Por: Columnista invitado

Transmilleno

- Viene llenísimo, pero, como sea, nos toca irnos en este. - ¡Este gordo! Señor, córrase, por favor, déjeme entrar que tengo afán.

Por: Alberto López de Mesa*

- Permiso, déjenos salir y después entran.

- Entonces qué gordo?  Se corre o lo corro, quítese, todos necesitamos viajar.

- Miren como vamos, parecemos sardinas enlatadas ¡Esto es indigno!

- Cada día va a ser peor, este sistema ya nunca va a mejorar.

- Póngale cuidado que en enero le aumentan quinientos pesos más.

- Le apuesto que en esta alcaldía tampoco empiezan el Metro.

- Este es un negocio pulpito, un Metro le quitaría la clientela. Dicen que lo que van a hacer es un alimentador elevado.

- Oh No! Me robaron el celular. ¡Mire, son esos! Los dos que se bajaron.

- Buenos días, soy invidente, me veo en la penosa necesidad de pedirles una colaboración. Ayúdenme, soy padre de un niño de brazos…

- Ese man no es ciego, no le de nada, en cada paradero se sube uno con un cuento distinto.

- Caballero, si es tan amable retira su joto de mi pierna.

- Señorita, eso que usted llama “joto” en realidad es mi sueldo

- Ve, tan de buenas usted, le están aumentando el sueldo justo aquí en el bus y contra mi pierna.

-  Alguien que abra la claraboya, me estoy ahogando, esto está imposible.

- Yo creo que se debe pedir la revocatoria de ese alcalde, no hay derecho a que los que pagamos impuestos y un pasaje caro tengamos que soportar esta ofensa.

- Ese man es intocable, los ricos saben para que lo pusieron ahí.

- Somos un país de borregos, parece que nos gustara el maltrato.

- Sí, es cierto, con un servicio tan caro y tan malo como este, en otro país el pueblo ya habría hecho una revuelta.

- Aguantamos y aguantamos, como si mereciéramos este castigo. Somos masoquistas.

- Súmele a todo, lo que contaminan estos aparatos.

- Mire el color de los andenes, así de negros deben estar nuestros pulmones.

- De eso se da cuenta hasta el más ignorante pero igual volvimos a votar por ese señor.

- No joda, sube y sube más gente ¿Y esto donde se desocupa?

- Insisto, votemos por una revocatoria…

- Eso es perder el tiempo, ese man está blindado contra toda protesta.

- Buenos días, les voy a interpretar una linda canción: “A Dios le pido…” 

 

*Alberto López de Mesa, arquitecto y habitante de calle

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado