Publicidad
Piedad Bonnett 20 Oct 2012 - 11:00 pm

La sociedad de los poetas muertos

Piedad Bonnett

La muerte de los poetas, por importantes que éstos sean, apenas si son registradas por la prensa colombiana. Acaba de suceder con Antonio Cisneros, una de las voces más originales e imprescindibles de la poesía peruana: sólo dos periódicos nacionales dieron cuenta de ella en notas muy breves.

Por: Piedad Bonnett
  • 366Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/sociedad-de-los-poetas-muertos-columna-382289
    http://tinyurl.com/9o8yfcg
  • 0
insertar

Afortunadamente su amigo Ricardo Bada se ocupó de hacerle un homenaje ocho días después en este diario —uno de los pocos que le abre un espacio a la poesía—. Pero si hacemos recuento de los poetas latinoamericanos desaparecidos en los últimos años —José Watanabe, Blanca Varela, Eugenio Montejo—, todos de primer orden, vemos lo mismo: su obra no existe para los medios y a menudo tampoco para las revistas o suplementos culturales. Pero, además, no es frecuente que se recuerde a nuestros poetas a partir de las fechas de nacimiento y muerte, y las reseñas de poesía son casi inexistentes. Tengo la impresión de que no sucede lo mismo cuando se trata de narradores, historiadores o artistas plásticos con obras relevantes.

Es verdad que los poetas, una vez consolidada en nuestras sociedades la mentalidad burguesa —pragmática y acumuladora—, perdimos el aura: eso ya lo dijo hace más de un siglo Baudelaire, haciendo ver también que, paradójicamente y por fortuna, esa pérdida nos ha permitido ser más independientes. Pero, ¿y la poesía? ¿Podría interpretarse ese desinterés de los medios como un indicio de que no ocupa sino un pobre rincón en nuestra cultura? El panorama no parecería, a simple vista, tan desolado: en Colombia hay festivales, una colección como la del Externado de Colombia, gestores culturales que, de forma casi milagrosa, crean grupos de lectores de poesía en regiones apartadas, pequeños editores que se arriesgan a editarla, casas de poesía y una que otra revista especializada… Pero esas manifestaciones, casi todas debidas a esfuerzos de individuos o pequeños grupos, son tan sólo prueba de que la poesía ni ha muerto ni morirá, de que siempre habrá un pequeño ejército de cultivadores de este género y de seres que sienten la necesidad de expresarse en su particular lenguaje.

Si vamos un poco más lejos, sin embargo, vemos que las cosas no son tan halagüeñas: la editorial Norma, que tuvo una espléndida colección bellamente editada, la terminó abruptamente hace ya mucho. También cerró la suya la Universidad Nacional. Y lamentablemente el Estado no publica, desde hace años, una colección con la obra más importante de los poetas muertos. Un sondeo rápido nos revela, además, que en la escuela una mayoría de maestros sólo acerca a sus estudiantes a la poesía haciéndoles contar sílabas y nombrar figuras; que muchos padres creen que leer poemas es perder el tiempo; que una cantidad enorme de narradores, de historiadores, de psicólogos, nunca transitan por sus territorios; y que un montón de gente cree que hacer poesía es escribir palabras bonitas, y no lo que en verdad es: una manera de acercarnos al mundo por los caminos del pensamiento simbólico, haciéndonos sentir y ver realidades que otros lenguajes no permiten. “La poesía de un pueblo toma vida del habla y a su vez le da vida: representa su expresión más acabada de conciencia, poder y sensibilidad”, dijo acertadamente T. S. Eliot.

Y no se crea que ingenuamente yo espero que a todo el mundo le guste la poesía, porque tampoco a todo el mundo le gusta el fútbol o el cine o el sushi. Sólo me duele —tal vez, ahí sí, ingenuamente— de que desde los escenarios que debieran propiciar su descubrimiento y su aprecio se haga tan poco por ella. Por fortuna, internet aparece cada vez más como opción divulgadora de la poesía. Mientras los medios tradicionales se desentienden de ella, y la escuela le teme, allí, al alcance de un clic, podemos encontrar tanto a Quevedo como a Wistawa Szymborska.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 14
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Hallan gigantesco centro de logístico del Bloque 'Alfonso Cano'
  • Actualidad Oct 1 - 10:34 am

    Primero la cultura

    Primero la cultura

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
14
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

samueld

Dom, 10/21/2012 - 21:57
Desde aquí puedo apostar, hoy 21 de octubre de 2012, que cuando Piedad Bonnett muera, ningún diario la recordará (o de pronto "El Espectador" porque escribió un tiempo en él). "Sic transit gloria mundi".
Opinión por:

suesse

Dom, 10/21/2012 - 20:42
Una buena introducción a la poesia es, justamente, la película que se titula como esta columna...recomendable para quien aun, no la conozca.
Opinión por:

Gregorio J

Dom, 10/21/2012 - 18:08
Quizá la posibilidad de pervivencia de la poesía, el género de ficción lírica, se derive de que no es aún objeto masivo de escritura ni de consumo, pese a que "ahora todo el mundo escribe" (Franco Volpi) y de que "hay muchos poetas y poca poesía" (H.M. Enzensberger). La desatención institucional sobre ella entraña una INDIFERENCIA FAVORABLE entre tanta convocatoria y certamen masivo.
Opinión por:

Ocossa

Dom, 10/21/2012 - 17:38
La poesía es un género menor. Prueba de ello es que los poetas viven de la publicidad.
Opinión por:

RUECA

Dom, 10/21/2012 - 13:23
Qué bueno que nuestra querida poeta propugne por el respaldo a la poesía y a todo lo que la atañe. Quisiera aprovechar para pedirle que participe de nuevo en el encuentro de mujeres poetas que se celebra cada año en el Museo Rayo. Es muy importante que las poetas reconocidas del país respalden este espacio que es de la poesía y, para más dicha, de la mujer. Con su participación se puede engrandecer esta vitrina hecha de todas las voces femenina, pequeñas, medianas y grandes y hacer que se escuche en todos los rincones de nuestro país y del mundo. Nada se hace si criticamos pero a la vez, tampoco nosotros nos manifestamos cuando la poesía nos está llamando.
Opinión por:

nukanchy

Dom, 10/21/2012 - 13:22
"Nunca persegui la gloria Ni dejar en la memoria de los hombres mi canción Yo amo los mundos sutiles ingravidos y gentiles como pompas de jabón" Antonio Machado
Opinión por:

rhinoceros

Dom, 10/21/2012 - 10:40
La culpa es de los llamados "poetas", esos que justamente nunca lo han sido y se dedican a desprestigiar el género. Porque son pocos los y las poetas (como la polaca Szymborska, tan discreta y tan endiabladamente lúcida). Defiendo la poesía y en ella creo como camino de la transformación. NO en la poesía de aquellos que la usan como estrategia para lagartear presupuestos, llevarse a la cama su público, endiosar uno que otro presumido, vender escrituras oportunistas, mercadear con el lamento subjetivo y patético, ventilar ideologías trasnochadas en cada verso, adular príncipes. Cuando todos ellos y ellas mueran, renacerá la poesía y en ella todos nos encontraremos, porque es la vida misma con su canto... de muerte, la única certeza, lo verdadero.
Opinión por:

rhinoceros

Dom, 10/21/2012 - 10:36
La culpa es de los llamados "poetas", esos que justamente nunca lo han sido y se dedican a desprestigiar el género. Porque son pocos los y las poetas (como la polaca Szymborska, tan discreta y tan endiabladamente lúcida). Defiendo la poesía y en ella creo como camino de la transformación, pero por culpa de aquellos que usan la poesía como estrategia para lagartear presupuestos, llevarse a la cama su público, endiosar uno que otro presumido, vender escrituras oportunistas, mercadear con el lamento subjetivo y patético, ventilar ideologías trasnochadas en cada verso, adular príncipes. Cuando todos ellos y ellas mueran, renacerá la poesía y en ella todos nos encontraremos, porque es la vida misma con su canto... de muerte, la única certeza, lo verdadero.
Opinión por:

Escéptica II

Dom, 10/21/2012 - 10:15
De eso también tienen la culpa los poetas reconocidos, como la autora, que son excluyentes, arrogantes, angelicales cuando les conviene, diabólicos cuando les conviene, que se reúnen para formar cofradías y conciliábulos para amarrar y limitar las posibilidades a su estrecho círculo de egos exaltados y no para promover la poesía. Ahí tiene su espacio para escribir, por poeta no creo que sea por profesora, doméstica, boba y engreída, y sale a quejarse.
Opinión por:

alasalidanosvemos

Dom, 10/21/2012 - 14:40
Ya supéralo! Ecléctica, digo Escéptica II si te rajaron en la U, fresca, hay mucha gente que no sabe leer
Opinión por:

digoall

Dom, 10/21/2012 - 10:13
Donde Piedad Bonnett pone: "Pero, además, no es frecuente que se recuerde a nuestros poetas a partir de las fechas de nacimiento y muerte" ¿No querrá decir más bien que eso es lo que es frecuente? Es decir, que lo que sí es frecuente es que se recuerde a nuestros poetas con un simple señalamiento de sus fechas de nacimiento y muerte... Por otro lado, ¿la expresión "Sólo me duele (...) de que desde los escenarios (...)" no cae en dequeísmo?
Opinión por:

laimisama

Dom, 10/21/2012 - 09:47
hey un día mi maestro me leyó poesía, en cada clase declamaba una, decía la poesía pinta lo que toca -ojo, y no sólo toca el amor, toca lo inimaginable- hey pelados y no sólo es Neruda son miles los que pintan..... mi sentimiento se une al de la Columnista.... pero, Piedad como dice siempre habrá un pequeño ejercito de cultivadores, (lectores, poetas....) .... nunca morirá....... amen.
Opinión por:

laila

Dom, 10/21/2012 - 08:55
Muy buen artículo. Da tristeza como en este país se olvida fácilmente a quienes de una u otra forma dieron gloria a las letras colombianas, llamase poesía, literatura, ensayo etc y que a muy pocos les interese trabajar en su divulgación. Poetas de la talla de Néstor Madrid-Malo por ejmo, en el más completo olvido y así otros tantos.
Opinión por:

JuanGJ

Dom, 10/21/2012 - 03:29
Wislawa, no Wistawa.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio