Publicidad
Hernán González Rodríguez 12 Feb 2013 - 11:00 pm

Suicidios políticos

Hernán González Rodríguez

Entre 1940 y 1990 se registró tanto en la ciudad de Medellín como en algunas otras ciudades de Colombia una explosión demográfica que las forzaba a doblar su población cada 18 años.

Por: Hernán González Rodríguez
  • 24Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/suicidios-politicos-columna-404216
    http://tinyurl.com/kajnt2y
  • 0

Estas ciudades pudieron emplear a los campesinos que llegaban atraídos por un desarrollo vertiginoso o bien desplazados por una violencia ya enraizada y que se acrecentó con el narcotráfico a partir de 1970. Esto fue posible, en buena parte, gracias a las ideas reinantes de la época para proteger las producciones domésticas, tanto la industrial como la agrícola.

Pero este período propicio parecería haberse terminado hoy para importantes ciudades debido a las precarias vías de comunicación con nuestros dos mares, a las aperturas comerciales atolondradas de comienzo de la década de los años 90 y de los innecesarios 53 Tratados de Libre Comercio que ha firmado Colombia en años recientes y, peor aún, por culpa de la incompetencia de las autoridades monetarias para dotar al país de una tasa de cambio adecuada para aprovechar los TLC.

Los elevados costos en dólares de la mano de obra, la energía eléctrica, la gasolina y los transportes de Colombia no permiten hoy exportar ni defender la producción nacional. El desempleo es consecuencia de esta desindustrialización cuya existencia se confirma con las pandillas, combos, extorsiones… que azotan nuestras ciudades.

Al oscuro escenario de los párrafos anteriores debe adicionarse que Colombia había sido gobernada con ideas de centro-izquierda hasta la presidencia de Juan Manuel Santos Calderón. Pero en años recientes, entre el señor Presidente y alcaldes como Gustavo Petro Urrego, en Bogotá, y Aníbal Gaviria Correa en Medellín, han tomado medidas que nos permiten sospechar que el centro-izquierda es cosa del pasado, que la moda azarosa es la izquierda-populista. Los errores de estos mandatarios bien podrían encaminarnos a pelear en los mercados por los alimentos como la Venezuela de Hugo Chávez.

Siempre se ha sostenido que en grandes metrópolis como Bogotá y Medellín resultan ser insolubles las desigualdades sociales. Por eso los alemanes evitan ciudades con más de un millón de habitantes. Para lograr una mejor distribución espacial de la población del Valle de Aburrá y una mayor competitividad se propusieron el Túnel de Oriente y las Autopistas de la Prosperidad, obras en estado de coma por el momento, por culpa de nuestras autoridades locales y ambientales.

Fueron estas las mismas autoridades que contribuyeron a ensombrecer aún más el panorama futuro al elevar en forma arbitraria para algunos sectores de El Poblado de Medellín, tanto los avalúos catastrales como los impuestos prediales, con incrementos ya notificados entre el 90% y el 100% y no con el mentiroso 25% en promedio que aduce la Alcaldía. Innumerables avalúos se aproximan o superan hoy el precio comercial. Y los elevaron en forma confiscatoria a sabiendas de que los incrementos en los salarios y las jubilaciones a duras penas se acercaron al 25% sobre los mismos cinco años transcurridos entre las actualizaciones catastrales.

Los impuestos de valorización y los disparates del señor Petro en Bogotá seguramente incentivarán las firmas para revocarle su mandato. El señor Gaviria anuncia en el segundo semestre para Medellín unos impuestos de valorización mal precedidos por sus absurdos prediales. ¿Suicidios políticos acaso?

  • 10
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Tras advertencia de demandas, exsenadores devuelven vehículos oficiales y armas
  • Jackson Martínez se quiere quedar en el Oporto
  • Sismo de magnitud 6,4 sacudió a México

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
  • James Rodríguez sería nuevo jugador del Real Madrid
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio