Por: Juan Carlos Ortiz

Un grande

Hoy por medio de este artículo quiero hacerle un homenaje a un grande del mercadeo mundial. Jim Stengel, quien ha anunciado su retiro. Hasta hoy director global de mercadeo de la empresa más grande en inversión publicitaria del planeta. Procter and Gamble. Durante varios años tuve el privilegio de conocerlo y trabajar con él.

Y quiero hacerle este humilde honor de marketing y comunicación pues él hizo historia. Hace varios años cuando asumió su rol, la publicidad de Procter era vista como una de las más aburridas, sin conexión humana, y basada en formatos repetitivos.

Él representó el liderazgo de un reto, de insertar el riesgo en la cultura corporativa y en los equipos de la compañía.

Y así comenzó una etapa de refrescamiento en la comunicación y mercadeo de las categorías más importantes. Años atrás recuerdo haberme reunido con el y me expresó todo el desafío que había por delante. Y que quería evolucionar la publicidad de Procter hasta sacarla del anonimato y convertirse en el cliente más premiado en el Festival de Cannes.

Una tarea vista en ese momento como un imposible, algo no creíble e inalcanzable. Fueron varios años de trabajo, de empuje, de visión y consistencia.

Y los cambios se empezaron a dar. Los formatos publicitarios se rompieron y la creatividad, la frescura y el humanismo se plasmaron.

Procter, con sus cambios publicitarios, logró aumentar sus ventas a niveles históricos, convirtiéndose además en la compañía de consumo más grande del mundo, y para cerrar con broche de oro, este ano 2008, el Festival Cannes de la Publicidad lo eligió como el cliente del año en el mundo.

Como decía James Bond, nunca digas nunca jamás.

Un carrera brillante y un ejemplo claro de que para lograr algo se debe soñar y hacer a la vez.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Juan Carlos Ortiz