Publicidad
Jaime Arocha 24 Jun 2013 - 11:00 pm

Tecnologías para seres humanos

Jaime Arocha

Estos días han sido de reflexiones sobre fórmulas para desarrollar el campo colombiano.

Por: Jaime Arocha
  • 65Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/tecnologias-seres-humanos-columna-429848
    http://tinyurl.com/nholskr
  • 0

 El revuelo se ha debido al escándalo por lo amañado del acaparamiento de tierras que Riopaila-Castilla logró en el Vichada, cuando quizás haya tenido que resultar de los diálogos de La Habana. Las recetas sobre el porvenir del campesinado tienden al eurocentrismo que pareció tan antipático cuando Uribito lo defendió.

Un editorial igualó el “provecho mayor” que podría dársele a la altillanura con la agroindustria, descalificando opciones campesinas a cuya eficiencia se ha referido la FAO. Y para los economistas que consultó Semana la única tecnología que existe es la de la gran escala, sin importar que ocasione la extinción de abejas. William Ospina ya enumeró los desastres ambientales debidos a la ausencia de los seres que hacen la polinización de las plantas. De ahí la relevancia de otras opciones.

Hace poco más de un año, en la vereda chocoana de Panguí, cerca de Nuquí, Karen Silva Morales se fijó en arrozales sin plagas. En la tesis que le presentó a la Universidad Nacional para obtener su maestría en etnofitopatología sugiere que la diversidad de plantas que los campesinos dejan rodeando las siembras es tan importante como el desyerbar y cosechar a mano, sin insecticidas o fungicidas. Plantea la pregunta referente a si esa variedad de arroz que los afropanguiseños domesticaron y apodan “tumbacasas” tendrá que ver con la inmunidad detectada, por lo cual sugiere estudios que den respuestas distintas a las de la aplicación de más agroquímicos, cuya eficacia decrece para controlar el añublo de la vaina y la quemazón del arroz, dos enfermedades que para ella son responsables de bajos rendimientos en las cosechas agroindustriales.

También he recordado la visita que en noviembre de 1992 hice al arrozal que don Justo Hinestrosa tenía a orillas del río Baudó. Mientras echaba canalete, aquel sabio de la botánica ancestral me recitaba los nombres y usos curativos de los árboles que crecían en las riberas. Desembarcamos en el lodazal que había dejado el aguacero de la anoche anterior, y se echó al hombro una canoíta que antes de zarpar había atravesado en la mitad de la que nos llevaría. Sin resbalarse, comenzó a subir por el monte. Detrás, su esposa, doña Fidelia, y sus dos nietas.

El lote parecía asimétrico y enmontado. Con su machete, don Justo recortaba espigas jechas. Doña Fidelia las recibía y las iba azotando contra los bordes de la canoíta hasta llenarla. De ahí, vaciaban el grano a unos costales que al final de la mañana dejaron a la sombra, protegidos del siguiente chaparrón mediante hojas de iraca. Las idas y venidas revelaban la lógica no sólo de la técnica de navegar en tierra, sino de las bahías con árboles no talados: proteger la siembra. Y las islas de plantas que había en medio de la sementera no eran al azar, sino objeto de atención. Tocaban sus tallos y raíces con el respeto de quien concibe a este planeta como fuente de vida y conocimiento, y no de acumulación capitalista. Quizás cuando los expertos en economía incluyan dentro de sus mapas mentales esas etnotecnologías y maneras de relacionarse con la Tierra, habrá planes de desarrollo con las dimensiones humanas hoy inexistentes.

  • Jaime Arocha | Elespectador.com

  • 7
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • James Rodríguez será titular en el Vicente Calderón
  • Guillermo del Toro explora el terror más puro en serie de televisión

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
7
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

GMasRoca

Mar, 06/25/2013 - 15:34
El escándalo de la "pequeña" finca que logran los magnates del azúcar se suma a los muchos negocios estirados de gente de diferentes pelambres: Desde industriales (como estos) hasta esmeralderos como el finado Carranza pasando por supuesto por el banquero mayor Don Luis Carlos. El problema no es que su inversión no de resultados económicos, eso es un hecho; o si no, no lo harían. Tampoco es solamente que se hagan estragos ecológicos; muchos minicultivos y explotaciones manuales son peores. Además del hecho de que muchos de estos poderosos reciben préstamos blandos y subsidios (AIS) el gran problema es que los negocios e industrias que montan NO generan empleo. La palmicultura y la ganadería son sus proyectos estrella. Resultado? Más desplazados, meyor pobreza y más concentración de poder.
Opinión por:

morenoelesceptico

Mar, 06/25/2013 - 04:53
Con el regreso a la edad de piedra de la agricultura, o siquiera a la época maltusiana, solo unos pocos escogidos no se morirán de hambre: los ecofanáticos apocalípticos, como el profesor Arocha.
Opinión por:

morenoelesceptico

Mar, 06/25/2013 - 15:28
Claro que celebramos la elección del mejor colombiano de la historia, hecha por los intelectuales que no saquean el erario, no reciben mermelada y no cobran los rescates por la libertad de los secuestrados, como Garzón ,alias Heidi.
Opinión por:

morenoelesceptico

Mar, 06/25/2013 - 15:20
Pues más trogloditas y conservadores parecen ser los enemigos de la Biotecnología e insisten en arar con bueyes, limpiar con machete, cosechar a mano e ingertar como los egipcios.
Opinión por:

GMasRoca

Mar, 06/25/2013 - 10:58
No hay razón para insultar a mi amigo Arturo. El es uno más de los millones de colombianos que les gusta mantener las cosas como están y que resienten cuando la plebe se rebela. Y no es porque sea una mansa "Paloma" Valencia (con ancestros de alcurnia)... sino un moreno del montón, mando medio o intermediario, estafeta o suboficial, que prefiere nutrirse de las sobras de los que "si saben": Industriales, Generales, Banqueros, o incluso, ¿por qué no? nuevos ricos, pero de los diestros! Nada que "huela" a izquierda!!. Lo trsite es que no está solo: Pertenece a la mayoría que eligió y extraña al "Gran Colombiano"...
Opinión por:

rhinoceros

Mar, 06/25/2013 - 09:49
Troglodita.
Opinión por:

pelanga

Mar, 06/25/2013 - 05:36
a ver Moreno el escéptico, ya que tanto sabes, dinos cuándo, por qué sucedió y cuáles fueron las consecuencias de ese giro demográfico en la comprobación de la teoría de Robert Malthus, y por qué desautoriza las propuestas de desarrollo alternativo?
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio