Publicidad
Diego Aristizábal 10 Feb 2013 - 11:00 pm

¿Para qué un día sin carro?

Diego Aristizábal

Una vez más Bogotá cumplió con su cuota del día sin carro.

Por: Diego Aristizábal
  • 112Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/un-dia-sin-carro-columna-404025
    http://tinyurl.com/bh3xr5s
  • 0

Y digo cumplió porque de ahí a que esa iniciativa genere algún impacto real en los bogotanos el trecho es enorme y dispendioso. Algunos madrugaron en sus carros particulares para no tener que lidiar con los caprichos del servicio público. Llegaron a sus oficinas antes de y se marcharon cuando se desmontó la logística. Otros, pusieron a prueba su paciencia cuando tuvieron que parar un primer taxi, un segundo, un tercero y lastimosamente el destino de quien pagaría la carrera no era el mismo que tenía trazado en su mente el conductor del amarillito. Mala suerte. No pocos comprobaron con sus propios ojos que montarse en un bus no es ningún placer, padecieron lo que es andar en una cápsula con las ventanas cerradas mientras el aire se agota y el conductor acelera y frena sin consideración hasta que el viaje se vuelve un suplicio.

De nada sirve un día semejante cuando los conductores de buses en una jornada donde salen de circulación más de un millón y medio de carros siguen parando en la mitad de la calle para dejar una señora con un niño en brazos, si de repente aceleran para cruzar un semáforo en rojo poniendo en riesgo la vida de ciclistas y peatones, si no respetan los PARE, si se atraviesan y luego ponen la direccional.

De nada sirve un día sin carro si los carros blindados de nuestros flamantes funcionarios públicos siguen cometiendo las mismas imprudencias, recorren las calles con el mismo afán que los caracteriza mientras asustan con su comitiva de sirenas a todo aquel que se atraviese; de igual forma cierran vías cuando se supone que no lo pueden hacer, en fin. Esos carritos negros deberían tener en sus vidrios blindados la frase: ¿Cómo conduzco? Aunque pensándolo bien para qué si uno llama para quejarse de un bus que comete una brutalidad y no pasa nada.

De nada sirve un día sin carro si la nata de mugre que cubre a Bogotá en las mañanas no desaparece porque casualmente los vehículos que más contaminan son las busetas y los buses rojos del Transmilenio que cada que arrancan impregnan con su humo asqueroso a quienes caminan. El centro de Bogotá es irrespirable, la séptima también, la décima y la Caracas igual, la Boyacá, la 26, mejor dicho, toda Bogotá es irrespirable así haya o no día sin carro. Nada cambia, desconocemos que países como México ya tomaron medidas radicales para controlar sus altos índices de contaminación. ¿Cuáles son las medidas que se están tomando acá en la capital?

Si esta jornada no sirve ni siquiera para tapar un hueco, para señalizar algunas vías que lo necesitan urgentemente, para inaugurar, al menos, la puesta de una tapa de alcantarilla en la Autopista Norte, estamos jodidos. Un día sin carro debería servir para generar conciencia en los conductores del servicio público frente al comportamiento y la convivencia que deben tener a diario cuando están los particulares, debería servir para trazar políticas ambientales, para mostrar algún cambio.
El alcalde Gustavo Petro propuso una consulta para saber si la gente quiere más días sin carro. Lo que la gente quiere no es un día sin carro, es una actividad de tiempo completo donde el transporte público funcione tan bien que el carro particular sobre, donde las calles tengan buen mantenimiento. Una ciudad cambia en la medida que sus habitantes vean coherencia, se sientan respetados, vean sus impuestos invertidos en cada paso que dan. Lastimosamente detrás de esto hay ciertas intenciones pero pocos cambios reales.

desdeelcuarto@gmail.com / @d_aristizabal

  • 0
  • 20
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Marina Silva será la nueva presidenta de Brasil, indica otro sondeo
  • Calle 13 presenta su proyecto de arte "Multiviral"
  • Proyecto cultural de Calle 13

Lo más compartido

  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • El 'Ice Bucket Challenge' sólo ha generado en Colombia $50 mil
  • Opinión Ago 20 - 10:00 pm

    Vaginal

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio