Publicidad
Arlene B. Tickner 23 Abr 2013 - 11:00 pm

Unasur: entre el diálogo y la democracia

Arlene B. Tickner

Lo que algunos clasifican como una “rápida e inteligente” respuesta por parte de Unasur ante las elecciones en Venezuela, es descrito por otros como una burla a la transparencia democrática.

Por: Arlene B. Tickner
  • 20Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/unasur-entre-el-dialogo-y-democracia-columna-417998
    http://tinyurl.com/bd9f7ow
  • 0

En efecto, al avalar el triunfo de Maduro y asistir a su posesión sin antes esperar los resultados de la auditoría sobre la totalidad de los votos, la posición de los líderes latinoamericanos resulta ambigua. Peor aún, afirma el Wall Street Journal, actitudes como esta demuestran que éstos no se oponen al autoritarismo siempre y cuando éste sea de izquierda. Para la muestra, los gobiernos de la región también nombraron recientemente a Raúl Castro como presidente de la Celac.

Tales descripciones de la política regional, por cierto caricaturescas, apuntan a un dilema que enfrentan organismos como éstos que han pretendido reemplazar a los ya existentes, en especial la OEA. Se trata del aparente conflicto que existe entre cultivar el diálogo y garantizar la estabilidad socio-política en América Latina, y defender valores compartidos como la democracia o el respeto por los derechos humanos.

Entre las ventajas de Unasur, su estructura flexible y carácter presidencialista le han otorgado considerable agilidad a la hora de responder ante distintas coyunturas críticas. Poco después de su entrada en vigencia medió con éxito en la crisis en Bolivia, y posteriormente en perturbaciones posibles y reales del orden constitucional en Ecuador, Honduras, Paraguay y ahora Venezuela. La misión de paz de la ONU en Haití, coordinada por Brasil y Chile, constituye otro ejemplo de la capacidad creciente de los países sudamericanos de resolver los asuntos del vecindario sin la injerencia de actores externos como Estados Unidos.

Sin embargo, los esquemas actuales de concertación política, que han sido muy positivos en términos de potenciar la autonomía y cultivar la interacción regional, no están exentos de tensiones en lo que respecta a la democracia. Quienes reclaman a Unasur mayor asertividad en el tema aseguran que la Carta Democrática de la OEA obliga a actuar frente a cualquier interrupción de la democracia, aunque en realidad ésta nunca se ha defendido sino selectivamente y muchas veces en función de otros intereses. Tal vez más significativo, principios como la soberanía y la no intervención, que son parte de la genética de los Estados latinoamericanos —en buena medida por el legado intervencionista estadounidense—, dificultan su involucramiento en los asuntos internos de terceros. Las presidenciales de Paraguay (y no sólo las venezolanas) ilustran este dilema. La normalización constitucional que pondrá fin al aislamiento del país —suspendido de Mercosur y Unasur luego de la destitución de Fernando Lugo— no garantiza su salubridad democrática. Además de coloradista, penden sobre Horacio Cartes acusaciones de crimen transnacional sobre las que la región no se pronunciará.

  • 10
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Nieves Jul 23 - 12:23 am

    Minas quiebrapatas

    Minas quiebrapatas
  • Magola Jul 23 - 12:18 am

    Magola

    Magola
  • Betto Jul 23 - 12:16 am

    Merengue

    Merengue

Lo más compartido

10
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Gerónimo

Mie, 04/24/2013 - 22:56
Los países subdesarrollados, no sólo lo son porque han sido esclavizados por las grandes potencias, sino porque además, hay un "salvajismo primario" mental en sus moradores. Venezuela ha pasado de ser otro de los súbditos del Tío Sam a "independizarse", pero ahora convirtiéndose en "dictador" de su propio pueblo, si no dice, opina y hace lo que los "ignorantes gorilas" creen que los demás tienen que obdecer. Quien no lo haga, lo fusilarán, por ejemplo, el Gobierno de los hermanos castro, que luego de liberar a Cuba del Poder imperialista de de USA, ahora ellos mismos se han convertido en los "gorilas imperilistas" dentro de su propio territorio. Todo lo que no comulgue con ellos, lo llaman traidor y lo "desaparecen". Ahora es Venezuela, sigue Ecuador, Bolivia, Nicaragua, etc. ...?
Opinión por:

preocupadoporcolombia

Mie, 04/24/2013 - 14:44
Por qué Maduro no podía posesionarse si los resultados de las urnas lo confirmaron como Presidente. Porque no podían los presidentes avalar su triunfo. Santos debio decir acaso: "esperemos a que contemos los votos uno por uno ´para avalar a Maduro y si luego del conteo no queda satisfecho Capriles pues esperemos otros meses y le pedimos que placela posesion"? Es el reconteo de votos es un requisito para asumir el cargo, para asistir a una posesión?. Eso no tiene presentación y esun irrespeto a las mayorías, así sea la diferencia de un solo voto. La aceptación de una auditoría por parte del ganador deberá entenderse sólo como un acto posterior a partir del cual se pueden tomar las decisiones a que halla lugar.
Opinión por:

Jainkoaren ezpata

Mie, 04/24/2013 - 16:32
Z z z z z z z z z z z zz
Opinión por:

CARLOS ABDUL

Mie, 04/24/2013 - 13:53
LA OEA ES UN SALUDO A LA BANDERA....PARECE QUE UNASUR ES DIFERENTE....SERÍA BUENO QUE UNASUR DISCUTIERA EL TEMA DE LAS REGALIÍS QUE DAN LAS MULTINACIONALES A NIVEL REGIONAL......CREO QUE EL PAÍS MAS REGALÓN DE SUS RIQUEZAS NATURALES SERÁ COLOMBIA OCUPANDO EL DES HONROSO PRIMER PUESTO.
Opinión por:

preocupadoporcolombia

Mie, 04/24/2013 - 11:46
La OEA no sirvió cuando sacaron a Lugo de Paraguay, ni cuando le dieron golpe a Chavez, ni cuando el golpe a Zelaya en Honduras, ni cuando el golpe a Allende...ni cuando los dicta-dores exterminaban a los Latinoamericanos pobres...solo ha servido a los intereses de EEUU...es un organismo que se esta muriendo solo y en buena hora
Opinión por:

decartonpiedra

Mie, 04/24/2013 - 08:50
¿Es que México le dio la opción de la auditoría a los votantes opositores? Esas elecciones que yo sepa fueron contestadas por irregularidades electorales y todos los presidentes fueron y usted no lo encontró anormal. ¿Tanto trabajo da ser objetivo?
Opinión por:

preocupadoporcolombia

Mie, 04/24/2013 - 11:47
cuando le robaron las elecciones a Lopez Obrador en Mexico usted, periodista, y la OEA guardaron un silencio complice...la doble moral
Opinión por:

paisacoraje

Mie, 04/24/2013 - 08:37
El artículo en general es claro y bien inencionado. No obstante no he podido entender por qué Maduro no podía posesionarse si los resultados de las urnas lo confirman como Presidente. Ni en el régimen electoral venezolano y pienso que en el de ningún país, esté regulado esto de las auditorías o el reconteo de votos como requisito previo para asumir el cargo. Eso no tiene ninguna presentación y luce como un irrespeto a las mayorías, que lo son sea la diferencia de uno o dos millones de votos. La aceptación de una auditoría por parte del ganador deberá entenderse sólo como un acto de condescendencia o generosidad con los perdedores a quienes obviamente les debe quedar expedita la vía judicial conforme al régimen normativo de cada país.
Opinión por:

Amonoi

Mie, 04/24/2013 - 08:28
USA considera que Latinoamérica es su patio trasero, que pueden quitar o poner presidentes a su antojo, con violencia extrema o con golpes suaves. Solamente por el el hecho de impedir está injerencia descarada y perversa de USA, UNASUR ya tiene merecida su existencia. Vendrán tiempos mejores.
Opinión por:

gomita83

Mie, 04/24/2013 - 06:11
A pesar del gran problema que genera una constitución que permita la reelección indefinida (cuyas consecuencias pueden ser lamentables para la democracia) no podemos comparar la presidencia de Venezuela con la dictadura de Cuba, pese o no pese en Venezuela han habido elecciones, limpias o no, se ha hecho campaña, en Cuba no. No podemos meter en el mismo saco todo lo que sea "izquierdas" o "no izquierdas".
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio