Publicidad
Santiago Montenegro 21 Oct 2012 - 11:00 pm

Un improbable ganador

Santiago Montenegro

Cuando los medios de comunicación hablan y ponen de ejemplo a los ganadores en cualquier disciplina, hay que escuchar con cautela y con un poco de escepticismo por lo que los expertos llaman el “sesgo de selección”.

Por: Santiago Montenegro
  • 102Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/un-improbable-ganador-columna-382449
    http://tinyurl.com/8b3rvu7
  • 0

Usualmente sólo vemos a los ganadores, como a los cantantes famosos, a los ricos o a los políticos que triunfan en las elecciones. No vemos a los perdedores, a los que, teniendo iguales o mejores capacidades, no triunfan por mala suerte o por causas ajenas a su control. Muchas veces, un producto nuevo, una canción o un político son acogidos por la mitad de la población por la simple razón de que la otra mitad ya lo ha hecho. No hay nada más exitoso que el éxito. Y, una vez alguien es famoso, se acude a su historia para argumentar que su triunfo es la consecuencia necesaria de su inteligencia, de su preparación, de sus esfuerzos y de sus sacrificios. Así, se cae en otro sesgo, esta vez llamado sesgo de retrospectiva o también falacia lógica, que consiste en ajustar los datos y las cifras para explicar un resultado ya conocido.

Por estas razones, es muy oportuno resaltar el caso de uno de los más improbables ganadores que, quizá, ha habido en la historia de la ciencia. Se trata del biólogo británico John Gurdon, quien acaba de ganar el Premio Nobel de Medicina o de fisiología por sus investigaciones pioneras en la clonación de las células. Lo realmente sorprendente de su biografía, que se dio a conocer después de otorgado el Nobel, es que fue el peor en biología, en un grupo de 250 alumnos, en el exclusivo colegio de Eton, en Inglaterra. Los medios de comunicación también resaltaron que Gurdon estuvo en el grupo de los peores alumnos en todas las demás materias y que una de sus profesoras, cuando se enteró de que quería ser un científico, afirmó que eso era una ridiculez, pues lo único que lograría sería perder su tiempo y el de sus profesores. No explican cómo hizo, pero se las ingenió para entrar a la exclusiva Universidad de Oxford, pero no a estudiar biología, sino humanidades. Luego se pasó a zoología, terminó su pregrado y realizó un doctorado en la misma universidad, para embarcarse, posteriormente, en una brillante carrera científica, que culminó en el Premio Nobel de Medicina o fisiología.

Este logro, además de sorprendente, habla muy bien, por supuesto, de su protagonista, el profesor Gurdon, pero también de la Universidad de Oxford, que lo acogió y le dio una oportunidad. Habla mal del sistema de calificaciones de Eton y de muchos centros de educación de todo el mundo. Hace mucho tiempo, otro ganador de un Premio Nobel, el economista y jurista Friedrich Hayek, llamó la atención sobre la precariedad del sistema de notas para evaluar el potencial científico de los alumnos. Afirmó que, para evaluar a sus alumnos, prefería entrevistarlos y que escribiesen ensayos para auscultar su capacidad creativa e investigativa. El caso del profesor Gurdon es una buena excusa para evaluar y, si es del caso, replantear muchas cosas en la educación de nuestros jóvenes, incluyendo los sistemas de evaluación y de calificaciones. ¿Cuántas carreras se estarán frustrando por malos sistemas de evaluación? Más que ponderar a los ganadores, tenemos que evaluar por qué tantos muchachos abandonan sus estudios. Es un ejercicio que es necesario hacer a la brevedad.

 

  • 0
  • 11
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • EE.UU. urge a la formación de una alianza internacional para frenar al Estado Islámico
  • Persiste crisis carcelaria en Cartagena

Lo más compartido

11
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

flecha veloz 1943

Lun, 10/22/2012 - 11:50
Pist, pist don Santiago, pist pist !!. ¿Usted poniendo en tela de juicio a los medios de comunicación ?. El mundo al revés.
Opinión por:

cuchuflo

Lun, 10/22/2012 - 11:39
La pregunta de perogrullo: ¿por qué tantos muchachos abandonan sus estudios?; equivalente a las siguientes preguntas: ¿por qué el desempleo de los muchachos es del 20%?; ¿por qué la cobertura de la educación superior es del 30% sin incluir los cursos on line del Sena?; ¿por qué tanto adolescente en la prostitución?; ¿por qué tantos muchachos hacen parte de las filas de los grupos armados al margen de la ley?; ¿por qué la movilidad social en Colombia es precaria?; ¿por qué tanta desigualdad que discrimina en contra de los muchachos de escasos recursos?. etc, etc. Lo que me parece el colmo del columnista es que habiendo sido Director de Planeación Nacional no tenga claro las respuestas a estas preguntas. Por eso estamos como estamos, porque quien toma las decisiones en este país no sabe nada
Opinión por:

Muchomiedo

Lun, 10/22/2012 - 10:33
Se interpreta esta columna como un mea culpa cuando escribe de educación en Colombia y culpa de todo a los maestros que según el son los profesionales de peores notas y nunca culpa a los administradores bien calificados y de seguro educados en el exterior que son tan culpables como los politicos y sindicalistas que también son politicos.
Opinión por:

Hernán Orlando Barrios Montes

Lun, 10/22/2012 - 09:22
Aleccionador y oportuno el artículo de Santiago Montenegro; recomiendo este documento a padres de familia comprometidos y a maestros( digo maestros a los que acompañan a los estudiantes en el proceso educativo) responsables de su vocación de serlo. En alguna ocasión que entrevistá a Eutiquio Leal, cuando hacía el segundo semestre de periodismo en Bogotá, este extraordinario Maestro de la Literatura, me dijo que "la calidad está en la cantidad"; ahora que Santiago Montenegro, al final de su columna cuestiona: ¿Cuántas carreras se estarán frustrando por malos sistemas de evaluación?, refiriéndose a los descalificativos que profesores, del hoy Premio Nobel de Fisiollogía, john Gurdon, le propinaron cuando hacía su preparatoria, le digo a Santiago, la falla es de padres y educadores. Nancho.
Opinión por:

luispuyana

Lun, 10/22/2012 - 09:19
LO QUE SIEMPRE OMITEN LOS NEOLIBERALES: LA ESENCIA DE ESE PREMIO NOBEL DEL BRITANICO JHON B. GURDON, cuyas investigaciones para reemplazar las celulas deficientes le llevó más de 40 años de investigaciones de fracazar y volver a iniciar haste que enocntró la manera de reemplazarlas. El santiago hace al revés, lleva varias décadas tratando de darle oxigeno a un modelo que ha demostrado su fracaso, pero así persiste en que su neoliberalismo es lo único que puede salvar a Colombia y al Mundo entero.
Opinión por:

luispuyana

Lun, 10/22/2012 - 08:58
Lo más seguro es que en humanismo le fue bien al santiago, explicando lo HUMANO QUE ES EL CAPITAL FINANCIERO, EN ESPECIAL EL QUE SAQUEA LA NACIÓN.
Opinión por:

luispuyana

Lun, 10/22/2012 - 08:57
AH, CON QUE SACABA BUENAS NOTAS EL SANTIAGO, Y LAS SIGUE SACANDO COMO BUEN NEOLIBERAL, fiel al capital inversionista de confianza, el mismo que desmantela el Estado, privatizando nuestros servicios públicos y desnacionaliza todos nuestros recursos naturales para el total beneficio de ese criminal capital.
Opinión por:

Ben Adams

Lun, 10/22/2012 - 08:11
El pobre Santiago no pierde la esperanza....él como John Gurdon estudió en Oxford, pero solo en eso se parecen. Pero mientras Gurdon demostró que no era el incompetente, Montenegro no logra demostrar que es un mediocre, que solo sirve para hacerle la corte a corruptos y carroñeros como dice el profesor Sanez Rovner. Recuerdo cuando era decano de economía de los Andes el también Nobel, Douglas North, en el auditoriolde la biblioteca Luis Angel Arango, le dijo que no siguiera corriendo ecuaciones para demostrar la importancia de las instituciones en el desarrollo económico. ...ese es Santiago Montenegro, urbista de pura casta...
Opinión por:

Germinación

Lun, 10/22/2012 - 10:06
Ben Adams, yo también estuve en la conferencia de North en la Luis Angel Arango... y también en la que pronunció en la misma Uniandes... fue de risa cuando el nóbel les dijo que para qué diablos le dedicaban tanto tiempo a la econometría, que eso no servía para nada, pues él mismo había pasado 30 años de su vida haciendo cliometría para comprobar lo dicho. La cara de Montenegro era de risa: parecía un chimpancé cuando se ve al espejo.
Opinión por:

Germinación

Dom, 10/21/2012 - 23:31
Lo que es la vida, ¿verdad indigno hijo del Valle de Atriz? ... un amigo me contó que usted sacaba buenas notas, tanto en el colegio como en uniandes... y fíjese, cuando usted se hizo grande, se volvió malo, malísimo, y en vez de un nobel usted lo que se ganó fue el puesto de sacamicas del pajarraco salgareño. ¡Realmente la vida es una putada! : gastarse semejante platalón, beca incluida, para terminar de amanuense del crimen. Es que no hay derecho , carachas.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Lun, 10/22/2012 - 06:49
Santiago el Menor se debe preguntar por qué sus críticos no le perdonan una. Supongo que tiene que ver con sus "éxitos" en el uribismo y en la representación de los carroñeros del capital financiero.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio