Publicidad
Santiago Villa 25 Feb 2013 - 11:00 pm

Una guerra de violadores

Santiago Villa

El probable asesinato de Angélica Bello dificulta que en Colombia se sepa la verdad sobre las violaciones cometidas durante la guerra.

Por: Santiago Villa
  • 215Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/una-guerra-de-violadores-columna-406827
    http://tinyurl.com/khgd8jb
  • 0

Según la policía y el alcalde de Codazzi, Cesar, la líder social Angélica Bello se suicidó el 16 de febrero con el revólver de su escolta. El Estado insinúa que las presiones y amenazas que recibió por parte de grupos armados ilegales motivaron el suicidio. La última, que le fue anunciada hace dos semanas, le ordenaba salir de Codazzi si quería seguir con vida. Esta hipótesis ha sido rechazada por miembros de la organización defensora de derechos humanos a la que pertenecía (Funhumana), y que han trabajado con ella desde hace varios años.

“Yo hablé con ella el jueves antes de los hechos [14 de febrero] y ella estaba muy contenta”, me dijo ayer Jesús Mario Corrales, el director de Funhumana. “Me estuvo contando de la reunión que habían tenido con el Presidente [de la República], de los avances que se estaban haciendo, e incluso comenzamos a planear la agenda de trabajo para hacer en el Eje Cafetero, las visitas de ella y lo que se iba a programar”.

Resulta contra intuitivo asumir que las dificultades de su vida la llevaron al suicidio, justo cuando su tarea estaba llegando a su punto más promisorio.

Angélica Bello llevaba un registro riguroso de las mujeres que eran víctimas sexuales de la guerra civil colombiana. La labor de Bello era motivar a que otras mujeres denunciaran que habían sido víctimas sexuales y acompañarlas durante el proceso. El alcance de su trabajo fue evidenciar que la violación era una práctica sistemática de los grupos armados. En otras palabras, que la nuestra fue una guerra de violadores. En el registro tenía más de 400 víctimas, aunque según Funhumana el total puede eventualmente llegar a 4.000 mujeres violadas. Yo creo que es mucho más alto.

“Hasta ahora en Colombia no se ha dicho nada sobre cuántas mujeres fueron agredidas por los grupos armados al margen de la ley. Ella estaba preparando un informe para presentar sobre eso”, dijo Corrales. “Muchos grupos armados llegaban a buscar a la cabeza de familia, que era el esposo, y cuando no encontraban a éste en la casa, porque había salido huyendo para salvar su vida, sin pensar en lo que iba a sucederle a su familia, resulta que le cobraban haciendo eso con el núcleo familiar, porque tenemos muchos casos en los que fueron agredidos no sólo la esposa, sino también algunos hijos”.

Angélica pidió reubicación urgente a la Unidad Nacional de Protección (UNP) después de recibir la última amenaza. El problema es que la UNP no atiende solicitudes urgentes de manera expedita. Durante finales del 2012 trabajé de cerca con dos líderes de restitución de tierras para lograr que la UNP mejorara sus esquemas de seguridad. Después de mucho trabajo y varias semanas de insistencia finalmente logramos una respuesta favorable. La experiencia me enseñó varias lecciones en torno a cómo opera la burocracia de la UNP.

Primero, en la práctica nada puede hacerse si la víctima no viaja a Bogotá y se presenta personalmente en las oficinas de la UNP. Pretender mejorar el esquema de seguridad o lograr una reubicación desde una región no es realista, y menos si la amenaza es inminente.

Segundo, necesita el apoyo de un político, de la Defensoría del Pueblo, de una ONG, de un organismo multilateral o un medio de comunicación. Preferiblemente de todas las anteriores. Si no hay alguien más que presione a la UNP, las cosas no avanzan con la velocidad necesaria.

Tercero, se requiere de una nueva amenaza para motivar un nuevo estudio de riesgo. El estudio de riesgo se remite a un comité integrado por la UNP y la Policía Nacional. Si el comité aprueba una mejora de las condiciones de seguridad, éstas se ejecutan. En los casos que seguí la UNP tardó un mes desde que presentamos la solicitud hasta que se anunció la mejora en las medidas.

Si Angélica Bello solicitó una modificación en su esquema de seguridad o una reubicación durante la semana en la que recibió el disparo a la cabeza, lo más probable es que hoy, 26 de febrero, aún no hubiera recibido nuevas medidas. La UNP responde, pero hay que hacer mucha presión, viajes a Bogotá y tener paciencia. No es lo ideal y la institución debería estudiar la manera de hacer un trabajo más eficiente. En especial, mejorar su eficacia en las regiones, porque no todos los líderes pueden viajar a Bogotá cuando reciben amenazas. El viaje es costoso y la mayoría viven con muy bajos recursos. Yo tuve que pagar de mi propio bolsillo el viaje de uno de ellos.

Si rechazamos la hipótesis de que Angélica Bello se suicidó, el arma homicida fue el revólver de su escolta. ¿Fue infiltrado su esquema de seguridad? ¿Y qué sucede entonces con los esquemas de seguridad de los demás líderes? Andrés Villamizar, director de la UNP, debería estar muy preocupado por las implicaciones de que Angélica Bello hubiera sido asesinada.

Twitter: @santiagovillach

  • 0
  • 15
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Altibajo en vía artería de Bogotá sería el responsable de varios accidentes
  • Los tristes testimonios de niños sicarios de Bogotá

Lo más compartido

  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • El 'Ice Bucket Challenge' sólo ha generado en Colombia $50 mil
  • Opinión Ago 20 - 10:00 pm

    Vaginal

15
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Boyancio

Vie, 03/01/2013 - 04:55
En homenaje a la grandeza y al valor de Angélica Bello, se le pide a todas las mujeres de la Franja Caribe que deben votar en blanco en las próximas ferias votacionales; pero como no tiene internet la mayoría, ni leen na, quiere decir: cate que no lo ví.
Opinión por:

Boyancio

Vie, 03/01/2013 - 04:48
ESE centralismo malnacido que nos tiene abandonados en la puta mierda...dadnos la paz, más que sea la puntica...namá.
Opinión por:

Boyancio

Vie, 03/01/2013 - 05:00
¡Libertad!, libertad, libertad, libertad, libertad, libertad... l i b e r t a d... li b e r t a d ...liiiiii berrr taaad, por lo que más quieran...¡ No joda!
Opinión por:

sabueso

Mar, 02/26/2013 - 22:06
y hay mensos que votaran hasta el codo por sus mismos para uberrimos violadores
Opinión por:

Isidoro Bacharach

Mar, 02/26/2013 - 20:42
La ultraderecha no conoce limites ,ni reconoce derechos de quienes historicamente en Colombia han tenido la "osadia"de luchar por lo que es justo .Las minorias ,los negros ,los indigenas ,los desplazados ,los que no se acogen a la ignominia ,ni agachan la cabeza ante los dueños del pais ,son incomodos y hay que acabar con ellos.La historia esta llena de ejemplos,a muchos los han matado con motosierras o con lo que sea .A otros les quitan el derecho a seguir participando en politica,a los intelectuales y periodistas independientes los quieren lejos del pais .En fin ,los metodos son multiples .Lo que se le olvida a esta godarria absurda es que un poder como el suyo ,manchado con la sangre y el dolor de sus victimas ,es un pobre poder que algun dia les sera arrebatado.
Opinión por:

Helena.hoja

Mar, 02/26/2013 - 13:54
Y si aceptamos la hipótesis del suicido de Angélica Bello, no tendría el Estado responsabilidad? Claro que si, no se puede olvidar que la atención a las victimas debe hacerse de manera integral, donde la atención psicosocial debe ser uno de los ejes primordiales al igual que los esquemas de seguridad. Para mi no es clara y convincente la hipótesis del suicidio de Angélica, pero aún siendo cierto, el Estado no exime su responsabilidad, al contrario debería ser muy preocupante su posición como garante de derechos, máxime, cuando hablamos de víctimas de la guerra que sufrimos en nuestro país.
Opinión por:

digoall

Mar, 02/26/2013 - 13:03
Las mujeres solas no podemos con esto. Está visto que la fuerza bruta de los machos se impone a falta de cerebro. Por eso necesitamos la fuerza inteligente de los pocos hombres que hay en Colombia, que entienden que la violación es un crimen atroz. Necesitamos de su voz, de la de esos hombres para forzar la vergüenza de sus congéneres. Se agradece siempre que un hombre escriba sobre esto. SE NECESITA QUE ELLOS LO HAGAN.
Opinión por:

opinador82

Mar, 02/26/2013 - 11:04
La guerra... Fratricida para colmo de la estupidez y ha forjado en nuestras generaciones una anestesia, la cual no nos permite la resiliencia y cada tragedia nos vuelve más cretinos. Utilizados por los señores de la guerra, quienes han tenido, tienen y tendrán un super lucrativo negocio, basado en la falta de disciplina nuestra, la cual genera negligencia, pereza, egoismo y estos son los seudo - insumos que los mantiene con sus privilegios; sean: Políticos, pontífices, magistrados, Guerrilleros, delincuentes, comunicadores sociales. Es cierto que la mayoría de nosotros escasamente nos alcanza el tiempo y las energías para sufragar las necesidades premarias; pero se nos hace ineludible sacar de los dos, para cambiar nuestra forma de pensar y hacernos más agradables nuestras existencias.
Opinión por:

Caminante7900

Mar, 02/26/2013 - 10:04
Ese cuento del suicidio es indigerible, lo peor del caso es que no habrá castigo para ninguno de los que mancillaron la vida de esta señora. Q.D.E.P
Opinión por:

lagolaguito

Mar, 02/26/2013 - 09:37
Este es uno más de miles de casos en los cuales la mano negra del estado asesina personas indefensas. Ya dirá el policia más grande: "Es solo un caso aislado". Paz en la tumba de Angpelica Bello, una mujer que murió defendiendo sus principios y su dignidad
Opinión por:

Piedraleiva

Mar, 02/26/2013 - 08:11
La violan, la desplazan, le secuestran las hijas a quienes esclavizan sexualmente, atentan contra su vida, le maman gallo con la protección debida y al final le ponen de escolta personajes de los cuerpos de seguridad que están mucho más cerca de los ejercitos anti restitución que de la justicia, y al final, la suicidan como calumnia postuma a su memoria. Propsperidad para todos!
Opinión por:

luis eduardo garces orozco

Mar, 02/26/2013 - 07:37
Llama poderosamente la atencion que fuera precisamente con el revolver del escolta, quien lo habria dejado sobre la mesa de noche. la pregunta obligatoria es(por lo menos para mi),: que hacia el escolta en el dormitorio de Angelica? Coalquiera podria pensar que entro a cumplir el encargo de asistirla en el suicidio...
Opinión por:

chococruz

Mar, 02/26/2013 - 05:48
Que triste realidad la de esta sociedad que no encuentra sosiego ni justicia ni paz ni siquiera en la tumba. La otra verdad es que el mal ejemplo cunde por doquier, autoridades y justicia casi inoperantes, o operan solo para los poderosos, nuestro congreso y demas instituciones públicas ineficientes y coptadas por los corruptos y demas pleyade de bandidos que tanto abundan por aquí.
Opinión por:

tomas caicedo

Mar, 02/26/2013 - 01:17
SI PIEDAD CORDOBA ACCEDIERA A QUE TODA SU E SCOLTA FUESEN SOLO MIEMBROS DEL ESTADO, HACE RATO HABRIAN SALIDO CON LO MISMO ,,SUICIDIO. A ESTA S EÑORA LA ASESINARON SUS ESCOLTAS POR ORDEN ESTATAL,,, QUE SINVERGUENZAS QUE CINICOS,,,RECUERDO CUANDO PIEDAD CORDOBA DENUNCIO QUE ERA ESPIADA POR SU MISMO ESQUEMA DE SEGURIDAD
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio