Publicidad
William Ospina 16 Mar 2013 - 11:00 pm

La tierra nueva

William Ospina

Alguien dijo que América Latina es la región donde van a morir los sueños y las locuras de Europa.

Por: William Ospina
insertar

Tendría que añadir que América Latina ha sido el destino de muchas tradiciones del mundo y es también la región donde van a resurgir y resucitar los sueños y las sabidurías de Europa. Una región que sabe aprender de las experiencias y los fracasos de ese continente.

América conserva plenamente el legado europeo: sus lenguas, sus religiones, sus valores, sus instituciones, sus artes y sus sueños. Porque Europa estuvo en Asia, pero no permaneció en Asia; estuvo en África, pero no permaneció en África. América volvió americanas las lenguas: el español, el inglés, el portugués, el francés y finalmente las convirtió en lenguas planetarias. América cada cierto tiempo reinventa y redefine la democracia, el sueño de griegos y cristianos. Prolongó y enriqueció la tradición grecolatina, la Declaración de los Derechos Humanos, la herencia de la Revolución Francesa, la idea de la República que se fue decantando de Platón a Montesquieu, de Juana de Arco a Garibaldi, de Byron a Bolívar.

Somos una suerte de síntesis del resto del mundo. Aquí llegaron los asiáticos hace 30 mil años, los ibéricos hace cinco siglos, los africanos hace cuatro. A partir de cierto momento la migración se aceleró: llegaron ingleses y franceses, alemanes e irlandeses, judíos y chinos, italianos y sirio-libaneses, holandeses y polacos, indios y japoneses. Llegaron a Estados Unidos y al Canadá, a la Argentina y al Brasil, a Surinam, a Panamá y a Trinidad, a Venezuela y al Perú: todas las tradiciones y las memorias, los dioses y los rostros humanos; el continente fue la nueva Roma y la nueva Babilonia, madre de religiones, prisma de lenguas, comarca de la nostalgia y de la esperanza, y empezó a influir sobre Europa.

Edgar Allan Poe arrojó su sombra sobre los horizontes del Romanticismo; Walt Whitman señaló con su canto los caminos de la poesía moderna; Bolívar se convirtió en el símbolo del primer gran triunfo planetario contra el colonialismo; Benito Juárez enseñó a fundir los sueños del liberalismo con la memoria postergada del mundo indígena; pero ya Cuauhtémoc, Manco Inca Yupanqui y Bayano de Panamá, el primer esclavo rebelde, eran para el futuro símbolos de algo irreductible.

Estados Unidos enseña cada día, desde hace dos siglos, cómo transformar el mundo; pero la América Latina no cesa de decirse, de recordarse, que también hay que transformar al ser humano, sus valores y sus propósitos. No es una mera lucha entre el mundo sajón y el mundo latino, entre la laboriosidad industriosa y la ensoñación respetuosa; es un debate vigoroso y ojalá fecundo acerca de cuál es el papel del ser humano en el cosmos: si dominar la naturaleza o convivir con ella, si podemos conquistar el futuro sin conservar el pasado, si hacer del mundo un espectáculo es lo contrario de hacer de él una morada, si es posible triunfar sin calcular los costos, o si hay que vivir del modo menos oneroso para el mundo.

Jorge Luis Borges dijo con ironía que los únicos europeos verdaderos somos los latinoamericanos, que vemos a Europa como un todo del que nos sentimos herederos, en tanto que en Europa casi no hay europeos sino apenas ingleses, franceses, alemanes, italianos, españoles, húngaros o griegos. A veces tememos que ni siquiera existan los españoles sino castellanos, catalanes, vascos, asturianos o gallegos; que haya tensiones graves entre la Italia del norte y la del sur, entre el sardo, el lombardo, el tirolés y el friulano. Crisis recientes separaron en Checoslovaquia lo checo de lo eslavo; hicieron brotar, de una, cuatro naciones.

Pero también el sueño de la Unión, resurgido en Europa después de 30 siglos de guerras que comenzaron en Troya y terminaron en Stalingrado, ha crecido en América Latina desde los tiempos de Bolívar; no para borrar las diferencias entre los países, que son muchas y preciosas, sino para fortalecer afinidades y darnos una mayor capacidad de intercambiar con el mundo.

Somos el continente que menos puede envanecerse de ningún tipo de pureza. Ni razas puras, ni lenguas puras, ni costumbres ni culturas homogéneas. En esta tierra reinan la diversidad, las mixturas, los mestizajes, la flor de los injertos; los rostros negros de ojos verdes rasgados que uno ve por las aceras de São Paulo; ese tango que puede ser hijo a la vez de las habaneras, de las canciones napolitanas, del candombe y de Rusia; esos mariachis de nombre francés; ese jazz y esa salsa donde dialogan instrumentos occidentales con ritmos africanos; esas vírgenes de Legarda que fusionaron la virgen de Apocalipsis con la Pachamama; esa santería y ese vudú, que unen en humos de tabaco el santoral católico y los panteones de África

Aquí, donde la naturaleza parece lo único original, vivimos una originalidad más sorprendente: la flor de las fusiones culturales. Esta es la encrucijada de los mundos, la playa de los vientos cruzados, altar de dioses momentáneos y nicho de sentencias proféticas. Quizás aquí aprendamos que la ciudad no es el asfalto y los bloques, sino el relato y la cultura; que si algo no puede ser civilización es el urbanismo sin alma, la industria sin moral, el poder sin principios, la historia sin un designio generoso, la humanidad sin dioses y sin sueños.

Aquí se dieron cita los relatos planetarios, aquí encontró Jorge Luis Borges el Aleph, que concentra el universo en un punto. Este es el lugar donde Darwin interrogó los caminos de la vida, donde Humboldt descubrió el cosmos, donde la historia se ha pasado a vivir.

 

  • William Ospina | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 37
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

37
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

paola andrea 416

Jue, 05/16/2013 - 14:27
excelente articulo encantada
Opinión por:

Gaturria

Lun, 03/18/2013 - 12:40
Hermosa columna. Mientras la leía, no sé por qué, me imaginaba esas palabras en la voz de Diana Uribe.
Opinión por:

LADESPLAZADA

Dom, 03/17/2013 - 20:44
Willian a ud. que le gusta leer escritos, narraciones, poesía, historietas, relatos, etc, le recomiendo que lea en www.YVKE Mundial Radio, pagina venezolana, un titular que se llama : "LOS CUENTOS del ARAÑERO"...Yo sé que le va a encantar...Me cuenta!
Opinión por:

LADESPLAZADA

Dom, 03/17/2013 - 20:37
Don Willian se alcanzó Usted a dar cuenta cómo gustó su artículo del domingo pasado?..."Chavez, una Revolución Democrática"...Aunque la principio nos ocultó su nombre, pero lo descubrieron...Se dió cuenta que fue uno de los artículos más compartidos en las redes?....Eso fué Un artículo maravilloso!...Creo que pasó de los 10.000 compartidos! si 10.000....Felicitaciones de nuevo!
Opinión por:

Gunefa

Dom, 03/17/2013 - 20:33
Virtuosa su Composición Señor Ospina, nuestro maravilloso mestizaje sincrético da para hacer un mundo maravilloso o un infierno y estamos optando por lo último
Opinión por:

LADESPLAZADA

Dom, 03/17/2013 - 20:32
Si una tierra nueva, como lo soñó Bolivar, una tierra nueva como lo han soñado tantos, y ahora Mi Comandante Chavez, pero nos lo mataron!...Pero Chavez vive y la lucha sigue...Seguiremos adelante con el sueño de Bolivar y de Chavez....Queremos una tierra nueva donde mueran las locuras de los depredadores y sicarios de nuestros sueños.
Opinión por:

Picapleitos

Dom, 03/17/2013 - 19:23
Muy erudita su columna apreciado escritor pero muy romántica y poco realista con lo que padecemos en la actualidad.
Opinión por:

chisciottino

Dom, 03/17/2013 - 16:35
Es la primera vez que lo leo y me gustò la columna, si sigue asi lo seguirè leyendo, Chevre!
Opinión por:

Ar mareo

Dom, 03/17/2013 - 16:11
Tratando de darle sentido a este caldo amorfo y a media coccion q es la latinoamerica del siglo 21, se le esta convirtiendo a muchos en una obsesion en donde se sacrifica la realidad, se reescribe la historia y se inventan mitos y heroes. Lo unico claro es la angustia y desespero de vivir en este presente a medio hacer, tratando de terminar con palabras lo q los hechos han sido incapaces
Opinión por:

Casaubon

Dom, 03/17/2013 - 15:42
A ver. ¿Ospina trata de homogeneizar lo heterogéneo de América Latina? Es muy europeo, eso.
Opinión por:

Fantasma Invisible

Dom, 03/17/2013 - 13:18
Escrito romántico con deslices de enamorado coqueto. En Africa hasta español se habla; es la lengua oficial de Guinea Ecuatorial. Senegal, Cabo Verde, Túnez son solo algunos de los países africanos europeizados por razones históricas y comerciales. Cuando dice, "Somos una suerte de síntesis del resto del mundo" se refiere a, ¿América como continente unitario, Suramérica como continente geográfico, Latinoamérica como continente cultural? Con la frase de Borges y la lista de próceres, creo que hace referencia a Latinoamérica. Tengo mis dudas y le sugiero espacios como los Estados Unidos en donde sí se da el multiculturalismo que usted plantea. Coda: James Hilton en su novela horizontes perdidos encontró el Shangri-La en el Himalaya. Dejemos a Borges con su Aleph tranquilitos en la Argentina.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 03/17/2013 - 12:11
¿José Enrique Rodó resucitado? Quisiera compartir su optimismo, pero con frecuencia creo que "Nuestra América" está compuesta, entre otros, por Argentina y Uruguay, aunque europeos, parte del "Bajo Occidente"; México, una gran Tijuana que se quiere parecer al corredor Los Angeles-San Diego; y Colombia, un aborto.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 03/17/2013 - 18:28
Yo no desprecio al poeta romántico. Precisamente el Romanticismo europeo fue una respuesta pesimista al exceso optimista del Siglo de las Luces que desembocó en el Corso (ver Goya). Y tengo más razones para ser pesimista sobre "Nuestra América", especialmente sobre Colombia. Mientras Argentina, con todos sus problemas, ha producido tres premios Nobel en Medicina y Ciencias, la mayor contribución de Colombia al mundo es refinar cocaína en cantidades industriales (el simple proceso químico ni se lo inventaron; viene de la Alemania del siglo 19). Y mientras otros pueblos reaccionan al garrote y votan por Cristina, Evo, Correa, etc., los colombianos, cortesanos y fachos (no cuadran ni en la Razón ni en el Romanticismo), votan por chafarotes de corbata y se engolosinan con la narcoeconomía.
Opinión por:

pelanga

Dom, 03/17/2013 - 13:11
El Profesor Sáenz desprecia la imaginación del poeta romántico pero no reconoce la realidad, llámela poética o estadística, de una alianza continental que ha enriquecido a los habitantes de sus naciones, una alianza que no cubre muchas regiones y está mas basada en la ideología que en la función económica, quizás, pero se puede ver en los cuerpos soberbios de jóvenes alimentados y alentados a estudiar y trabajar, en los adelantes tecnológicos que no se pueden despreciar, o en las cifras de la Comisión económica para AL. que no se deben ignorar
Opinión por:

Patecaucho Cibernético

Dom, 03/17/2013 - 12:06
Columna exageradamente excelsa.
Opinión por:

Jorge Enrique Angel Delgado

Dom, 03/17/2013 - 10:35
Grandielocuente, un poco infantil y sobretodo, sin muy buenas bases a mas de la costumbre de "generalizar" de la cultura universal, dos o tres clichés. Si miraras con mas detenimiento las culturas del mundo, ha habido pocas q ha vivido "aisladas", muchas han estado migrando, moviendose, mezclandose desde siempre, a veces los encuentros han sido luego de periodos largos, otras mas cortos, de aislamiento o de vida normal.
Opinión por:

kmlox

Dom, 03/17/2013 - 10:28
Bonita columna pero exageradamente romantica Sin embalsamar a la modernidad y tampoco sin idealizar al indigena pero siendo muy criticos con esa herencia "premoderna" española y todos sus valores e instituciones coloniales que tanto daño le han hecho a Latinoamerica. No creo que esto pueda ser motivo de celebracion
Opinión por:

nicolhaz

Lun, 03/18/2013 - 17:21
Igualmente, estoy totalmente de acuerdo con usted
Opinión por:

JuanPabloGaitan

Dom, 03/17/2013 - 16:26
Bastante de acuerdo con usted
Opinión por:

usacabeza

Dom, 03/17/2013 - 10:18
Mientras viajaba en tren, me puse a leer La tierra nueva, y me inflaba y me inflaba, tanto que al desembarcar y empezar a recorrer el Parque del Milenio desperté de un totazo. El sueño y sabiduría de Europa, Asia, África y Oceanía los encuentro en Chicago y se repiten en cientos de ciudades de este USA; de almuerzo tendré sabor, música y servicio latinoamericano.
Opinión por:

manamuisca

Dom, 03/17/2013 - 10:08
esta columna salva la mediocridad de otras vecinas; habría que agregar que américa y especialmente Latinoamérica como el último territorios de la esperanza ha sido expoliado hasta la saciedad dada la riqueza natural y la pobreza de su población reclama nuevos espacios de expresión y ejercio democrático del poder que sustituya todos los populismos de izquierda y de derecha que rinden culto a los tirano que buenos asistencialistas que sean no dejan de serlo y que afectan la mentalidad abierta y ciudadana por ello nos hemos retrasado en nuestro desarrollo por las oligarquías y demagogias rampantes como por la represión a las expresiones democráticas que han obligado la radicalización y militarización de los conflictos, ahora que tenemos los escenarios mundiales esa debería ser la misión.
Opinión por:

Gildán Brunesky

Dom, 03/17/2013 - 09:23
Una cosa que ni le da ni le quita: Según dicen los indígenas en peru y bolivia tuvieron contacto con los polinesios. Y también cabe preguntarse que tanto se ultrapasaron los nórdicos en el norte de América.
Opinión por:

Gildán Brunesky

Dom, 03/17/2013 - 09:21
Joooda,s e dio garra este man. Cuán grande.
Opinión por:

Gildán Brunesky

Dom, 03/17/2013 - 09:20
Si ha de ser con romanticismo que saquemos orgullo de nuestra sangre, pues que así sea, porque todo el tiempo nuestro racismo se ha apoyado en nuestro "realismo" para mantenernos subyugados y adormecidos.
Opinión por:

polista

Dom, 03/17/2013 - 08:49
Poeta y maestro , como no sentirse orgulloso de ser latinoamericano y tambien paisano suyo. Su paseo por toda la geografía universal no solo muestra que su espíritu es de 360° , sino que en su mensaje hay vida y virtud. Bien por sr la amalgama de mil pueblos , los que pueblan el orbe y de los que debemos y merecemos tener herencia y en lo posible ecléctico aprendizaje.
Opinión por:

JuanPabloGaitan

Dom, 03/17/2013 - 08:14
Es una reflexion bastante interesante, pero hay un exceso de ro manticismo y ciertas inexactitudes. Si, volvimos americanas las lenguas europeas, pero perdimos nuestras lenguas aborigenes (alrededor de 1650 los espanoles prohibieron en La 'Nueva Granada' hablar las lenguas indigenas). Y los europeos , los ingleses, franceses, italianos y alemanes, tambien se quedaron en Africa, donde la mayoria de la poblacion en algunos paises, habla ingles o frances, y son cristianos. (Con la ventaja que nos tienen de poder hablar cientos de lenguas aborigenes).
Opinión por:

JuanPabloGaitan

Dom, 03/17/2013 - 08:18
1750
Opinión por:

pebeco

Dom, 03/17/2013 - 07:56
EL ARTICULO ES BUENO PERO PERTENECA A UNA RAZON QUE ES PROPIA NUESTRA: ES LA DE APARENTAR: AMERICA LATINA NO ES NI SERA NI LA TUMBA NI LA RESURECCIÓN DE EUROPA. CURIOSAMENTE MUCHOS LATINOAMERICANOS, QUE TENEMOS EL NOMBRE DE LATINOS COMO OTRA APARIENCIA, SE HAN HACHO FAMOSOS EN EUROPA. EJEMPLO EL PINTOR BOTERO. SIN EUROPA Y SI HUBIESE TRABAJADO UNICAMENTE EN EL POBLADO NO HUBIERA LLEGADO A LO QUE ES. GUDULA BUCHHOLZ EN SU GALERÍA DE MUNICH FUÉ QUIEN LO LANZÓ Y LUEGO LO TOMO LA MARLBOROUGH PARA HACERLO FAMOSO. LO LATINOAMERICANO POR LO EXOTICO ES DE MUCHO INTERES PARA LOS EUROPEOS. USA ES LA MATA DEL PODER ECONÓMICO, POLÍTICO Y MILITAR HABITADO POR UNA BONDADOSA TRIBU DE IGNORANTES. LOS AMERICANOS NO HEMOS LOGRADO NI DOMAR EL TERRITORIO NI LLEGAR A APRECIAR NUESTROS VALORES. IMPORTA ES MIAMI
Opinión por:

pebeco

Dom, 03/17/2013 - 09:29
SUMERCE, CARMEN AREVALO, DEBE SER UNA MUY AGRADABLE MUJER. ADMIRO NUESTRAS MUJERES. QUE NO TE PAREZCA INTERESANTE ES LO DE MENOS. TE AGRADEZCO TU COMENTARIO ...... Y SI SON EXÓTICOS PUES VIVO EN LAS ISLA FIDJI, CERCA DE VENTAQUEMADA Y JENEZANO
Opinión por:

carmen arevalo

Dom, 03/17/2013 - 09:09
Sumercè es de los màs èxotico que he visto por estos foros. Pero realmente no me parece nada intersante.
Opinión por:

esedejota

Dom, 03/17/2013 - 07:16
Me recuerdas estimado William con estos magníficos comentarios de nuestra fabulosa realidad dos escritores mexicanos: Alfonso Reyes - QUIJOTE EN MANO- y José Vasconcelos -La Raza Cósmica...¡FELICITACIONES! ¡Estupendo!
Opinión por:

esedejota

Dom, 03/17/2013 - 07:15
Me recuerdas estimado William con estos magníficos comentarios de nuestra fabulosa realidad dos escritores mexicanos: Alfonso Reyes - QUIJOTE EN MANO- y José Vasconcelos -La Raza Cósmica...¡FELICITACIONES! ¡Estupendo!
Opinión por:

dalilo

Dom, 03/17/2013 - 07:13
Llore al final de la columna.
Opinión por:

patogeno

Dom, 03/17/2013 - 07:06
Maravilloso y emocionante artículo; la belleza de estas letras me conmovió (gracias por esta experiencia estética)
Opinión por:

inspiron

Dom, 03/17/2013 - 06:31
Todavìa faltan asperezas por limar. Hay mucho clasismo, machismo, obscurantismo y otros ismos rondando por todo el continente. En todo caso muy buena columna.
Opinión por:

andres2321

Dom, 03/17/2013 - 05:48
Soberbio!!!!.
Opinión por:

carmen arevalo

Dom, 03/17/2013 - 03:05
La historia ,a la que fukuyama le diò partida de defunciòn, vive , ¡y de que manera !en Amèrica Latina.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio