Publicidad
William Ospina 15 Dic 2012 - 11:00 pm

Sobre el musgo de estrellas

William Ospina

Por: William Ospina
  • 288Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/sobre-el-musgo-de-estrellas-columna-392603
    http://tinyurl.com/chbg7u6
  • 0
insertar

Mi madre me ha cotado que el nuevo papa

—no digamos su nombre—

expulsó del establo que ilumina la estrella a la mula y al buey:

no hay pruebas suficientes de esa doble tibieza

junto al pequeño dios de los pastores.

 

¿Y qué más pruebas quiere ese prelado

que millones de seres poniendo en sus pesebres a las bestias tranquilas

sobre el musgo de estrellas intermitentes?

¿Qué más pruebas exige que la canción del ángel en los supermercados?

 

Que agradezca más bien que nadie olvida

la noche hermosa de hace veinte siglos.

 

Yo, que no soy cristiano, que aparté de mi alma curas y obispos,

vuelvo a hacer el pesebre de Francisco de Asís, cuando diciembre empieza,

“con aserrín y conchas”, con casas diminutas y camellos enormes,

pastores de resina tomados de Millais o de Leonardo,

y hasta cisnes de plástico, la sustancia no importa, bajo un cielo glorioso sobre estanques de vidrio,

y quietos ríos de papel de estaño, reyes desportillados, ángeles de alas rotas,

pinos en los desiertos, zorros perdidos,

lastimosas ovejas de algodón, (acaso apenas Hölderlin en Alemania entenderá estas cosas).

 

La dicha de unos árboles con luces en la calle desierta,

el consuelo feroz de que algo nazca bajo estas nubes venenosas,

la prueba, una vez más, de que en la vida sólo creen los pobres,

que van de puerta en puerta. En ningún hospital habrá cupo esta noche,

porque el emperador ha decretado el censo —no para ampliar los cupos—,

y la pareja va de Ceca en Meca, sin dónde dar a luz, y sin un dracma.

 

Díganle que sí hay mula al obispo de Roma, porque en mula llegaron de su pueblo distante hace unas horas

(¿quiere que la muchacha viaje a pie, con ese vientre hinchado y doloroso, por los largos caminos?),

y cada vez hace más frío, y ni en Berlín ni en Roma, ni en Ulm, ni en Buenos Aires,

ni en Padua ni en Guarumo habrá posada para estos peregrinos,

y la estrella que atrae a los reyes del oro, del coltán y el petróleo,

no es una supernova, ni la desnuda Venus, sino el ojo encendido de un satélite,

y este canto que vuela entre el cielo y la tierra es la terca canción de la bondad humana,

la única tibieza del invierno del mundo es el pobre que abre su puerta al pobre.

 

Pero si el dios existe, no llegará a un palacio,

a ese templo de Roma, donde todo es de mármol,

sino al pequeño establo: que lo sepa el pontífice, donde si hay algo tibio

es ese pobre buey cansado y viejo que es un dios en sí mismo.

 

Porque la vida sigue, y hay que luchar con estas nubes verdes.

Yo le digo a mi madre: volvamos a cantar como en la infancia.

Los pontífices pasan,

pero el buey y la mula permanecen.

 

* William Ospina

 

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 14
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Santos invita a Uribe a hablar de paz
  • Argentina jugará amistoso contra Croacia en Londres

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
14
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

sacaramentoroa

Lun, 12/17/2012 - 07:44
Hermoso poema William. Cada día somos más los que no creemos en curas, obispos ni dioses antropomorfos. Ni mucho menos creemos en la "santa" sede ni el "santo" padre benedicto 16. Estos "personajes" ambiguos y falsos deben desaparecer de la faz de la tierra.
Opinión por:

Boyancio

Lun, 12/17/2012 - 06:15
Hasta el final de la contienda, te digo Ospina, que no descansará el más corrompido de los mortales en aferrarse a sus creencias, pero le quedará siempre la opción del cambio, sea cual fuere la circuntancia.
Opinión por:

Estrella de la mañana

Dom, 12/16/2012 - 23:13
Señor Ospina aunque el Papa en ningún momento ha dicho lo que los medios mediocres y desinformativos quieren hacernos creer, como siempre manipulando la noticia, a los católicos en nada afecta nuestra fe, el hecho de que falte una mula, o un buey en el pesebre, eso es lo mas secundario, hay unos que cuando señalan el sol con un dedo, se quedan mirando solo el dedo, y no miran la maravilla del sol, así es.
Opinión por:

CEVILL

Dom, 12/16/2012 - 22:08
La mula y el buey siguen siendo simbolos en el pesebre al igual que las estrtellas, los reyes magos con sus riquezas.... coltan, petoleo ....Hoy...... En Padua o en Ibague siempre el pesebre de Francisco de Asis llenara de alegria a los niños y a los adultos que lo llevamos desde la infancia.
Opinión por:

carmen arevalo

Dom, 12/16/2012 - 19:41
Pasaran los cielos y la tierra, pero la palabra de Dios permanece para siempre.
Opinión por:

Wilfredo Fernández Vidal

Dom, 12/16/2012 - 19:08
¡SIMPLEMENTE LINDO! Qué viva el Dios de los chibchas, los caribes y los arahuacos. Qué viva el Dios sin nombre, sin figura antropomórfica que mora en nuestros corazones y nos hace uno con todo lo creado y con ÉL MISMO...
Opinión por:

Requeñeque

Dom, 12/16/2012 - 19:07
Yo que no soy creyente siento más estas palabras que todos los "dioslobendigas" que a todas horas reparten los creyentes...
Opinión por:

Boyancio

Lun, 12/17/2012 - 06:17
Si, que vaina tan cursi y pendeja, que dios te bendiga: ¡vaina fastidiosa!
Opinión por:

samueld

Dom, 12/16/2012 - 12:57
Bello poema. El papa Benedicto XVi no es el dueño de Cristo, tampoco los cardenales, curas y obispos. Cristo sigue siendo de los pobres y eso parece que mucho jerarca eclesiástico y político, no logra entenderlo. Si Cristo volviera a nacer hoy, no lo haría en el Vaticano ni en la Casa Blanca.
Opinión por:

libroapócrifo

Dom, 12/16/2012 - 12:35
¡Qué texto tan cursi! Parece que William, hoy más que cualquier otro día, tenía pereza y escribió un muy autoindulgente poema en prosa.
Opinión por:

libroapócrifo

Dom, 12/16/2012 - 12:41
¿Y ahora quíen me devuelve los minutos que le dediqué a esta "columna-poema"? ¡Cogé oficio, William! ¡Escribí algo que valga la pena ser leído?
Opinión por:

FEROSAR

Dom, 12/16/2012 - 10:37
Da risa leer a los reconocidos columnistas anticatolicos (ospina,fciolince,reyes,zuleta,samperes quien ayer habló dentro de un templo católico, etc.) escribir sobre temas que nos conciernen únicamente a los católicos.Cabeza huecas en el mundo hay infinidad de temas que no tocan la religión, pero con tal de ofender nuestros sentimientos lo hacen, nosotros jamas nos metemos en sus satanicas escrituras.
Opinión por:

ivan varios

Dom, 12/16/2012 - 10:15
Bueno , la mula esta en la lista clinton , pero el buey no.
Opinión por:

ISTVAN

Dom, 12/16/2012 - 10:10
Gracias William por texto tan maravilloso. El amor a la vida y a los sentimientos nobles que pueden nacer en el Hombre. Lo absurdo del fanatismo y la grandeza de la sencillez de los humildes. El burro y el buey se volvieron subversivos pues nos recuerdan cada Navidad la opción por los pobres de Jesús y desentonan con la opulencia del Vaticano y sus Cónsules.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio