Mauricio García Villegas 9 Mar 2012 - 11:00 pm

¿Para qué sirven los condenados?

Mauricio García Villegas

En 1757, en Francia, un tal Damiens fue capturado luego de haber intentado matar a Luis XV.

Por: Mauricio García Villegas
  • 66Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/sirven-los-condenados-columna-331527
    http://www.elespectador.com/opinion/sirven-los-condenados-columna-331527
  • 0
insertar

La sentencia que se le impuso (según aparece en Vigilar y castigar, de Michel Foucault) decía lo siguiente: el reo “debe ser llevado y conducido en una carreta, desnudo, en camisa y con un hacha de cera encendida, a la plaza de Grève, y sobre un cadalso, deben serle atenaceadas las tetillas, brazos, muslos y pantorrillas y su mano derecha quemada con fuego de azufre y sobre las partes atenaceadas se le verterá plomo derretido, aceite hirviendo, pez resina ardiente, cera y azufre fundidos juntamente y a continuación, su cuerpo será estirado y desmembrado por cuatro caballos y sus miembros y tronco consumidos en el fuego, reducidos a cenizas y sus cenizas arrojadas al viento”.

Esta forma espantosa de matar a los delincuentes tenía, por supuesto, el propósito de castigar; pero más importante que eso, cumplía con la función de identificar a los enemigos de la sociedad y de teatralizar la victoria del bien contra el mal; un mal encarnado en esos enemigos delincuentes. Así se llevaba a cabo una especie de ceremonia de sanación colectiva que le daba cohesión al cuerpo social.

Esta manera de castigar fue abolida en el siglo XVIII con la llamada humanización del derecho penal. Se dejó entonces de castigar el cuerpo y se empezó a castigar la libertad (el alma) encerrando a los delincuentes en las prisiones. Se supone entonces que la ceremonia del castigo se acabó y que las cárceles se convirtieron en sitios de resocialización de los delincuentes.

Pero nada de eso ocurre hoy: el espectáculo del castigo no ha terminado (ni qué decir de la función resocializadora de la cárcel); sólo han cambiado la forma y los actores que participan en ese espectáculo. La plaza pública se ha trasladado a la prensa y a los noticieros de televisión, los reyes han sido reemplazados por los jueces mediáticos y el cuerpo del condenado por la exhibición pública de su vida privada.

En la lucha contra al crimen sigue habiendo una ambigüedad inevitable: la sociedad rechaza a los criminales (sin duda), pero también necesita de ellos para definir, a través de ese rechazo, sus fronteras morales y, por esa vía, fortalecer su identidad colectiva. La sociedad odia a los delincuentes, pero necesita de ellos.

En ningún delito es tan evidente esa ambigüedad como en el narcotráfico. El fracaso de la lucha contra las drogas es tan evidente que plantea serias dudas sobre la intención de los gobernantes de acabar con ese delito. Más bien pareciera que quieren reproducirlo; alimentar al enemigo en lugar de matarlo.

Escribo todo esto después de leer la noticia sobre la publicación, esta semana, del informe sobre drogas ilícitas del Departamento de Estado de los Estados Unidos. Allí se concluye que el 95% de la cocaína que ingresa a ese país proviene de Colombia y que, a pesar de todos los esfuerzos hechos, dicen ellos, “no se puede cantar victoria”. Sin eufemismos, eso significa que los mismos promotores de la lucha contra el narcotráfico reconocen que su política es un fracaso.

Nada de esto sería un escándalo si no fuera porque, además de no servir para acabar con el narcotráfico, la rentabilidad simbólica de la lucha contra las drogas (la cohesión del cuerpo social) es cada vez menor. El espectáculo de la guerra contra los ‘narcos’, en un país como Colombia, no sólo reproduce esa guerra, sino que, como si eso fuera poco, destruye los lazos sociales y confunde moralmente a mucha gente; que es justo lo contrario de lo que Nixon y los conservadores de los años 60, en los Estados Unidos, buscaban cuando decidieron satanizar a los consumidores de marihuana.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 19
  • Enviar
  • Imprimir
19
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

suesse

Sab, 03/10/2012 - 22:31
La ambigüedad es obvia frente a un negocio que sostiene al moribundo, zombie sistemucho dizque económico que sufrimos aún. Si se tratara de algo que no fuera rentable para tantos, la forma de atacar el problema seguro que sería el producto de las mejores mentes y criminólogos de este planeta. Pero como aceita de todo, desde los ánimos y desánimos de los corredores en Wall Street (según Inside Job) hasta bancos, productores y comerciantes de armas, políticos, contrabando, etc,etc...a quien le interesa que haya gente dispuesta a meterse en el negocio para sostenerlo?
Opinión por:

sabueso

Sab, 03/10/2012 - 19:52
es igual que las farc y todos esos fenomemenos bandoleros que reinvindican su salvacion del p-ais delinquiendo comprando o amenazando al estado
Opinión por:

sabueso

Sab, 03/10/2012 - 19:50
la prohibiciòn solo crea mafias ilegales que nutren a mafias legales ironico no pero es asi si legalizan que haran las mafias ilegales seguiran delinquiendo pero se les quitara su soporte economico
Opinión por:

contestona

Sab, 03/10/2012 - 17:46
Hace poco vi un informe de la tv española sobre la vida de una pareja en la cárcel....tienen áhí un pequeño departamento en el que conviven con su niña ; a ésta la recoje un bus que la lleva a la guardería mientras sus padres trabajan en en la tienda de la cárcel, tienen comida en el restaurante, médico, etc....a costilla de los impuestos de los ciudadanos que no han delinquido,,,cuantos habitantes de la calle se quisieran esta vida....francamente para mi eso de las cárcele es una incognita...porque con mis impuestos comen, y viven los delincuentes....
Opinión por:

leandro felipe solarte

Sab, 03/10/2012 - 17:40
La guerra contra el narcotráfico ha sido un fracaso y con los recursos del Plan Colombia, le sirvió a Uribe, para extender la profesionalización del Ejército y Policía, adquirir armas y equipos, suministrados por contratistas américanos. El glifosato comprado a la Monsato, sirvió para reactivar esa multinacional, pero el hecho de que el 95% de la coca consumida por los gringos sea 'made in Colombia', evidencia el fracaso total de la política represiva. En la próxima cumbre de Cartagena, los presidentes de los países de América, deben tratar este problema a 'calzón quitao'. En Estados Unidos encarcelan más a los consumidores que a los 'jibaros' y no es controlado el lavado de dinero en negocios legales, ni las cuentas bancarias de los capos. Nosotros somos los 'giles' de la lucha aantidr
Opinión por:

luispuyana

Sab, 03/10/2012 - 15:40
LA GUERRA CONTRA EL NARCOTRÁFICO ES UN ENGAÑO Y LE SIRVIÓ A URIBE PARA CONSOLIDARSE EN EL PODER 8 AÑOS, y convertir el DAS Y DEMÁS INSTITUCIONES EN EMPRESAS CRIMINALES, DESTINADAS A CONCENTRAR TIERRAS EN POCAS MANOS, donde unos paramlilates se mutaron en grandes empresarios y grandes empresarios en criminales QUE SAQUEAN NUESTROS RECURSOS NATURALES MEDIANTES SUS MULTINACIONALES, como la United Fruit Company, que ordenó la primera masacre de trabajadores bananeros en 1929, Y LA MULTINACIONAL TROCO, QUE NOS SAQUEABA EL PETRÓLEO y la que el Estado y sus gobierno desde 1916 se dedicaron a robarnos el petróleo HASTA QUE LOS OBREROS DE LA USO NACIONALIZARON LO QUE HOY SE LLAMA ECOPETRÓL y que bajo los gobiernos de uribe.santos LA ESTÁN PRIVATIZANDO VENDIENDO LA GASOLINA MÁS CARA DEL PLANETA.
Opinión por:

luispuyana

Sab, 03/10/2012 - 15:22
LA OBRA CUMBRE: 'LOS MISERABLES' de Victor Hugo, nos retrata en cuerpo entero de la manera sesgada como actúa la tesis Aristóteles, de quienes por robar comida se les persigue con saña PERO EL QUE ROBA TIERRAS AJENAS PARA CONTROLAR EL PLANETA, las páginas de la prensa hablada y escrita si los califican como los salvadores del mundo, los mesias humanitarios PERO MUY HUMANOS PARA ROBAR PETRÓLEO AJENO, Y TIENEN LICENCIA PARA MATAR A PUEBLOS ENTEROS QUE SE LEVANTAN CONTRA TALES DICTADORES MODERNOS, que no son otra cosa que criminales que cometen delitos de lesa humanidad.
Opinión por:

luispuyana

Sab, 03/10/2012 - 15:16
CONOZCO DOS CASOS DE TRABAJADORES QUE POR ROBAR ROPA QUE SE SECA AL SOL fueron condenados a tres años de prisión PERO EL QUE ROBA EL PRESUPUESTO SE LE MIRA CON TODA CONSIDERACIÓN, pues actuaron bajo la complacencia de las clases gobernantes a que en el caso de la pandilla de los Nules, practicaron 19 visitas a la casa de Nari, y uno de los padres de los nules fue judicializados POR PARAMILITAR, y su hijo y sus sobrinos reciben todas las consideraciones del régimen carcelario burgués.
Opinión por:

luispuyana

Sab, 03/10/2012 - 15:11
ARÍSTOTELES FUE EL QUE IMPUSO EN EL SIGLO 384 ANTES DE CRISTO ESO DE QUE LA JUSTICIA ES PARA LOS DE RUANA, mientras los gobernantes que NO trabajan y sus funcionarios que trabajan para ellos QUE ROBAN A MANOS LLENAS SE LES IMPUSO OTRA LEY, MÁS BENIGNA A LO QUE HAY LLAMANAN A ESOS LADRONES DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA: Delito del peculado. A esos se les ampara con REDUCCIÓN DE PENAS Y SON AISLADOS EN LAS CÁRCELES DONDE SÓLO PERMANECEN UNOS MESES PARA DISFRUTAR UEGO DE LOS ROBADO AL PRESUPUESTO. Ello es lo que NO explica el Mauricio, que sigue las tesis de Aristóteles DE QUIEN ROBA TIERRAS AJENAS ES PREMIADO. Es por eso que esos gobernantes son judicializados POR LA CÁMARA PARA DARLES IMPUNIDAD, COMO SUCEDIÓ CON BUSH Y SU LACAYO URIBE. AMO Y SIRVIENTE INVADIERON TIERRAS AJENAS.
Opinión por:

luispuyana

Sab, 03/10/2012 - 15:05
LA TEORÍA DE ARÍSTOTELES HOY SIGUE VIGENTE y el Mauricio la copia sin ningún pudor. Se proscribió el trabajo entre los gobernantes, sean éstos amos o cipayos y desde la antiguadad se inventaron leyes penales que castigaban con barbarie a los ladrones de los trajabadores esclavos PERO LOS GOBERNANTES QUE SE LA PASABAN ROBANDO TIERRAS AJENAS RECIBEN LOS MEJORES PREMIOS Y HASTA HOYEN DÍA sus ejércitos privados, como las CONVIVIR O BANDAS CRIMINALES, BACRIM, RECLAMAN NO ser castigos y se les indulte por sus servicios prestados a un puñado de grandes terratientes CUOS VOCEROS EN EL CONGRESO YA PASAN DE MÁS DE 20 TERRORISTAS CONGRESISTAS CONDENADOS.
Opinión por:

luispuyana

Sab, 03/10/2012 - 15:00
LO QUE OMITE MAURICIO ES QUE COMO MARX SOSTUVIERA: QUIEN ROBABA TIERRAS NO TENÍA NINGÚN CASTIGO, por el contrario era motivo de alegría para los pueblos que con sus físico concurso exponían su vida para enrolarse en los ejércitos de los dictadores de los señores esclavistas, y lo siguió haciendo en el feudalismo y en los nuevos imperios el imperios el gobierno gringo recluta latinoamericanos para seguir invadiendo a sangre y fuego naciones enteras para controlar el planeta. TEORÍA EXPUESTA POR ARISTÓTELES en el que eslavo debe obediencia Y QUE LOS GOBERNANTES NO DEBEN TRABAJAR SINO GOBERNAR, sólo los esclavos deben trabajar. Y el gran filósofo al total servicio señores esclavistas logró hasta nuestros días madres quemen las manos a sus hijos por unas monedas Y GOBERNANTES ROBAN NO.
Opinión por:

Ar mareo

Sab, 03/10/2012 - 13:40
Castigos como el de los Nules y Arias garantizan que todos nos volvamos criminales si nos dan la oportunidad!! Ver la magnitud de los castigos del pasado la humillacion publica del reo y su destruccion fisica buscaba garantizar que la gente lo pensara antes de cometer un delito. Castigo ejemplar lo llaman en USA cuando imponen dos o tres cadenas perpetuas y audiencias de perdon en algunos casos pero solo 30-50 anhos despues de condenados. Aqui, entre mas grande el delito, mas oportunidad para salir libre en corto tiempo.
Opinión por:

Marmota Perezosa

Sab, 03/10/2012 - 13:34
EL CASTIGO AL CRIMEN SIRVE BÁSICAMENTE PARA ALIVIAR LA CONCIENCIA FARISAICA DE LA SOCIEDAD...LOS GOBIERNOS CON MUCHO ORGULLO ANUNCIAN LA CONSTRUCCIÓN DE MAS CÁRCELES , COMO SI EN LA AMPLIACIÓN DE LAS CÁRCELES Y LOS CEMENTERIOS ESTUVIERA LA SOLUCIÓN.....Y NI HABLAR DE LA BESTIA URIBE QUE NO SE SABE SI ES MAS BRUTO QUE REPRESIVO Y CUYA ÚNICA SOLUCIÓN ES LA GUERRA...EN CAMBIO LOS PROYECTOS QUE VAN A LAS CAUSAS , COMO LOS DE EDUCACIÓN DE MOCKUS , ESOS NO , PORQUE NO DAN VOTOS
Opinión por:

manamuisca

Sab, 03/10/2012 - 10:29
Olvidaste describir la conclusión de Foucault respecto que la carcel y es que el espectáculo de la pena refleja la culpa social de su incapacidad para establecer el orden, psico social así como el Hospital es la culpa social por no no prevención de la salud y la escuela es el orden de ordenación en ciertamedida la cárcel y el hospital son las instituciones que denotan el fracaso de la escuela
Opinión por:

sofia fuentes

Sab, 03/10/2012 - 06:31
Profe Mauricio, la "guerra" contra el narcotrafico no ha sido un fracaso de política criminal, pues para allá no está encaminada, es un éxito económico porque ese es el enfoque, los dolares que recibe Colombia por el negocio del narcotráfico no son comparables con los que se quedan en USA y en especial en el sector bancario. Así que con el disfraz de unos valores éticos o morales y judiciales, hay es un negociazo, con una rentabilidad mayúscula, que genera muertos colombianos o mexicanos y placer y dinero a los gringos. Y así esperamos que la legalicen.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 03/10/2012 - 04:09
(2) [...] que manejan, bajo la dirección de un capo, hasta más de quinientos mil millones de dólares... y no figuran entre las más ricas y poderosas del mundo. No hay "rentabilidad simbólica de lucha contra las drogas..." ni "...es cada vez menor", sino un profundo interés económico en la alta rentabilidad del narcotráfico, que no beneficia solo a los narcotraficantes y sus organizaciones ilícitas, sino también a los sectores bancario, manipulador directo del dinero, y macroeconómico, en cabeza de los países detentadores del poder, con Estados Unidos de América a la cabeza. Por eso, la lucha contra el narcotráfico es una farsa mundial institucional que hay que sostener, pues los beneficiarios del gran negocio no destruirán la fuente que les genera el dinero y el poder que detentan. Sea.
Opinión por:

jose chamiza

Sab, 03/10/2012 - 09:50
Por primera vez estoy totalmente de acuerdo con Ud. Brillante.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 03/10/2012 - 03:25
(1) Falaz columna. La forma cruel de ajusticiar (más que solo "matar") tenía por fin primordial amedrentar y disuadir drásticamente a otros delincuentes. Desde la antigüedad se castiga la libertad del reo, no solo a partir del siglo XVIII. El cambio de la condena no comporta la "resocialización del delincuente" en las cárceles, pues acaso el 1% de los reos se resocializa. La sociedad no necesita a los delincuentes, y menos para definir fronteras morales, que deben basarse en valores y convicciones sociales, no en "ejemplos" delictuales. Su criterio es una depravación. Estados Unidos de América y sus secuaces realmente no querrán acabar con el narcotráfico porque es uno de los mayores negocios del mundo, hace circular demasiado dinero y poder, tanto que hay organizaciones criminales (...)
Opinión por:

siciliano

Sab, 03/10/2012 - 08:22
Deberias leer "vigilar y castigar", así esa afirmación que haces de que se castiga la libertad desde antes del siglo XVIII tendrías que matizarla mucho. Lo que sucede es que a partir de ese siglo TODOS los castigos se volvieron un quantum de tiempo, un quantum de libertad.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio