Publicidad
Gustavo Gallón 17 Oct 2012 - 11:00 pm

Una ley para ponerles conejo a las víctimas

Gustavo Gallón

Hasta hoy, las víctimas de paramilitares y de guerrilleros desmovilizados podían aspirar a obtener una reparación integral de los daños causados por sus delitos.

Por: Gustavo Gallón
  • 11Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/una-ley-ponerles-conejo-victimas-columna-381788
    http://tinyurl.com/c9lpl8l
  • 0

La condena que se expidiera en el proceso de reducción de penas regulado por la Ley 975 (llamada “de Justicia y Paz”) debería cuantificar tales daños e imponer la obligación de indemnizarlos. Si se aprobó ayer en el Senado el proyecto que prorroga y modifica dicha ley, ya ello no será posible.

En vez del “incidente de reparación integral”, que se realiza antes de la sentencia, habría un “incidente de identificación de las afectaciones causadas a las víctimas”. Este nuevo incidente se limitaría a verificar las pruebas presentadas por la víctima, y si el procesado reconoce las “afectaciones” alegadas. El proyecto elude hablar de “daños”, que es el concepto jurídico apropiado para estas situaciones, y señala que tales afectaciones “en ningún caso serán tasadas”.

Con este cambio conceptual y procesal, la víctima no podrá reclamar su reparación económica ante el juez penal sino ante el Gobierno. Quedará sujeto así a los límites del programa de reparación administrativa establecidos por decreto, “a título de indemnización solidaria”: por un homicidio, 40 salarios mínimos (menos de 23 millones de pesos), o por violencia sexual hasta 30 salarios (17 millones de pesos). Si son varios los deudos, dicha suma se distribuirá entre ellos. Nadie podrá demandar una indemnización plena por la vía judicial penal.

Si la víctima pretende que le restituyan la tierra usurpada, el juez de “Justicia y Paz” no podrá entregársela directamente. Deberá dirigirse al Ministerio de Agricultura (Unidad de Restitución de Tierras Despojadas [sic]), y esperar a que allí se inicie una demanda, cuando el Ministerio lo considere conveniente, ante los jueces de restitución de tierras creados por la Ley de Víctimas.

Según los ponentes del proyecto, “el trámite del incidente de reparación integral a las víctimas dilata enormemente los tiempos procesales previos a la sentencia condenatoria”. Como bajo la Ley 975 apenas se han dictado 14 sentencias en siete años (y sólo una de ellas está en firme), resulta cómodo imaginar que suprimiendo el incidente de reparación integral se van a obtener más sentencias en forma rápida. Si de eso se tratara, lo adecuado sería dictar primero la sentencia de condena plena, celebrar luego el incidente de reparación integral, y después sí dictar la sentencia de reducción de pena. De esa manera disminuiría la presión por la falta de resultados y se lograría un incentivo real para que los procesados repararan el daño causado a las víctimas. Ese es el sentido de estos procesos: garantizar los derechos de las víctimas a cambio de una reducción de penas, en aras de la paz, como lo ha advertido la Corte Constitucional.

Así lo percibió el senador Armando Benedetti, quien dejó en la ponencia una constancia de su desacuerdo con esta iniciativa, por considerarla “una clara afrenta a los derechos fundamentales de las víctimas”. Ojalá los senadores se la hubieran leído. Si el presidente Santos dijo hace un año que no les iban a poner conejo a los estudiantes, mucho menos hoy a las víctimas.

 

* Director, Comisión Colombiana de Juristas.

  • Gustavo Gallón Giraldo* | Elespectador.com

  • 0
  • 10
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Park(ing) Day en Bogotá este viernes

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
10
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

AJIPIQUE

Lun, 10/22/2012 - 23:30
LOS URIBEÑOS EN ACCION ¡¡¡¡
Opinión por:

HOLARUNCHOS

Sab, 10/20/2012 - 12:09
sera que los esbirros de las narco farc...tienen titulos que los acrediten como DUEÑOS DE TIERRA?
Opinión por:

AltoMagdalena

Jue, 10/18/2012 - 22:58
Pero haga la denuncia completa, profe, y diga quiènes estàn impulsando semejante afrenta contra las vìctimas. Quien la propone ofrece sin pudor los bienes pùblicos y protege los bienes mal habidos de los delincuentes. Es importante saber quiènes tienen ese propòsito, pues sin duda uno de los puntos fuertes y ultra secretos del negocio con las Farc son los torcidos que tendràn que hacer para "lavar" el dinero fruto de sus crìmenes y salir a disfrutarlo.
Opinión por:

baffles

Jue, 10/18/2012 - 20:33
los paramilitares son los unicos que cuentan con recursos,pues los bandoleros de las narcoguerrillas que hasta el momento se han desmovilizado solo tienen pecueca y lesmaniasis para reparar a los familiares de sus victimas poque los que tienen el billete lo invierten en el exterior y estan en venezuela y de paso por oslo y cuba de prepotentes en hoteles 5 estrellas, viajando en primera clase, mientras los mamertos se cuelan en el trasmilenio para poderse movilizar ahorrandose el pasaje para poder meterse su cachito..
Opinión por:

jaime m arb.

Jue, 10/18/2012 - 15:21
Gustavo Gallon presidente de la Comision Colombiana de Juristas , organizacion de abogados corruptos que se enriquecen con los dineros publicos al demandar costantemente al Estado reclamando indemnizaciones inexistentes o haciendo aparacer que los delitos cometidos por los delincuentes, son CRIMENES DE ESTADO. Hoy protesta porque el señor Benedetti contratado para lograr que la Ley de Justicia y Paz , ratificara todos los abusos que se cometen con las indemnizaciones , o mejor dicho , le puso talanquera a los robos que jueces venales contratados por las organizaciones de Abogados corruptos les facilitaba estafar al Estado.
Opinión por:

ChapultepecDF

Jue, 10/18/2012 - 11:57
Viendo la justicia colombiana sólo queda recurrir a la CPI, es la única opción de justicia real de todos los afectados, a la justicia colombiana le falta grandeza para reparar a las victimas.
Opinión por:

rabil

Jue, 10/18/2012 - 08:25
La paz debe concertarse, cómo no, no solamente con los armados, también con los inermes, generalmente llamados víctimas. Curioso que mientras en Oslo se inician las conversaciones para un cese al fuego, los ciudadanos del común sean víctimas del fuego cruzado de ejecutivo y legislativo: fuero militar, esta ampliación a la ley de Justicia y Paz, indiferencia ante los estragos de la ley 100, reforma tributaria en contra de los asalariados, reforma pensional para desmejorar, eliminación, por inanición, del SENA, carbón para la locomotora minera y un larguísimo etcétera que aleja la verdadera paz.
Opinión por:

Allterrain

Jue, 10/18/2012 - 09:31
Ese "fuego cruzado" es el más peligroso. Muy buen comentario rabil.
Opinión por:

Gonzalvo

Jue, 10/18/2012 - 08:10
Debió de ser duro para Gallón, tener que tragarse el sapo de reconocer que lo dispuesto por la ley de Justicia Y paz , que el tanto criticó y critica por ser hechura del gobierno anterior,es más justo en la reparación integral de las victimas, cosa que ahora no sucederá con la modificación hecha por el gobierno del melifluo; bueno se le abona el arrepentimiento aunque algo tarde.
Opinión por:

gente común

Jue, 10/18/2012 - 05:22
Aquí se aplica la norma de, "predica una cosa y aplica lo contrario, que la gente no se detiene en detalles". Una ley que en definitiva busca blindar con procesos inconclusos y trabas interminables la saña y voracidad con que los victimarios se han saciado sobre todas y cada una de sus víctimas, para que sea en el oscuro túnel de incertidumbre que maneja la burocracia donde finalmente el reclamante claudique con amargura y frustración. ¡Otro notable progreso de quienes sanan las heridas ignorando las afrentas!
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio