Publicidad
Santiago Montenegro 10 Feb 2013 - 11:00 pm

Un motivo de esperanza

Santiago Montenegro

Por: Santiago Montenegro
  • 87Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/un-motivo-de-esperanza-columna-404064
    http://tinyurl.com/bhh5m8b
  • 0

PORQUE LO MEJOR DE UN PAÍS ES SU gente, es muy esperanzador constatar cómo una nueva generación de investigadores se agiganta por sus aportes a las ciencias sociales y a las políticas públicas. Una exponente de ese nuevo país es Raquel Bernal, directora del Centro de Estudios sobre Desarrollo Económico de la Universidad de los Andes, quien fue galardonada el pasado 6 de febrero con el premio Juan Luis Londoño, que se concede cada dos años al investigador menor de 40 años más destacado en las ciencias sociales. Al aceptar su premio Raquel Bernal resumió la literatura universal mostrando que las inversiones más rentables para la formación del capital humano individual y para la sociedad, como un todo, son aquellas que se hacen durante la primera infancia, que producen retornos significativamente más altos que las que se hacen después. Hizo también un recuento de sus investigaciones de 12 años sobre las inversiones más eficaces para el desarrollo cognitivo y socioemocional saludable de los niños y niñas de Colombia. Al tiempo que presentó la cruda realidad de vulnerabilidad de nuestros niños, también dio luces de esperanza. De los 4,3 millones de menores de cinco años que hay en Colombia, dijo, un 65% se encuentra en situación de vulnerabilidad económica y social. Cerca de 1,2 millones de niños están en los programas de hogares comunitarios de bienestar tradicionales, donde reciben un importante complemento alimenticio, pero afirma que la calidad deja mucho que desear. Sin embargo, señaló que acciones destinadas a mejorar la calidad, como los programas de capacitación del Sena a las madres comunitarias, han dado resultados positivos. Con varios de sus colegas, está realizando evaluaciones de otros programas, como los centros de desarrollo infantil, antes denominados Jardines Sociales, y el programa de atención en el centro aeioTU, de la Fundación Carulla, único en Latinoamérica, un estudio que, desde hace tres años hace seguimiento cada año a 1.200 niños y espera hacerlo hasta que lleguen a la adolescencia para evaluar el impacto de diferentes políticas. Al describir el alcance de sus investigaciones, se observa una clara orientación hacia las políticas publicas. Para que la atención sea efectiva, los trabajos de Bernal enfatizan la necesidad de una adecuada focalización y duración de la intervenciones; la importancia de buenas infraestructuras; currículos bien establecidos; apropiada supervisión y capacitación de los maestros; interacción y buena cooperación con los padres de familia. Pero, sobre todo, personal idóneo que entienda apropiadamente los temas de desarrollo infantil y los procesos de aprendizaje y enseñanza, y tenga también una excelente capacidad de comunicación con los padres de familia, entre otras características.

Más allá de un homenaje muy merecido a Raquel Bernal, el premio que le fue otorgado es también un reconocimiento a una nueva generación de académicos de las ciencias sociales en Colombia y, en particular, al creciente papel de muchas mujeres investigadoras. Porque, junto a Bernal, es menester resaltar los trabajos de sus colegas Ana María Ibáñez, Adriana Camacho, Ximena Peña, Marcela Meléndez, Camila Fernández, entre otras. El talento y dedicación de estas mujeres, y de muchas otras en todo el país, nos da una luz de esperanza. Por esa misma razón, su trabajo debe ser conocido, destacado y puesto de ejemplo para las nuevas generaciones.

  • Santiago Montenegro | Elespectador.com

  • 17
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

17
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Héctor J. Pedraza P.

Vie, 02/15/2013 - 15:19
No conozco mayor cosa de la coherencia personal y profesional de Santiago Montenegro y no me atrevo a aventurar nada sobre los motivos reales que lo llevaron a reseñar los aportes de algunas jóvenes colombianas al conocimiento de nuestra realidad. Por encima de los sesgos que le atribuyen comentaristas de este escrito, considero que es una reseña que motiva la realización de esfuerzos como el de RAQUEL BERNAL para ponderar y dosificar mejor los programas de atención a la población infantil. A mi personalmente me dejó la inquietud por conocer de dicho trabajo y de hacerle el seguimiento a este y a otros esfuerzos que se estén adelantando en este importantísimo frente de las políticas públicas de la Bogotá Humana y de todas nuestras ciudades y poblaciones.
Opinión por:

manamuisca

Lun, 02/11/2013 - 21:14
que vergüeza siente el columnista que arremete contra la educación y la tebción integral pública del ICBF y del MEN psra anteponer la loable pero minúscula obra de onegs y fundaciones sin ánimo de lucro qiero con muchha pasión de figuracion politica, que realmente ha sido poca su obra para sacar del findo las estadísticas de vulneracion de derechos de niños y jóvenes.Se arremete contra los proyectos comuitarios que imlican la formación de redes sociales y comunitarias y el cultivo de la veeduría comunitaria por la institucionalización y privatización discrimitnatoria focalizada aa los mas pobres quizas el 20%y descuide el 49% por ser no pobre pero tampoco rico,antes se dejaba por fuera qyuzas el 20% hoy se deja por fuera el 40$ y la calidad se ha disminuido a menos del 50% , mire las PISA que mas que parecerse a la famose torre italiana se parecen al mítico coloso de Rodas donde se sostiene con pies de barro asi la cabeza tenga yelmo de oro y brazos sea de fina plata
Opinión por:

Boyancio

Lun, 02/11/2013 - 16:39
Tan pastuso el man; si la mejor educación la tenemos en el Gimnacio Moderno, en el Nueva Granada, en el Andino, en el Biffi, en la Sagrada Pastora, en el Colegio del Hermano Clavo, lo demás, pues hombe, para su pendeja esperanza.
Opinión por:

Ben Adams

Lun, 02/11/2013 - 16:21
Un motivo de esperanza para la generación menor de 40 años, porque su generación Sr. Montenegro es motivo de vergüenza. Los Premios Juan Luis Londoño, son para los Andes como los premios TV y Novelas son para RCN y los Schock para Caracol....endogamia pura....
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Lun, 02/11/2013 - 17:00
Ben, de su paso académico por los Andes, el principal logro de SM fue perseguir y echar a un colega, Yo reseñé lo que Mr Asofondos publicó en el 2005 y cree que es una gran obra y no es más que el refrito de su tesis de maestría en UniAndes de los años 80. Inicialmente reseñé el libro ("El arduo tránsito hacia la modernidad: Historia de la industria textil colombiana durante la primera mitad del siglo XX") de este personajillo en el Hispanic American Historical Review (la revista de historia latinoamericana más importante del mundo) y después publiqué la versión castellana en cuadernos de Economía de la Universidad Nacional. Te incluyo los links: http://hahr.dukejournals.org/content/85/1/170.full.pdf+html. http://www.fce.unal.edu.co/media/files/documentos/Cuadernos/43/v24n43_saenz_2005.pdf
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Lun, 02/11/2013 - 13:25
Bellaco farsante. Intelectualmente mediocre. Echa globos mientras sus patrocinadores destruyen la prima media y pauperizan la clase media colombiana. ¿No de la vergüenza?
Opinión por:

leinadsajor

Lun, 02/11/2013 - 21:43
Esa maraña al final se cae, como pasó en EE.UU. No vuelven a oler el poder en un buen tiempo.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Lun, 02/11/2013 - 21:38
Daniel, para este mediocre y para el Ministro falto de carácter, hasta el aire que respiramos es un subsidio.
Opinión por:

leinadsajor

Lun, 02/11/2013 - 21:33
Eduardo Respire Profundo. Y pues claro que no le puede dar vergüenza, precisamente por lo que ud dice, que es un mediocre.
Opinión por:

cuchuflo

Lun, 02/11/2013 - 12:35
Para no salirnos del campo de las mujeres jóvenes que sobresalen por la pertinencia de sus investigaciones en Colombia, lo invito a que mire las tesis de maestría y publicaciones de antropólogas, sociólogas. psicólogas, historiadoras, politologas, biólogas, médicas, entre muchas otras disciplinas de la Universidad Nacional, de Antioquia, del Valle, distintas a las referidas economistas de la Universidad de los Andes. El expresidente Cesar Gaviria en una reunión del Partido Liberal, previa a las últimas elecciones presidenciales, en un claro viraje hacia postulados más social-democratas reconoció lo siguiente: "el error de mi gobierno fue creer que los economistas sabíamos de todo para resolver todos los problemas de la sociedad". Obviamente Montenegro tiene un sesgo inocultable por U. Ande
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Lun, 02/11/2013 - 17:05
Hay gente que me pregunta: ¿Usted estudió en UniAndes?". Yo respondo: "¡No, qué vergüenza! Yo me formé en universidades norteamericanas de verdad, no en un nido de endogámicos de espaldas al país y de frente a Monserrate y al capital financiero.
Opinión por:

Germinación

Lun, 02/11/2013 - 12:30
El bastardo hijo del Valle de Atriz de nuevo... ¿Cómo hace usted para hablar de "capital humano" - ¡ qué expresión más asquerosa, por cierto !- habiendo hecho parte durante años del gobierno a quien la educación le importó un culo? ¿Un gobierno que hizo de la educación universitaria su enemiga? ¿De un malandro que, como Uribe, fue enemigo de la academia y los intelectuales? ¿Cómo diablos usted, hijo bastardo del noble sur de Colombia, que ha hecho todo lo posible para justificar y prohijar el abandono del Estado en terrenos de la educación, la salud y la seguridad social, hoy pretenda aparecer como uno de los dolientes de la pésima educación colombiana? ¿Cómo diablos usted, indigno paisano de Agualongo, que , como pocos, ha conspirado contra la equidad, hoy se lamenta de sus frutos?
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Lun, 02/11/2013 - 20:28
Me imagino a este bellaco detrás de la pensión del Papa Benedicto.
Opinión por:

Germinación

Lun, 02/11/2013 - 12:36
¿Cómo, usted meretriz del capital, pretende posar de economista con corazón cuando no es otra cosa que el sacamicas y soplapollas de banqueros, rentistas y especuladores - verdaderos parásitos y sanguijuelas de la clase trabajadora- ? ¿Por qué no nos cuenta de una buena vez cuánto dinero de los trabajadores colombianos perdió usted en la cloaca de Lehman Brothers? ¿Por qué no nos cuenta de cuánto fue el "tumbis" que usted, en asocio con la mafia de Interbolsa, le hicieron a los trabajadores? ¿Cuánta plata se perdió en esa pirámide? PARA terminar: ¿Cómo putas, un malandro de su calaña tiene columna en un periódico como El Espectador? Por los menos, a unos puercos como Yahmugre o José Obdulio ya los sacaron.....
Opinión por:

Guy_Fawkes

Lun, 02/11/2013 - 12:19
En colombia pareciera que lo mas importante son los recursos minerales, los grandes latifundios de palma, azucar y banano y que la gente es un estorbo y es mejor que se vayan a producir a otro pais,a las ciudades o que se maten entre si en luchas fratricidas.
Opinión por:

elcaminoc

Lun, 02/11/2013 - 11:42
Dudo que lo que sea bueno para Montenegro, lo sea también para el pueblo.
Opinión por:

rixator

Lun, 02/11/2013 - 09:57
Doctor, usted cada día más mediocre, cuando no se le ocurre que escribir hace "publireportajes".
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio