Publicidad
Rodolfo Arango 13 Mar 2013 - 11:00 pm

Unidad y disenso

Rodolfo Arango

Esta semana el presidente Santos, luego de la reunión en Hatogrande con sus ministros y consejeros, ha pedido unidad en crucial momento de construcción colectiva de la paz.

Por: Rodolfo Arango
  • 92Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/unidad-y-disenso-columna-410189
    http://tinyurl.com/bsw4u4q
  • 0

Como jefe de Estado acierta el presidente en su llamado a unir esfuerzos para salir de la marea de odio, dolor y muerte que ha embargado a la población durante décadas. Pero mucho de autocrítica le falta al Gobierno en su manejo del disenso y en su trato a la oposición. Esto se pone de manifiesto en los pronunciamientos del jefe de gobierno a raíz del paro cafetero. Santos, en campaña electoral, fustiga a los organizadores del paro por oportunistas; oculta que quien maneja la chequera del Estado para apagar los incendios iniciados por decisiones económicas anteriores es, en realidad, el propio presidente. Recordemos.

En el gobierno de Uribe, del cual Santos formó parte y de cuyas decisiones es corresponsable, cuando se negociaba el TLC con Estados Unidos, se afirmó lapidariamente que con el acuerdo de libre comercio habría ganadores y perdedores. Se dijo que los sectores en riesgo tendrían que ser más eficientes, reinventar sus negocios o desaparecer del mercado. ¿Lo pensaban para la totalidad del agro? ¿Acaso la decisión era que Colombia dejase de ser un país exportador de café? No midió el Gobierno de entonces sus palabras. Ahora, cuando se topa con la indignación de millones de agricultores que se resisten a ver sepultadas las economías cafetera, cacaotera, lechera, algodonera, arrocera, sale el Gobierno a descalificar a los líderes de las protestas (entre ellos el camaleónico Uribe) y a cubrir de subsidios a los afectados por una política internacional mal concebida y peor ejecutada. Las cosas deben quedar bien claras: los responsables de la debacle en campos y ciudades son Uribe y Santos. Ellos fueron quienes promovieron la idea en la población de que sería más feliz y próspera sin producción nacional pero inundada de productos baratos, con petrodólares y con subsidios minero-energéticos, para ruina del aparato productivo nacional. No han faltado agallas a los economistas del Gobierno para ocultar el desastre: antes neoliberales de cartilla, ahora se han vuelto expertos populistas y hábiles ejecutores de políticas asistencialistas en época electoral.

La unidad del país podría construirse en torno a los verdaderos males que nos aquejan: una nación dependiente del exterior, profundamente desigual e injusta, con un aparato industrial incipiente y desmantelado, desorientada en lo económico y lo social. Un país cuya cultura política, desde Santo Tomás como lo recordara recientemente Marco Palacios, vive del regalo, del favor, práctica de sumisión que yace en la base del clientelismo y de la corrupción. Se apresta el jefe de campaña a recorrer el territorio nacional repartiendo tablets a diestra y siniestra, claro está a condición de que los educandos lleven a sus padres, potenciales votantes, al acto de entrega del regalo.

No habrá unidad posible, ni aun luego de sellar un acuerdo de paz, si no construimos reglas para el proceso electoral que independicen la sustitución en el poder del reparto de bienes, cargos y contratos. Tampoco habrá concordia y estabilidad mientras el país no base su dignidad en el trabajo digno y la producción nacional. Pero menos habrá unidad si el disenso necesario para corregir y progresar, para revisar y replantear, es visto como expresión de deslealtad o acto de traición a la patria, en lugar de legítimo ejercicio de los derechos a la libre expresión y a la protesta.

  • 15
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
  • "En mi nombre no, por favor"
15
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

rabil

Vie, 03/15/2013 - 12:39
Más claro no canta un gallo. La paz, para algunos tan simple como su grafía, es en extremo compleja. No solamente por díficil sino porque su construcción conlleva creatividad e imaginación pero sobre todo honestidad. Debemos, todos los colombianos en mayor o mebor medida, reconocer nuestra autoría en este estado de cosas. Por acción u omisión hemos permitido que los más inpetos, sesgados y corruptos manejen la cosa pública para su particular provecho y el de su círculo cercano, casi siempre mfamiliares y socios. Por qué nadie habla de demandar o desconocer los TLC destructores de nuestra precaria industrialización y de la actividad agropecuaria o de renegociarlos. Un cese al fuego sin una condiciones mínimas de desarrollo autónomo, es una pompa de jabón.
Opinión por:

Víctor Raúl

Jue, 03/14/2013 - 20:18
Pero como escuchan o le crren a un burro, quien administra una finca o cualquier negocio durante 8 años y lo entrega quebrado es un auténtico burro.
Opinión por:

CARV

Jue, 03/14/2013 - 18:34
Aunque -como parece- las reculadas del Gobierno y sus coqueteos con los reclamos sociales puedan estar dictados por razones clientelistas y electoreras, es de abonar (y dejar constancia) sus inusitadas declaraciones clamando por la Paz y la Unidad nacionales. Esto no era de esperar en una persona (el señor Juan Manuel Santos Calderón) que, desde su cuna, ha sido un conspicuo exponente de las oligarquías, del clasismo y del elitismo, en los cuales el dinero es el supremo juez y orquestador. Ojalá este importante cambio que se nota en el lenguaje y en las directrices del Presidente sean genuinos, y signifiquen importantes aportes en la búsqueda de un futuro mejor para nuestro aporreado país.
Opinión por:

anton chigurn

Jue, 03/14/2013 - 18:32
Todo en Santos+ Juan Manuel es impostado (e importado): su celebradísimo, por él, programa de Unidad Nacional es hecho a la imagen y fusilamiento, que no semejanza, del puesto en escena por el tristemente ilustre Winston Churchill, que por lo demás constituyó un fracaso. Programa que no fue ni de Unidad ni Nacional y que al filo del tiempo devino en el neoliberalismo castrador, conservador y funesto de la Dama de Hierro. Cuyo trasero se fundió con la silla de metal en la que se sentó en un duro invierno. Como el que ya les llegó a los agricultores colombianos a causa del TLC y de la irresponsabilidad de Varito y de su fiel escudero y hoy traidor, Chucky, el puerquito valiente. Ayer ministrone de guerra y hoy dizque presidente. Aliado, mafioso, del 'ilustrado' Peña Nieto y de S. Piñera...
Opinión por:

elmonpa

Jue, 03/14/2013 - 16:03
LOS CULPABLES del TLC con los estados unidos son URIBE Y SANTOS quienes fueron los que la firmaron.La decisión era que Colombia no fuera exportadora de café y que los colombianos consumieran café del extranjero mas bueno y mas barato y así los demás comestibles,si había diferencia en contra de nosotros no nos debíamos preocupar pues las ganancias de la maquina minero energética podía solucionar esa diferencia.Ni la una ni la otra y así el pueblo colombiano paga los trastos rotos.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Jue, 03/14/2013 - 16:40
Te quedas corto, viejo elmonpa. Váyase hasta la belleza de CGT, el del famoso "Wellcome to future colombians citizens". Si la larga década '70-'80 del siglo XX (1978-1990) dió cumplimiento a una de las agendas más bestiales de suramérica: la dictadura militar mimetizada detrás de un corbatín, un poeta de Amagá y un aristócrata tatareto; la década de los '90s fue el escenario oportuno donde fríamente se cumplió a cabalidad uno de los más macabros principios del neoliberalismo: "Socializar pérdidas, Privatizar ganancias": el Príncipe que hoy demanda solidaridad nacional fue -ciertamente- el mismo alfil lumbrera y benjamín en los New Kids on the Block: 'NKOTB' = el kínder, "ciertamente". Los ´90 fue el sangriento ensayo del 'modelo' que, tras una década de saqueo, inicia su implosión.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Jue, 03/14/2013 - 14:53
Se pone uno a mirar las páginas de sociedad de las revistas donde aparece la gente linda (casi todas fotos de lo que pasa en Bogotá DC) y tiene que preguntarse ¿qué relación existe con el hilo conductor de esta columna de Arango y la obscena Mise-en-scène de la gente bien a la vista de sus compatriotas? La extrema individualización y la entronación del ego. Que es lo que palpita detrás del cinismo corporativista chuckyano. Detonante último que mina nuestra sociedad y paraliza la economía. El homo economicus chuckyano no ha demostrado ser más sabio y más adaptado a la Colombia de hoy. Su infelicidad es visible en esas lustrosas páginas y su insatisfacción junto a la inseguridad presente lo paraliza en una depresión e inmovilización social necesaria para afrontar los grandes retos. Imago.
Opinión por:

Pitagoras80

Jue, 03/14/2013 - 12:00
Propaganda política pagada!!. Siempre tratan de enlodar a Uribe cuando la responsabilidad está en el presidente actual. Quien ha maltratado a la oposición es este presidente Judas Manuel. Quien lanzó los primeros improperios de “mano negra”, “rufián de esquina”, etc. Ha sido el presidente actual. Quien ha tildado los directores del paro de infiltrados políticos desleales y otra serie de adjetivos ha sido el actual presidente. Quien ha sido un in capaz para resolver todos los problemas del agro, de la industria, y de la paz, ha sido el actual presidente. Quien ha tratado de desviar las investigaciones del atentado contra Fernando Londoño, a Caracol y demás, ha sido el actual presidente cachaco, mentiroso y falso (pleonasmo). Quien está sembrando la violencia del futuro (impunidad) en mi patria querida es el actual bellaco canalla Judas Manuel.
Opinión por:

laurika

Jue, 03/14/2013 - 10:53
Hay, me temo, que dió en el palo, si no gol.Mas claro no canta un gallo, pero estos catolicos marranos como somos y a regañadientes somos duros de caletre.Qué pena, uno sin educación, pero mucho pico, mucha pala, mucho cargar agua para todos los lados , pero seguimos de brutos, todo se lo dejamos a la tele,al internet que nos muevan, nos guien, nos den sentido,.....vamos mal..con razón mi tio ayer le pegó tres tiros al televisor, y asunto....vive tranquilo de mentiras, farsas y sobre todo esta incomprension que nos abomina en este país de m......Felices los pobres de todas las calañas porque ellos poseeran la tierra, aunque ordoñese de la risa se reserva como un pontífice vergonzante la interpretación última de la biblia y con la constitucioón se limpia ustedes saben que....
Opinión por:

comentandoj

Jue, 03/14/2013 - 07:12
Con el manejo del paro cafetero, santos mostró la clase de corbata que "lució" durante su permanencia en la Federación de Cafeteros, lo que quiere decir es que su sapiencia en materia de café es como la de María en su concepción. Pero, ¿qué más podriamos esperar de un hijo putativo de uribe?
Opinión por:

luispuyana

Jue, 03/14/2013 - 03:48
Sostenía Francisco Mosquera, el fundador del Movimiento Obrero Independiente, que sin liquidar los rezagos feudales en el agro, donde los campesinos recuperen las tierras robadas para ser sus dueños de ellas y cultivar alimentos, hablar de socialismo es un desconocimiento de la historia o cuando no es un engaño. Las naciones que han sido rezagadas por no hacer lo que efectuó la revolución francesa de liquidar el latifundio, nunca lograron desarrollar el capitalismo como sucedió en toda la Europa que si lo hicieron, y sobre ellas se impuso el desarrollo de las empresas agroindustriales de los imperios, cuyos pioneros fue el capital financiero con la United Fruit Compani y la TROCO, hoy ECOPETROL. Igual lo hizo Inglaterra con su opio en China e India, para imponer su agro industria.
Opinión por:

luispuyana

Jue, 03/14/2013 - 03:38
INCLUSO EL FIN DE LA PAZ A LA POSTRE ES EL DE CULTIVAR ALIMENTOS LIQUIDANDO EL LATIFUNDIO, como reza el art. 307 de la constitución venezolana: 'El régimen latifundista es contrario al interés social' y sin liquidarlo es imposible desarrollar nuestra economía, y para hacerlos requiere de aranceles que quitan los TLC, constituyendo esa lucha el aspecto principal de las protestas de millones de familias del agro colombiano.
Opinión por:

luispuyana

Jue, 03/14/2013 - 03:27
EL FUTURO DE COLOMBIA Y DE TODA LA HUMANIDAD ES CULTIVAR ALIMENTOS EN TODAS PARTES QUE SEA POSIBLE, de lo contrario como a bien anotara el Bush padre, con toda razón, estaríamos sometidos al chantaje de la naciones que tienen alimentos, y sí eso es cierto para los EEUU, ese principio de cultivar es valedero para todas las naciones NO desarrolladas plenamente, precisamente porque han sido obligadas a no cultivar sus propios alimentos, PROHIBIENDOLES ALCANZAR LA SOBERANÍA ALIMENTARIA, QUE SÍ LA TIENEN LAS NACIONES IMPERIALES.
Opinión por:

luispuyana

Jue, 03/14/2013 - 03:21
EL ALCA, EL PLAN A DEL GOBIERNO GRINGO, SÓLO PUDO SER DERROTADO POR LA FÉRREA UNIDAD DEL AGRO A NIVEL LATINOAMERICANO, fue una derrota contundente de EEUU por avanzar glogalmente en salir de sus descomunales excedentes de alimentos y demás mercancias. Sin exportar las naciones desarrolladas sus alimentos y CAPITAL FINANCIERO, ES LA PENA DE MUERTE DE ESE MODELO NEOLIBERAL. Todo ello atado a recuperar las millones de hectáreas que a sangre y fuego concentraron los terroristas terratenientes de los paras y las farc. La idea central es que todas las tierras produzcan racionalmente alimentos y materia prima para la industria nacional de los textiles, pues por un lado resulta más barato producirlos en cada muncipio que tener que traerlos de otros departamentos o lo peor, traerlos de otros paises
Opinión por:

luispuyana

Jue, 03/14/2013 - 03:10
LA CHEQUERA PRESIDENCIAL POR MÁS QUE LA ESTIRE NO PODRÁ TAPAR EL PROBLEMA CENTRAL LOS TLC, luego las más de 6 millones de familias del agro deberán seguir persistiendo en sus protestas contra tales acuerdos comerciales que son los que a la postre los matará.de lo contrario , desistir en esa lucha POR LOGRAR ARACANCELES AL AGRO ES VENDER SU FUTURO POR UN PLATO DE LENTEJAS.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio