Publicidad
Julio César Londoño 11 Ene 2013 - 11:00 pm

'La serpiente sin ojos'

Julio César Londoño

Estoy seguro de que hace 15 años, cuando William Ospina descubrió los cien mil versos de Juan de Castellanos sobre la Conquista de América, no imaginó nunca que esa lectura lo obsesionaría hasta el punto de sentarlo a escribir un tríptico de más de mil páginas en prosa sobre el mismo tema.

Por: Julio César Londoño
  • 115Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/serpiente-sin-ojos-columna-396203
    http://tinyurl.com/crzamqx
  • 0

Pero antes leyó los tres gruesos tomos de Castellanos, todos los cronistas de la Conquista, cuatro anaqueles del Archivo General de Indias de Sevilla y las góndolas pertinentes de la Biblioteca Nacional; recorrió Latinoamérica de arriba abajo siete veces, navegó por el Coca y el Amazonas y finalmente lo supo todo: las genealogías de los conquistadores, sus rutas, odios, miedos y ambiciones, la política de la Corona, las genealogías de los caciques, los nombres precolombinos de las frutas, los animales y las cosas.

Sólo entonces escribió Ursúa (2005), la primera novela del tríptico, la que cuenta la vida de Ursúa en “… mares de perlas y flechas con la muerte pintada de azul en la punta, muchachas bellísimas que se alimentaban de piojos, ranas más venenosas que diez mil indios y muchedumbres guerreras más silenciosas que la niebla y legiones de cristianos avanzando con el credo en los labios entre aldeas de brujos y selvas mortales”.

Esta primera plana le valió el Premio Rómulo Gallegos, el mismo que han ganado Gabo y Vargas Llosa, entre otros fulanos, aunque no faltaron los maledicentes que afirmaron, cual sabandijas españolas, que el premio estaba manchado de intrigas palaciegas y consideraciones políticas.

En el 2008 publicó un libro que narraba la expedición de Orellana por el Amazonas en busca de un bosque mucho más valioso que el oro, El país de la canela. En las últimas páginas, se empieza a sentir la potencia de la entidad que le dará nombre a la tercera novela. Es un pasaje donde el narrador, el mismo narrador embozado de todo el tríptico, se queda horas mirando las aguas del Amazonas, ese animal de limo y siglos, “ese río hecho de ríos, preguntándome cuántos secretos de mundos que no podía imaginar iban disolviéndose en una sola cosa, ciega y eterna, que resbalaba sin saber a dónde, llevándonos también en su ceguera a la disolución y el olvido”.

Pero el barco de Orellana, buscando utopías Amazonas abajo, es un juego de niños comparado con el objetivo de Ursúa en La serpiente sin ojos (2012): la navegación del río y el descubrimiento y conquista de toda la selva... para ponerla a los pies de Inés de Atienza, una viuda espléndida, sobrina de Atahualpa, una mestiza cuyo rostro tenía algo de la intensidad de los moros pero también la distancia indescifrable de los rostros indios, con esos ojos grandes y la risa llena de promesas y el cuerpo lleno de secretos.

En cada página hay rastros de la influencia de Castellanos. Y de Borges, el ubicuo: “Yo nunca había narrado completa esa experiencia porque me resistía a recordar las minucias de un viejo miserable, pero aquel hombre oyendo modificó para mí esos viejos hechos y comprendí que narrarlos me confería cierto poder sobre ellos”.

Y rastros de Gabo: “Ursúa le habló de la devoción de aquella india hermosa que lo rezaba al emprender sus campañas, que ponía ranas secas en sus alforjas, que perfumaba su lecho con hojas silvestres y que sabía amar como las ardillas y las salamandras”.

Y el rastro de Homero, cuando un español recita los nombres de todos los caballos que la expedición de Ursúa tuvo que abandonar un día en medio de la selva.

Y el estilo de Ospina, por supuesto, de su prosa tersa, barroca, tercamente anacrónica, a la medida del asunto; y su cerebro tan europeo y su corazón tan indio, la combinación precisa para contarnos bien, por fin, la primicia de ese suceso tremendo y moderno, la Conquista de América.

  • 31
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Hallan cuerpo de menor que cayó al río Cauca mientras elevaba cometa
  • Santiago Giraldo, primer colombiano preclasificado a un Grand Slam
  • OMS confirma que ya hubo 1.350 muertes por el ébola

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Murió el actor Robin Williams
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
31
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 01/15/2013 - 06:55
Estas discutidas en público sobre escritores, me hace arrecordar a la pelea de las dos comadres en Lorica, que nos narró el viejo David Sánchez. Aunque ese estilo empalagoso de Ospina no me agrada para nada, me quedo con´algunos de sus puntos de vista como opinador; pero, del que copia temas para agradar a las ratas que delinquen a lo bien sabroso, nada que ver. De los logios mutuos está hecho el babellón de los Rosales...¿y las puyas qué? es menester bañarse en el agua honda?
Opinión por:

bienpensada

Mie, 01/16/2013 - 18:42
De tu párrafo deduzco porque te parece empalagoso lo de Ospina. Y te entiendo...No lo leas, que hay para todos.
Opinión por:

El deseo

Dom, 01/13/2013 - 09:23
"La envidia es aquel sentimiento o estado mental en el cual existe dolor o desdicha por no poseer uno mismo lo que tiene el otro" Wiquipedia
Opinión por:

El deseo

Dom, 01/13/2013 - 09:18
Hay algunos comentarios que me hace sentir en la cárcel de la picota. Hay algunos críticos que parecen mas correctores de estilo y hay unos correctores de estilo que parecen bacteriólogas...
Opinión por:

sarcasmo1

Sab, 01/12/2013 - 21:06
Hay señor columnista Londoño, se le fue la mano, no sólo con William Ospina sino con Gabriel García Márquez, Vargas Llosa y demás premiados, por cierto a usted aún no lo han premiado pero yo si creo que en este momento ya se merece uno, por esta columna, Ser el mejor exponente de monstruosa envidia de los que se juran literatos y sólo alcanzan a palanquearse una columna lamiendo suelas de directores de periódicos, haciéndoles la tarea desinformativa de cada día.
Opinión por:

Gamaussa

Sab, 01/12/2013 - 20:21
Usted, Señor Londoño, un perfecto ignaro llama a García Márquez "un fulano". Como tantos otros, no atisban ni a sus tobillos en cuanto a escritura se refiere. Pero para no ser peyorativo con Usted, creo que su admirado, como se llama? ah! si, william ospina (en minúsculas), admirador de los depredadores provenientes de la madre patria (también en minúsculas), hubiera escrito mejor "legiones de cristianos avanzando con el credo en la punta de sus espadas y lanzas entre aldeas de brujos y selvas mortales"...
Opinión por:

Ar mareo

Dom, 01/13/2013 - 00:37
A mi me parecio un sarcasmo cuando se refirio a GM. Y con relacion a WO, solo alguien q no lo ha leido lo llamaria admirador de la madre patria, muy por el contrario
Opinión por:

ENROQUE1

Sab, 01/12/2013 - 17:37
Apuesta: Cual de las tres obras se leyo Londono antes de escribir la columna? Mi sensacion: NINGUNA... Sera que lo confiesa?
Opinión por:

ENROQUE1

Sab, 01/12/2013 - 17:32
No hay derecho que tengan una columna de opinion y, ni siquiera en este caso de publicidad cruzada, efectuen la minima investigacion. El pais de la canela fue la obra que lo hizo acreedor al Romulo Gallegos...
Opinión por:

Ocossa

Sab, 01/12/2013 - 16:55
La prosa de OSPINA ES EMPALAGOSA POR LO RIMBOMBAMTE Y ADJETIVADA. y SI, LO PREMIARON POR SUS VENIAS A CHÁVEZ.
Opinión por:

miguelucho179

Sab, 01/12/2013 - 11:34
Sr. Julio Cesar: Me temo que el libro con que William Ospina gano el Romulo Gallegos en el 2009 fue El Pais de la Canela y no Ursua.
Opinión por:

Loco R€_Çuerdo

Sab, 01/12/2013 - 11:30
Ni Seba-sebas necesita que lo defiendan,tampoco soy abogado de oficio del joven de marros, perdón de marras,también él ha tenido yerros que en su momento se le enrostraron..Activo defensor del idioma, un verdadero catón.Pero claro que necesitamos que a los "calumnistas" les caigan con el rejo,si por eso les pagan y de paso podemos aprender así tendrán que ser más cuidadosos en sus escritos. Post Scriptum: Por suerte ya dejó el " tonito " , la sobradez , lo " canchero " quizá era lo que levantaba roncha entre las personas que se oponen a las opiniones del mozalbete palmirano.(Sin güevonadas el tipo tiene lo suyo , algo , mucho o poco ,pero sabe.)
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Sab, 01/12/2013 - 11:25
Interesante columna. Me desinteresé por la prosa de Ospina con las primeras 50 páginas de Ursúa, donde, básicamente, no pasa nada. No volví a leerlo hasta ese precioso líbelo que escribió un domingo del año pasado en defensa del doctor L.C. Restrepo. Pero después de esto me han entrado deseos de leer la trilogía completa.
Opinión por:

andresgottardi

Sab, 01/12/2013 - 10:48
¿Qué pensará Alejandro Gaviria?
Opinión por:

Ar mareo

Dom, 01/13/2013 - 00:44
creo q el ensayo se llamaba "los nuevos centros de la esfera"
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Sab, 01/12/2013 - 11:29
Buena pregunta. Imagino que respondería, como alguna vez respondió en El Malpensante a propósito de La Cuadratura del Círculo, ensayo de Ospina ganador del premio Casa de las Américas, que lo de Ospina es un romanticismo anacrónico y todo lo que dice es ficción.
Opinión por:

jakemate

Sab, 01/12/2013 - 10:06
Solo falta ahora que un realizador de cine colombiano se sumerja a bucear en ese amazonas infinito de las crónicas de la Conquista, y que nos dé visiones y versiones de lo que Ospina ha resumido en su trilogía. Hay como antecedente la ojeada breve que sobre Ursúa hace Werner Herzog en "Aguirre, la ira de Dios", con Klaus Kinsky en el magistral papel de Lope de Aguirre, quien anduvo con sus "marañones" en las selvas de lo que hoy es Colombia.
Opinión por:

samueld

Sab, 01/12/2013 - 08:39
Una cosa es Ospina escritor y otra Ospina pensando sobre política. Porque escribiendo de política, Ospina sólo es un lacayo y un cortesano de Chávez y del chavismo más anacrónico. Ojalá como escritor sea otra cosa.
Opinión por:

chiqueomocha

Sab, 01/12/2013 - 11:10
Eso depende del ojo con que se mire porque existen lacayos de lacayos. Y al parecer el servilismo alcanza para todos. Existe quien, y usted puede ser testigo, que mientras se ahoga en él cree, que todos están en la misma condición.
Opinión por:

El deseo

Sab, 01/12/2013 - 07:23
Don Sebastían: le recomiendo un sicoanalista pues " la envidia es un veneno mortal, sin antídoto conocido, que mata lentamente al envidioso" Y vaya rápido porque su caso es grave.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 01/12/2013 - 11:40
Revise lo que escribió porque cometió no menos de cuatro yerros en dos renglones y tercio. En cuanto a la "envidia", ¿envidia de qué? Revise otra vez ('rerevise', re-re).
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 01/12/2013 - 00:47
(1) Hace menos de un año, Wílliam (así debe escribirse, con tilde, o 'Wilian' y aun 'Willian') Ospina escribió una 'lamberica' y superficial columna, además llena de errores, sobre un libro que publicó Julio César Londoño; ahora, este le devuelve las alabanzas, aunque, hay que reconocerlo, la columna de Julio César procura alguna profundidad y trata mejor la temática del tríptico que la mala columna de Wílliam, pura palabrería; es decir, se trata de dos escritores-periodistas que han formado una clandestina pareja de elogios mutuos. (2) El título de la columna tiene el primer yerro, entre muchos (no comento ninguno de los cuarenta y cuatro renglones de la columna). Y marros más.
Opinión por:

Lalo Cura

Sab, 01/12/2013 - 12:17
Mire, reconozco que mi comentario fue de mal gusto y además injusto, por cuanto usted le dedica sólo (por hacer uso de sus mismos métodos) aproximadamente tres o cuatro líneas de nueve a comentar los errores ortrográficos del columnista Ahora, en lo que se refiere a su comentario "de fondo", me permito disentir. Usted prácticamente no se refiere al contenido de la columna, sino a un supuesto intercambio de favores entre los dos escritores. (Por cierto: suponga que en lugar de JCL y WO los escritores que se procuraran elogios mutuos fueran Gabo y Vargas Llosa y ahora dígame si el intercambio de elogios afectaría en algo la calidad de las obras elogiadas). El objetivo de su comentario es por lo tanto desprestigiar a las personas, y no criticar o valorar los escritos en cuestión. Viéndolo bien, el forópata es usted.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 01/12/2013 - 11:34
Lalo Cura: Su "opinión" evidencia (confiesa) que es uno de los 'forópatas' consabidos, además de aprehender mal, pésimamente lo que lee (acaso hizo curso de lectura rápida, donde importa la cantidad de lo que se lee, no lo que se sustancia y asimila). Si repasa mi opinión, acaso note que esta vez fui esencialmente crítico de fondo, no de forma (y tenga en cuenta que no existe el fondo sin la forma, ¿entiende?). En cuanto al pasatiempo que también confiesa, quédese solo, como Onán, porque eso no se le criticará, es cosa suya, 'autosuya'.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 01/12/2013 - 11:21
Karissa: No he leído ni leeré esa novela porque Víctor Hugo, un amigo que la leyó, me dijo que la había terminado por el tris de masoquismo que padecía.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 01/12/2013 - 11:16
Requeñeque: En los foros, lo esencial son los hechos y las opiniones sustentadas que se aporten, esto es, la crítica. ¿Tiene algo que aportar?
Opinión por:

Lalo Cura

Sab, 01/12/2013 - 08:52
Pueril y estéril actividad esa de contar los"yerros y los marros" en los escritos ajenos, como si no hubiera nada más que comentar. Mejor hágase la paja, que eso al menos es divertido...
Opinión por:

karissa

Sab, 01/12/2013 - 07:11
¿Y qué tal su novela 'En Busca de Bolívar? lo peor que he leído SF.
Opinión por:

Requeñeque

Sab, 01/12/2013 - 07:00
envidia... jeje
Opinión por:

Requeñeque

Sab, 01/12/2013 - 06:59
Se revuelca usted en la envídia como si miles de hormigas lo picaran...
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 01/12/2013 - 04:51
Ah, eso sí, me alegra que me hayan dicho que dejó de acosar sexualmente a las lindas palmiranas.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio