Por: Hernán Peláez Restrepo

Sin dudas...

A punta de buenos resultados, Nacional es el mejor equipo del momento. No solamente por sumar 16 puntos en seis partidos, sino porque de a poco va convenciendo a quienes nos afiliamos al fútbol bien jugado, porque el lirismo ya no existe sin ser prácticos.

Aquellos técnicos de antes, y algunos que aún sobreviven, disponen de un discurso bien hilvanado para explicar el juego mismo. Otros que están preparados en ese campo caen en la tentación de adjudicar a los árbitros las razones de las derrotas o buscar excusas en el terreno y su estado.

Este ha sido un campeonato fraccionado, porque hay equipos como Tolima que apenas jugaron cinco, otros siete, varios ocho, en fin... algún día la Dimayor ofrecerá una tabla homogénea. Pero lo importante es que ya nadie se preocupa por los altos salarios que paga Nacional, ni el técnico Osorio dejó de enviar papelitos con instrucciones en pleno partido, dando a entender que sus jugadores ya memorizaron el libreto de comportamiento. Ya nadie se mortifica con la presencia del aparatoso Alexis Henríquez. Es probable que la imagen de Macnelly Torres ya sea historia y en cambio Sherman Cárdenas es quien se responsabiliza de hacer conexión con los delanteros. Todo esto debido a los resultados; es casi seguro que su afición, sobre todo la más joven, vaya arropando al equipo ganador por eso, por ser ganador.

El caso de Dayro Moreno es otro que bien merece un reconocimiento, porque después de varias vueltas por Brasil, Rumania y México sin lograr consolidarse, encontró en Millos un buen momento. En Caldas y Júnior siempre tuvo velocidad por la zona derecha y fue centro de críticas por supuesta vida disipada. Ahora es goleador y, como todos ellos, disfruta de rachas, siendo esta importante porque lleva a Millonarios a estar arriba. Espero que le dure, como también Santa Fe confía en la duración de Ómar Pérez, porque al argentino parece molestarle el trajín de domingo, miércoles, domingo.

Curiosamente, y ad portas de la clasificación, la selección dispone de delanteros en rendimiento, encabezados por Jackson Martínez y quizás Muriel, porque Teo Gutiérrez en la caída de River ante San Lorenzo mostró estar lejos de ritmo. Ojalá la lesión de Falcao le permita estar el viernes ante Ecuador, así el esguince de tobillo requiera varios días de reposo. De pronto es mejor esperar en su caso y serían Jackson y otro los delanteros para ir separando tiquetes para Brasil.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo