Publicidad
Yesid Reyes Alvarado 11 Oct 2012 - 11:00 pm

Trabajo en equipo

Yesid Reyes Alvarado

El hacinamiento carcelario es un antiguo problema en nuestro país, al que usualmente se le presta atención de manera coyuntural y poco sistemática, lo que explica que lejos de solucionarse se haya hecho cada vez más grave.

Por: Yesid Reyes Alvarado
insertar

Su tratamiento requiere una intervención no solamente en aspectos operacionales, como la construcción y puesta en funcionamiento de nuevas cárceles, sino la adopción de medidas administrativas, judiciales y legales que permitan mantener la privación de la libertad como la última de las opciones con las que cuenta el Estado para sancionar a quien comete un delito. En presidio sólo deben estar las personas respecto de las cuales la aplicación de penas distintas a la reclusión no sea útil para disuadir, y allí deben permanecer el tiempo estrictamente necesario para que se cumpla la finalidad que se pretende obtener con la imposición de ese castigo. En términos más simples, el asunto se enfrenta con una adecuada política criminal.

El Ministerio de Justicia ha anunciado un plan de choque contra el hacinamiento carcelario que contempla la construcción de nuevas prisiones, pero que no se reduce a eso; ha preparado un proyecto de ley en el que se establecen criterios de tipo administrativo y judicial para morigerar la congestión penitenciaria. Es satisfactorio observar iniciativas legales como ésta, en la que no se opta por soluciones facilistas y mediáticas de corto plazo, sino que se propone un cambio general en los parámetros utilizados para seleccionar quiénes deben ser privados de su libertad, en qué sitios y bajo qué condiciones.

Por desgracia, mientras el Ejecutivo aborda el tema integralmente y buscando mantener una senda clara en materia de política criminal, el Congreso marcha por caminos distintos. Aparte de normas similares aprobadas en el 2011, actualmente cursan en el Congreso proyectos de ley que buscan criminalizar el porte de armas de fuego con salvoconducto en lugares públicos o abiertos al público, el porte de armas blancas, la conducción de vehículos automotores bajo la influencia del alcohol, el llamado feminicidio (que en realidad ya se incorporó al Código Penal en una de las tantas reformas que ha sufrido), la omisión o denegación de salud, y el incremento de sanciones para aquellas lesiones personales como consecuencia de las cuales se produzcan desfiguraciones con ácido.

La aprobación de normas como estas supondrá en la práctica aumentar el número de personas que deberán ingresar a nuestras atiborradas prisiones. No se trata, por supuesto, de renunciar a la criminalización de conductas con el simple argumento de que no tenemos sitios para alojar a los delincuentes. Pero sí de buscar alternativas a la reiterada utilización del derecho penal como forma de solucionar conflictos y a la inveterada costumbre de sancionarlos todos con penas privativas de la libertad.

Para acabar de complicar la situación, el senador Corzo anuncia que presentará un proyecto de ley que contempla la rebaja general de penas para reducir el hacinamiento carcelario. ¿No sería mejor que el Congreso debatiera previamente sus iniciativas de reforma al Código Penal al interior de la Comisión de Política Criminal?

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Maduro pide hacer revisión de relaciones con España
  • Farc colocaron explosivo a pocos metros de una escuela en La Uribe, Meta

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • Atlas científico de relaciones sexuales
  • El llanerito que conquistó al país con su 'Como no voy a decir'
6
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

omkfhytrhxz

Lun, 10/15/2012 - 14:30
El hacinamiento carcelario es porque no hacen cárceles, hay que hacer muchas cárceles, correccionales y penitenciarias como en todas las grandes ciudades del mundo.
Opinión por:

HOLARUNCHOS

Vie, 10/12/2012 - 09:30
A los colombianos nos sale mas barato la pena de Muerte... y un horno crematorio....... una condena contra cualquier criminal implica que ademas de mantenerlo por años, tengamos que darle servicio medico y servicios publicos.......y esos a cuenta de que?........y..lo peor de todo es que hasta los indultan y llegan a ALCALDES ........ eso si , para esos se requieren jueces GRINGOS, por que el CARTEL DE LA TOGA, seguramente condenaria SOLO INOCENTES
Opinión por:

leftright

Vie, 10/12/2012 - 07:13
Lo que tiene que hacer la Justicia de mierda de colombia es cumplir sus funciones,pero su modorrra, ineficiencia e incapacidad NO LOS DEJA,y ahora dizque en paro???construir carceles para mas presos? ,la solucion del hacinamiento esta en hacer cumplir la ley;SOLO LOS CONDENADOS PUEDEN ESTAR EN LAS CARCELES,PERO RESULTA QUE EL 60% DE LOS PRESOS HACE ANIOS LLEVAN EN CARCELES SIN UN JUICIO?????,el tarado dice que NO ESTA DE ACUERDO que,a los que cometen crimenes capturados en flagrancia no se deben llevar a las carceles.???y de perla le echa cepillo a su camarada el deshuevado de Juanmamerto,y dice un chiste que: dizque ''lleva una eficiente politica criminal'''??,cuando quiere perdonar y anmistiar a los terroristas de las farc??y abandono la persecucion y captura a criminales
Opinión por:

fernando artavia lizarazo

Vie, 10/12/2012 - 04:52
En conclusión, cuando cada cual tira para su lado, las soluciones son mediaticas, teorícas y en eso tiene toda la razón el columnista, muy docto, serio, ponderado y objetivo en sus opiniones y comentarios, que incluso da gusto leerlo, no como otros que se toman la juticia por su propia mano, se convierten en jueces, fiscales y partes y creyendo que la libertad de opinión es instrumento para vilipendiar y deshonrrar a sus congéneres, perseguirlos,condenarlos a la hoguera, etc. Al Director del INPEC, le pedí que hiciera cumplir su palabra de facilitar las audiencias virtuales con unos internos de Itagüí y lo curioso es que los internos llegan a la sala virtual pasada hasta las 10 de la mañana cuando la resmión es a 500 metros máximo, porque como ahí no hay viátcios, etc.
Opinión por:

fernando artavia lizarazo

Vie, 10/12/2012 - 04:45
Claro, elemental que quienes pueden hacer por los presos, los políticos que es de donde salen las leyes nada les precoupa, porque con ellos no consiguen votos, entonces para qué ocuparse de las cárceles, del hacinamiento, en solucionar los problemas carcelarios, etc., y más, si quienes dirigen y las orientan, así como los que se ocupan de la custodia y vigilancia, solo les preocupa políticas encaminadas a que no se fuguen, salvo que se beneficie en algo, de ahí que cuando un Juez ordena una audiencia por video conferencia desde una cárcel, a la guardia poco o nada le importa que así sea, pues con las remisiones, si se hacen de una ciudad a otra hay viáticos, entonces, cuando es porese medio no llevan solícitamente al interno a la Sala como recien pasó y está pasando con ITAGUI.
Opinión por:

fernando artavia lizarazo

Vie, 10/12/2012 - 04:38
Reyes las conductas están criminalizadas ya que hay tipos penales que las describen y sancionan, otra cosa es judicializarlas, en lo demás tienes toda la razón,en especial, cuando aduce que la privación de la libertad debe ser la última razón del derecho y del proceso, así le entiendo y más cuando en este país de entrada como pasó con SIGIFREDO LOPEZ se ha acuñado la presunción de culpabilidad, recordemos que el Fiscal General en entrevista palabras más palabras menos, así lo entendí, dijo: Que sí LOPEZ demostraba su inocencia se le garantizaría sus derechos, esto es esa, de ahí que, con inusitada frecuencia se abusa de la detención preventiva sin beneficio de excarcelacion para poder enviar a la cárcel a cuanta persona se les antoja y luego los paganines somos todos.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio