09
Tengo un desacuerdo. No podemos afirmar que por no entronizar a un intelectual se esté negando esa posibilidad a otro individuo. En Venezuela, Nicaragua y talvez Ecuador ya asistimos a lamentables cultos a un personaje. Lo triste es que no hay sustento intelectual categórico para darle soporte a ese liderazgo. Pienso que estamos presenciando un resurgimiento de las demagogias y una recrudescencia de la religiosidad vacua como contrapeso.
Opinión por:

Anticlientelistascorruptos

Sab, 11/17/2012 - 13:09
Gabo es un excelente cronista, tiene un par de novelas destacadas por imaginativas y varios bodrios. Para mi gusto personal, la narrativa de Vargas Llosa es más coherente, prolífica y aterrizada. Además el peruano no ha nacesitado recurrir a recursos comerciales como títulos efectistas.
Opinión por:

cofrade

Sab, 11/17/2012 - 08:40
Interesante silogismo el que ha pretendido hacer el columnista-escritor. Como ya no hay nuevos grandes e influyentes escritores, es que la sociedad no los necesita. Será que hasta ahora los "nuevos" no han sabido llegar a los lectores jóvenes ?
Opinión por:

NTCGRA

Sab, 11/17/2012 - 08:19
Excelentes miradas y reflexiones sobre estos grandes personajes del boom y sobre la época. En cuanto a lo de sus esposas y las escritoras, sugerimos ver el texto "Boom, boom, boom, un asunto masculino" de Consuelo Triviño, en: http://ntc-narrativa.blogspot.com/2012_11_08_archive.html . Allí mediante enlace incluimos esta columna y otros textos sobre el BOOM.
Opinión por:

leftright

Sab, 11/17/2012 - 08:14
La mamerta de Santi le dan una puta columna para que hable de literatura,pero el figurin le mete siempre su propaganda comunista,habla de la influencia de un solo imperio ,pero de su imperio sovietico o chino no habla un culo,habla de modernismo,cuando eso es de siglos pasados,habla de democracias de suramerica como si fuera ideologia,y todas f torpedeadas por el castrochavismo,hoy casi un imperio,y todas un remedo.
Opinión por:

Boyancio

Sab, 11/17/2012 - 04:29
No sé de qué victoria habla este nene; si hacemos parte de una sociedad con privilegios todavía incrustados...vervigracia: en la Procuraduría, cómo es posible que no se ocupen sus cargos por méritos y los parlamentarios estén por el billete namá, la mayoría absoluta mas uno. Y que la mayoría de la majá no puede leer literatura ni na. Y ese tema del boom boom boom, ya me sabe a caramelo de yuca...¡desabrido de tiempo!
Opinión por:

Sariato

Sab, 11/17/2012 - 03:12
Que equivocado esta usted Sr. Santiago. Hoy la guerra fría esta mas viva que nunca en Latinoamérica y el resto del mundo. Se ve que esta usted des informado y desactualizado. Mas de un siglo de corrupción en Latinoamérica para favorecer a los norteamericanos. La riqueza de EEUU se debe a la pobreza en Latinoamérica decía Benedetti. No parece que Colombia sea solida,moderna y democrática,con lo que se ha vivido en las ultimas décadas
Opinión por:

solesporventanilla

Sab, 11/17/2012 - 01:56
-En hora buena por "Latinoamérica", “mientras tanto”, un país llamado narcombia, experimenta una racionalización de la barbarie.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio