Publicidad
Armando Montenegro 25 Ene 2014 - 11:00 pm

La vaina de Ospina

Armando Montenegro

Es fatigante la lectura de Pa que se acabe la vaina de William Ospina.

Por: Armando Montenegro
  • 272Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/vaina-de-ospina-columna-470862
    http://tinyurl.com/mfr6ntz
  • 0

A lo que Eduardo Escobar llamó “la mamertización de la interpretación” se une una lista interminable de quejas y acusaciones. A sus conocidos lamentos por los excesos y perversiones de la civilización occidental y el progreso capitalista que destruye lo bucólico y lo primitivo, este libro refleja el dolor del autor por todo lo que una “élite oprobiosa” le ha hecho al “pueblo” colombiano desde la Independencia hasta nuestros días.

Ospina repite, una y otra vez, que los problemas de Colombia son fruto de una fría conspiración: la falta de educación en Colombia es una decisión de los dirigentes para mantener al pueblo en la ignorancia; la guerra, las matanzas, los desplazamientos y las masacres resultan de una “estrategia del bipartidismo”; hasta el deterioro del río Magdalena es una víctima de la ceguera de la clase dirigente.

Algunas de esas quejas son harto peculiares. Dice que la insensible élite en el poder liquidó el IFI, la Caja Agraria, el Idema, entidades que “hacían parte del entorno afectivo y familiar de los colombianos” (nunca se enteró de que esos, muchas veces, fueron antros de la corrupción y el clientelismo). Se duele del desmonte de los trenes y los cables aéreos para construir carreteras y autopistas (no sabe que en los Andes son más eficientes el camión y el bus que los trenes y autoferros). Se queja de que se retiró la noble locomotora para darle paso al automóvil (en sus palabras, un “sueño consumista” de los gringos). La terminación del anacrónico pacto internacional del café, en su opinión, “fue la última víctima de la guerra de Vietnam” (dizque los norteamericanos hicieron esto para ayudar a su antiguo enemigo).

Ospina sugiere que el hecho de que las Farc hayan sobrevivido después de la caída de la Unión Soviética es un indicio de legitimidad de su lucha. No se le pasa por la cabeza que esto sucedió porque, a diferencia de otras guerrillas latinoamericanas, la de Tirofijo se enriqueció con el narcotráfico y el secuestro.

En el cuento de Ospina aparecen únicamente tragedias y tropelías. No reconoce ningún progreso. No menciona las posibilidades del proceso de paz e ignora la mejoría de las cifras de violencia de los últimos años. Su mirada selectiva desconoce los avances democráticos de la Constitución de 1991. No ve los derechos, la tutela, la libertad de cultos, la defensa de las minorías étnicas. Como en las esquemáticas obras de teatro de los años sesenta, la misma “casta oprobiosa” sigue expoliando el país de la mano del Ejército, la Iglesia católica y el embajador de Estados Unidos.

El discurso de Ospina está salpicado de nostalgia por el país campesino, su rechazo a la vida urbana y la internacionalización. Delata su preferencia por las empresas pequeñas, el agro tradicional y la economía cerrada, como la que impulsaron la Regeneración y los gobiernos de la mitad del siglo XX. De sus párrafos se desprende un cierto tufillo de romántico indignado y reaccionario.

Con su “labia nerudiana”, Ospina cae en el mismo pecado que le achaca a la dirigencia nacional: disfraza los hechos y cava una enorme brecha entre la lengua, su carreta quejumbrosa, y la realidad. Fabrica una narrativa a la medida de sus angustias, sus lamentos y sus escasas lecturas sobre la historia, la economía y otras ciencias sociales.

  • 0
  • 55
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • "Me parece descarado Everth Bustamante dando lecciones de moral": Iván Cepeda
  • Película inspiró asalto a banco en Cali
  • Autoridades desarticulan red de contrabandistas de medicamentos

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
55
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

MARIATERPER

Mar, 01/28/2014 - 19:59
He leído el libro de William Ospina y considero que muestra lo que nos han dejado de mostrar sistemáticamente los interesados en vender una imagen de éxito y buen gobierno. Como él también lamento muchas de las desgracias que le ha traído el "desarrollo" a este hermoso país, como la desaparición del paisaje del llano, hoy ocupado por las petroleras y las plantaciones de palma, como él lamento que la infraestructura de carreteras esté en tan mal estado y que el tren haya desaparecido, no sólo por los altos costos que implica el transporte terrestre sino por la gran contaminación que provoca en las ciudades la alta densidad de automotores. Es la historia de los intereses de quienes han gobernado este país para su lucro personal y que han sido el principal factor de corrupción. Tildarlo de ignorante y falto de información me parece irrespetuoso y un argumento falto de reflexión. Son muchos los ejemplos de la pésima gestión gubernamental de este país, baste mirar los puestos que ocupa actualmente en los análisis mundiales sobre desigualdad, sobre educación, sobre tenencia de la tierra, etc. Quien parece no estar bien informado es el columnista a quien le aburre leer las verdades de la historia de este país.
Opinión por:

MARIATERPER

Mar, 01/28/2014 - 19:51
He leído el libro de William Ospina y considero que muestra lo que nos han dejado de mostrar sistemáticamente los interesados en vender una imagen de éxito y buen gobierno. Como él también lamento muchas de las desgracias que le ha traído el "desarrollo" a este hermoso país, como la desaparición del paisaje del llano, hoy ocupado por las petroleras y las plantaciones de palma, como él lamento que la infraestructura de carreteras esté en tan mal estado y que el tren haya desaparecido, no sólo por los altos costos que implica el transporte terrestre sino por la gran contaminación que provoca en las ciudades la alta densidad de automotores. Es la historia de los intereses de quienes han gobernado este país para su lucro personal y que han sido el principal factor de corrupción.
Opinión por:

Gildán Brunesky

Lun, 01/27/2014 - 11:40
¿Y de qué nos sirve tener valiosas herramientas en la constitución cuando nadie la conoce, o cuando a cualquier déspota se le da por cambiarla cuando mejor le conviene? ¿Ha visto el estado de las diferentes etnias en país?, ¿los ha visto mendigando en los puentes?, ¿ha visto la forma en que se les tiene en cuenta cuando se busca hacer uso de su territorio? Seguramente el libro tendría que dedicarse a glorificar al "país mas feliz del mundo".
Opinión por:

Gauxilex

Mar, 01/28/2014 - 16:32
La deducción suya es muy "Ospinesca", y peca de cerrarse al diálogo abriéndose al extremo de que si no se lamenta uno del país habrá que glorificarle. Las dos son formas de un género fantástico y grosero que acostumbra el vulgo a hácerselas para reemplazar al análisis; en últimas, primeras y medias, nunca se ha tratado de indignarse ni de glorificar. Esos son rostros para culturas mágicas y facebookeras.
Opinión por:

Gildán Brunesky

Lun, 01/27/2014 - 11:34
El transporte por tren es mucho más económico, y es dudosa la eficacia de los camiones cuando se ven las inmensas filas en las entradas de bogotá, o cuando se piensa en el costo que tiene la reparación constante de las vías que se ven afectadas por procesos naturales que ocurren en las laderas de las montañas; tampoco se pueden negar las artimañas que son capaces de usar los empresarios extranjeros con tal de ganarse un contrato en un país "tercermundista", y para darse cuenta de eso basta con darle una miradita, no más al país, pero si quiere también al mundo.
Opinión por:

Gildán Brunesky

Lun, 01/27/2014 - 07:26
¡Ja!, "(...) escasa lectura (...)"; hombre, con todo respeto pero cuán insolentes resultan sus palabras. Tilda de no tener fundamento a las quejas, pero sólo puede argumentar confusamente contra dos de las que nombra. Claro que la supervivencia de las guerrillas es un indicio de la legitimidad de su lucha; dicho en otras palabras, si estos grupos armados (en forma independiente de sus fuentes de financiación y de sus verdaderos objetivos) pueden subsistir tratando de mantener la misma imagen que adoptaron en el momento de su creación, es sólo porque, conociendo a fondo la realidad del campesino, tienen la certeza de que su discurso es aún válido, siendo muchos los que se sienten indentificados con él. La unión sovietica fue un momento bien particular en la historia del mundo occidental, pero pasó, y sin embargo las guerrillas no lo han hecho, desvirtuando la hipótesis de que la razón de la existencia de éstas se encuentra íntimamente vinculada a la de aquella; evidenciando la realidad y la profundidad de los problemas propios de nuestro país.
Opinión por:

Certero.33

Dom, 01/26/2014 - 21:59
En síntesis, ese libro del ULTRAMAMERTO OSPINA es una completa BAZOFIA IZMIERDOSA. No es de extrañar.
Opinión por:

Germinación

Dom, 01/26/2014 - 20:36
Este pastuso es la caca: si el problema son las montañas colombianas, ¿por qué las montañas no son problema en Austria o en Suiza? ¿Y por que no existen buenos trenes a lo largo de los valles del Cauca y del Magdalena? ¿O para comunicar las ciudades de la costa atlántica? ¿O en el altiplano cundiboyacense? ¿Acaso no se confabularon las clases dirigentes para dejar en pedorreta la reforma agraria del 36? ¡Acaso no impidieron la que quiso hacer Carlos Lleras? ¿Acaso no la hundieron del todo en el Pacto de Chicoral? Montenegro, al final resultaste de la misma calaña de tu hermano Santiago: una mierda.
Opinión por:

Ocossa

Dom, 01/26/2014 - 20:30
Hay que aceptar que William Ospina es rimbombante, como dijo Antonio Caballero, que no reconoce sus deudas intelectuales como dijo la reseñista Holguín, y que está enamorado del sonido de las palabras que escribe. Además, que usa grandes palabras para repetir lugares comunes. pero de allí a descalificar completamente el contenido del libro hay un trecho largo.
Opinión por:

bienpensada

Mar, 01/28/2014 - 09:16
Pues que un repetidor de la misma columna 30 años diga rimbombante es un piropo. Que la Holguín diga que no hace citas con la ficha técnica de las universidades dice mas de ella que de Ospina. Se ve que no lee sino trabajos de grado. Y que diga que está enamorado del sonido de las palabras eso sí es la tapa! es la primera condición de un poeta. Es como decir que el defecto de ese músico es que está enamorado de los sonidos. Francamente entre mas atacan a Ospina mas lo engrandecen, no saben por donde cogerlo porque cada vez muestran mas la estupidez de sus detractores. Ni un argumento, solo epítetos y descalificaciones huecas. Pobre crítica!
Opinión por:

bienpensada

Dom, 01/26/2014 - 19:16
¿Cuándo va a salir una columna inteligente contra William Ospina? Llevo 20 años esperándola y nada.
Opinión por:

bienpensada

Dom, 01/26/2014 - 19:15
Bueno, ya van sabiendo, Dios los cria y ellos se juntan. Juzguen ustedes. Todos del establecimiento, culpables del desastre nacional, de los medios tradicionales parlantes de los culpables del desastre nacional, profesores de los Andes y la Javeriana y bufoncillos de revistas literarias. Cita como gran aliado a Eduardo Escobar, hago la lista: Alejandro Gaviria (de los Andes y ministrico de salud) Nicolás morales, Héctor Abad, un tal Jiménez, Juan manuel Roca, Harold Alvarado, Revista arcadia, Andres Hoyos, El Malpensante, Enrique Serrano. Hagan un ejercicio. Miren las obras y la labor intelectual de estos señores. Solo se salva 10 powemas de Roca "El olvido que seremos" y Eduardo Serrano, el resto...callemos mejor...
Opinión por:

bienpensada

Dom, 01/26/2014 - 19:02
Señor Montenegro. Ha recibido demasiado palo. ¿por qué? porque nadie se imagina que a usted lo graduaron en la Javeriana y menos que estudió en el exterior y meos que fue director de planeación muchos años y menos que tuvo en sus manos la suerte y el futuro negro de este pozo de imfamias que es
Opinión por:

decartonpiedra

Dom, 01/26/2014 - 18:08
Pues refútele usted pero con buenos argumentos. Aquí no prueba usted nada.
Opinión por:

Ar mareo

Dom, 01/26/2014 - 17:47
El libro podra ser mamon, pero no encontre en esta columna argumentos que demuestren lo contrario de la tesis de Ospina. Incluso los pocos ejemplos que montenegro menciona como progreso son precisamente aquellos logrados por iniciativa popular como lo fue la constitucion del 91.
Opinión por:

socratesindignado

Dom, 01/26/2014 - 17:05
¿De que le han servido sus lecturas de la historia y de lo social?...únicamente para venderse al mejor postor...Ospina por lo menos tiene conciencia y quiere aportar algo a la pobre discusión que hay sobre el desarrollo en Colombia...Nada se puede esperar de quien ha sido servil con la oligarquía corrupta o muestre cuales fueron sus logros cuando estuvo compartiendo mermelada y no hizo absolutamente nada por nadie exepto por U. mismo.
Opinión por:

socratesindignado

Dom, 01/26/2014 - 16:45
Tal vez a Ud. le parezca fatigante el inventario de crímenes que se han cometido en Colombia, su atraso, su ignorancia , la ineficaz justicia (98% de impunidad), la concentración de la riqueza , el 80% de la tierra en manos del 4% de la población (la mayoría políticos), más de 500.000 asesinatos ,desapariciones, 5 millones de desplazados,más del 60% de subempleo, más del 50 % de la población en la miseria...etc..si tiene razón es fatigante..., pero no William Ospina.Es fatigante el crimen y la impunidad que reinan en Colombia. Por lo que Ud. escribe deduzco que vive en Suiza.
Opinión por:

jhdiaz

Dom, 01/26/2014 - 18:30
Si viviera en Suiza no diria sandeces acerca de los trenes de montaña...dizque que en colombia no puede haber trenes que crucen los Andes...debe ser que este señor representa los intereses de los camioneros que son los interesados en que el tren nunca se restablezca en Colombia
Opinión por:

Limon_Arias

Dom, 01/26/2014 - 15:35
Yo le recomiendo que se informe un poco mas sobre proyectos e ingeniería en el transporte antes de hacer estas absurdas afirmaciones: "en los Andes son más eficientes el camión y el bus que los trenes y autoferros" A lo mejor usted no tiene muy claro el concepto de "eficiencia".
Opinión por:

marti05

Dom, 01/26/2014 - 14:50
Sobre la eficiencia de camiones vs trenes aún en los países montañosos está mas que comprobado que los trenes ganan; tengo entendido que la antaña Caja Agraria si le prestaba un servicio imprescindible a los campesinos con sus préstamos a bajos intereses e insumos a bajos precios; sobre el café y Vietnam pues fue el Banco Mundial el que financió, planeó e implementó en Vietnam el cultivo del café y lo hizo aduciendo que los precios del café estaban muy altos y se necesitaban más productores con urgencia. ¿A quién favoreció esta medida? Pues a las multinacionales y los países desarrollados consumidores del café, a Vietnam muy poco pues lo que en realidad necesitaba era industrialización, eso es historia no "disfraza(r) los hechos".
Opinión por:

marti05

Dom, 01/26/2014 - 14:46
Ahora si tocará que leer con detenimiento "Pa que se acabe la vaina de don William Ospina" puesto que si don Armando Montenegro sobre quien el periódico El País de Cali 05 feb. 2006 comentó "Armando Montenegro, perteneciente a una familia de nariñenses que debieron ser envueltos en pañales confeccionados con papel de nómina, porque nunca salen de los más elevados cargos estatales" lo descalifica debe ser porque le molesta sobre manera que don William Ospina describa la desmanes a los una pequeña oligarquía a sometido los destinos del país acertadamente.
Opinión por:

C. J. Urrego Vargas

Dom, 01/26/2014 - 14:11
Se siente molesto el columnista porque el libro de Ospina hace referencia a la casta oprobiosa de la que hace parte Armando Montenegro: han mantenido el país en la más infinita pobreza y atraso y se molestan cuando les cantan las verdades.
Opinión por:

alelophilo@gmail.com

Dom, 01/26/2014 - 14:05
El señor Montenegro minimiza sus argumentos frente al libro del maestro Ospina, porque él es coautor del fracaso agrario con sus políticas Neoliberales y Capitalistas, no olvidemos que su trayectoria también toca lo público como funcionario. Es duro para un colombiano opinar del funcionamiento público, cuando se ha beneficiado a costas de malos manejos. Sería deshonesto señor Montenegro hablar de quien nos da de comer.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Dom, 01/26/2014 - 14:04
Si la palabra viene de un economista ilustrado y experto, intentemos elementales proposiciones que deriven del dominio de su saber y sus prácticas= (1) El primer ferrocarril colombiano lo trazó y ejecutó un godo colombiano (a la hora de la verdad más liberal que muchos de sus coetáneso) en yunta con un cubano= último tercio del siglo XIX, demostración de que cuando se puede se quiere. En 1929, a ese trencito montañero, otro montañero le abrió paso a través de una montaña. Los trenes en Colombia fueron inteligentes opciones de transporte nacional cuando la ingeniería criolla andaba en ciernes (fines del XIX, inicios del XX); sin emabrgo, ahora, recién en los '70s con mayor progreso ingenieril dizque no eran viables. Vea, usted! (2) Es una realidad inobjetable= el mundo está en poder de astutos gerontes (BM, FMI, Reserva Federal, Pentágono, Davos, OCDE, Fifa, Vaticano) no obstante algunos -qué lastima- actúan (parece) en contravía= el emérito, inefable y nunca bien ponderado, mi generalísmo Valencia Tovar, prohombre de las FFMM, dice que en Colombia no existe la orligarquía, que decir esas cosas se corresponde con la mamerta discusión de la lucha de clases, es decir, 2el diablo no existe". Dicho de otra manera= no existe la tendencia mundial a la concentración de capital ni los oligopolios. Y el heróico geronte no es el único negacionista. (3) El tiraje diario de EL ESPECTADOR, con mucho, puede estar alrededor de los 70mil ejemplares (en 2011 andaba en 59mil). Esto es —hasta las 13:50 horas de hoy domingo— tenemos para esta columna: 45opiniones/70mil ediciones-impreso. Un cociente insignificante= 0,00065, que los domingos, con 110mil impresos desciende a 0,00045. Lo que permite a ciertos columnistas hablar ante un foro invisible y mudo e indefenso, la mayoría, por falta de internet o analfabetismo electrónico, sin derecho a la réplica. Lectores del impreso que les permite, pues, a estas eminencias decir cualquier cosa con entera impunidad y a destajo, ya que un foro virtual beligerante, que no tragamos entero y que podemos al menos desahogarnos somos, cuantitativamente, despreciable 0,000642857. No le hace, pero la cosa favorece descomunalmente las voces de la "furia y el ruido" de la sabiduría geronte. (4) En torno del tema del progreso en Colombia, algo de verdad —o mucho, más bien— tenemos que reconocer en los argumentos del columnista. Tan sólo un ejemplo= la lectura del informe "¡Basta ya!", de la Comisión de Memoria Histórica, demuestra evidentemente el progreso producido por las élites que gobiernan el país. Las víctimas de las masacres y los desplazamientos no han cesado de llenar y llenar más impresos de este país (no los de todos los diarios, por supuesto) y del extranjero. Gracias a la física ausencia físcia del Estado no sólo han aumentado los asesinatos sino también el desempleo y la falta de cupos educativos. En esto no podemos desagradecidos= el ingreso a la Modernidad, de la cual este connotado pensador economista ha sido auriga excepcional, nos trajo la "cobertura universal" de salud (gracias a los buenos oficios, entre otros, del Innombrable en ejercicio de labor senatorial a inicios de los '90s). Con un detallito así de chiquitico= cobertura no equivale a real acceso a la salud.
Opinión por:

carlosfranciscofallayepes

Dom, 01/26/2014 - 13:33
Armando: ¡Súmese al Voto en Blanco ganador! !De la insostenibilidad de gobernar solo con titulares, a la sostenibilidad de la práctica democrática! ¡No renunciemos a la esperanza! ¡Movámonos hacia la cultura de la educación en sostenibilidad del desarrollo y en biodiversidad! ¡Demos el primer paso y alcancemos la Victoria Temprana Nacional mediante la Convergencia Blanca: la Línea en Red, y el Voto en Blanco, el 9 de marzo. Promovamos el voto en blanco el 9 de marzo próximo. El voto en blanco ganador posibilita el acuerdo nacional reconciliador: "...para que cesen los partidos y se consolide la unión...". Está en las mesas de votación, el próximo 9 de marzo, la ocasión propicia para entre todos, en donde quepamos todos, decidir hacer el viraje necesario hacia la prosperidad general, hacia la práctica de la cultura ética de la integridad, "cero corrupción e impunidad" y "participación democrática ciudadana". !La voz del pueblo ganador con el voto en blanco el próximo 9 de marzo será capaz de acordar de inmediato acciones exitosas! !En cada lugar, en cada provincia, en cada territorio, en cada ciudad, hay más de un motivo suficiente que clama por el Voto en Blanco! Entre 2009 y 2013 AVANZARON en el ranking mundial de competitividad (FEM), Ecuador 34 puestos -del 105 al 71, México 5 -del 60 al 55, Panamá 19 -del 59 al 40, Perú 17 -del 78 al 61, mientras Colombia gracias a las históricas gestión, administración y ejecución hipercentralizadas santistas permanece muy firme en la posición 69 (no en la cama) del dicho ranking mundial, ¡impidiendo su retroceso, como si ello fuese meritorio!
Opinión por:

Parodi54

Dom, 01/26/2014 - 13:20
Y en eso tiene razón el que escribe: Ospina es fatigante. Pero si uno mira la historia de Colombia, ella también es fatigante en repeticiones, errores y estupidez. Una historia diferente a la que narraban los magazines (del Tiempo o Espectador). Esas publicaciones reducían la historia del país a la historia de los Cano o los Santos y sus secuaces. Los delincuentes después de las guerras se apropian de bienes que perdieron el dueño. Un tiempo después se olvidaban que eran delincuentes y adquieren los ademanes del ex-dueño, sintiéndose señores, se mofan de los que les recuerdan su pasado, allá en los clubes que también "heredaron" en el despojo.
Opinión por:

Parodi54

Dom, 01/26/2014 - 13:05
Por la dirijencia, sus epigonos y sus críticos de medio pelo es que debemos votar en blanco. Somos más del 50%
Opinión por:

Parodi54

Dom, 01/26/2014 - 12:50
El tono de esta nota advierte que no se puede tomar en serio algo que no suene a lucro o consultoría hecha por asistentes. La movilidad social solo debe reposar en los anaqueles del DNP.
Opinión por:

agualongo

Dom, 01/26/2014 - 12:46
Paisano: la dirigencia liberal-conservadora, tan sangrienta como 'cristiana' desde 1.819, claro que se debe declarar fatigada, cansada y mamada de que alguien en Colombia demuestre cómo es la Vaina. Le aconsejo que más bien concentre su atención en ir al Nogal o al Colón, aunque no entienda de Verdi o se vaya a Miami a ver caras rosadas o a limpiarle el moco al rey de España. En todos estos escenarios se paga muy bien la lambonería y hasta los 'nombran' presidentes de la república. NO BOTEN EL VOTO EN BLANCO pues esto sirve directamente a la 'dirigencia' arriba mencionada. Saludos desde el Sur ! ! !
Opinión por:

pensador

Dom, 01/26/2014 - 12:36
si este tipejo neoliberal ataca con saña el libro de Ospina, es por que debe ser realmente excelente, es como una recomendación de Fernando Londoño, o jose Obdulio, el elogiado resulta ser siempre un redomado pillo
Opinión por:

bcorreac

Dom, 01/26/2014 - 12:03
DÍNOS OH inteligentísimo genio qué es lo que según vos funciona: un imperio ad portas de la muerte, todo un continente regando sangre por culpa de la droga (porque esa es la ecnomía de mercado), los sirios muriendo a granel y en multitud ante la indeferencia de mundo, los afrianos del subsahara, oh pesadilla... Aquí, por supuesto, el miedo con que nos acostumbramos a vivir y del que sólo nos damos cuenta cuando logramos vivir en otros sitios. Un procurador neonazi que ha sido elevado a la categoría de semidios...los campesinos, las minas, los paras, la guerrilla, la Drummond...en fin... a ver sapientísimo, vuelvo y pregunto dónde están sus maravillosos argumentos
Opinión por:

samueld

Dom, 01/26/2014 - 11:49
Coincido con Montenegro. William Ospina es un autor que tras una escrituira preciosista esconde una carencia de argumentos efectivos, consistentes y empìricamente bien contrastados. Ospina es como muchas mujeres atractivas: bonitas por fuera, pero decepcionantes por dentro.
Opinión por:

MARTIN LORA

Dom, 01/26/2014 - 11:34
Montenegro acusa a Ospina de tergiversar la realidad, cuando la realidad colombiana evidencia hasta la saciedad la corrupción de un régimen bipartidista, disfrazado a conveniencia con múltiples máscaras, que se ha perpetuado en el poder sin reparar en los medios: la guerra civil (todo nuestro siglo XIX hasta los albores del siglo XX), la violencia política (todo el siglo XX hasta nuestros días), el fraude electoral (desde el 'sapismo' de Ramón Gómez, pasando por las elecciones del 19 de abril de 1970, hasta la reelección de Uribe. Do you remember Yidis and Teodolindo?), el reparto mafioso del poder (sirva de ejemplo el Frente Nacional), la narcopolítica, la parapolítica, etc. Como resultado, Colombia viene a ser uno de los países más desiguales del mundo, una democracia con más víctimas que todas las dictaduras, revoluciones y guerras civiles del resto de América Latina juntas, con menos prensa independiente que la Italia de Mussolini o la España de Franco, un país en el que resulta difícil establecer dónde terminan los partidos políticos y dónde empieza el crimen organizado, un lugar en el que la caricatura del presidente Santos ofreciéndole a Falcao la panacea para todas las enfermedades -desde el cáncer hasta el estreñimiento- que obra milagros entre los colombianos: el acetaminofén, resulta dolorosamente cierta... Para qué le sigo contando. A propósito, quien afirme que en las cordilleras son más eficientes los camiones que los ferrocarriles desconoce de lo que son capaces los trenes de montaña que operan en Suiza, el norte de Italia o los Alpes Bávaros.
Opinión por:

losindigna2

Dom, 01/26/2014 - 10:53
¡EN COLOMBIA TODO ES MENTIRAS NADA ES VERDAD!. Y en esas nos la pasamos los colombianos, negando la opinión de los demás, sin ni siquiera pensar en lo que el otro dice, sin hacer el debate, simplemente descalificando. Y eso que Montenegro se ufana de sus “grandes” lecturas sobre la historia, la economía y otras ciencias sociales. Pero para nada le han servido, no ha podido la entender la realidad el país o lo mas seguro es que tampoco le interesa. ¡Ha leído mucho!, hay que creerle, pero por lo que dice ha sido incapaz, de confrontar sus lecturas con la realidad del país. Hay que ser muy ignorante o muy cínico, para decir que aquí en Colombia “no ha pasado nada”, que la elite del país, “es una mansa paloma” que se roba el país todos los días, que promueve guerras civiles periódicas para “sanear el país” como la violencia (1948-1953), la violencia paramilitar (1993-2006); que la economía colombiana esta en manos de extranjeros, que no pagan impuestos, que saquen nuestros recursos. ¿En que país vive, señor Montenegro?
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Dom, 01/26/2014 - 10:51
Calmáte ventarrón! Increíble que un señor de estos, que posa de intelectual, no sea capaz de hacer una lectura medianamente rigurosa del libro de Ospina. Qué vergüenza que sea capaz de publicar esas frases venenosas sin ningún rigor, qué igualado. ¿En dónde dice Ospina que no hay que progresar? Si fuera así no se quejaría también de que Bogotá sea de las pocas capitales latinoamericanas sin metro. Encontré una lectura rigurosa y objetiva del ensayo en este sitio: http://palabrasalmargen.com/index.php/articulos/nacional/item/pa-que-se-acabe-la-vaina-un-comentario?category_id=138
Opinión por:

Ar mareo

Dom, 01/26/2014 - 14:04
Gracias por el link, en mi opinion una lectura que muestra el fondo y la sustancia de las ideas de Ospina.
Opinión por:

manamuisca

Dom, 01/26/2014 - 10:22
A los economistas nos aqueja el mal de la diletancia, de una parte mitad ´poetas y mitad matematicos , queremos mexclar dos cosas irreconciliables el progreso tecnológico con el romaticismo.En primer lugar lo malo de la educación es responsabilidad poor quienes trazan sus politicas publicas de una alfabetización aislado de la satisfaccion de las necesidades y deseos inmediatos, de una ilustración idealista religiosa tanto que la fe en las iglesias es más poderosa que la razón de las escuelas, y de ahi surge otro problema el concepto de eficiencia e intereses, de donde saca este pastuso que los andes sopn mas ploclives a las carretera que a los ferrocarriles? y por que no el avión y los canales acuaticos ya que tenemos aún grandes estensiones de espejos acuaticos?, por que no utilizaqr trasporte por cables desarrollando la tenologia de la tabarita artesanal de nustros campesinos para resolver sus transito?ahora el problema del conflicto no resulta del resentimiento e indignación por la violemcia expoliadora de apropiación predial para el dominio electoral y paraexponerlo como trofeos de visitas de familia yactivos de baja rentabilidad para la rentabilidad de las trasnacionales?
Opinión por:

koyac

Dom, 01/26/2014 - 10:20
Pero a usted Sr Montenegro se le olvida que a causa de la apertura gavirista, los campesinos productores de trigo y cebada fueron barridos y condenados a la pobreza, y todo a ello a nombre de su "progreso". Ospina no niega los avances en la ciencia y tecnología, él lo que hace es poner al desnudo la cara oculta del progreso capitalista, que no tiene más interés que el lucro pecuniario. ¿Por qué no descontaminan los ríos y mares? ¿por qué no paran la destrucción de los bosques y montañas? ¿por qué no descontaminan el aire? Simplemente, porque eso no es rentable para el capital. Esas tecnología al servicio de la vida no están a la vista. El progreso de esta época es una trampa infernal.
Opinión por:

bienpensada

Dom, 01/26/2014 - 10:16
"Resulta que ahora Ospina es un mamerto y el país no para de progresar" forista del face.
Opinión por:

bienpensada

Dom, 01/26/2014 - 10:14
¿Y ESTE SEÑOR CON ESA SUPERFICIALIDAD FUE MINISTRO? CON RAZÓN EL PAÍS ESTÁ COMO ESTÁ.
Opinión por:

carlos moises

Dom, 01/26/2014 - 09:30
Pero , bueno, debo reconocer que ademàs de pontificar sobre economìa, planificaciòn y no sè que màs, tambièn pontifica sobre historia y literatura.
Opinión por:

bienpensada

Dom, 01/26/2014 - 10:12
¿ Y ESTE SEÑOR CON ESA SUPERFICIALIDAD FUE MINISTRO? CON RAZÓN EL PAÍS ESTÁ COMO ESTÁ.
Opinión por:

carlos moises

Dom, 01/26/2014 - 09:28
Èste deberìa comentarnos algo sobre los "amables escritos" de Plinio Aùleyo o de Mauricio Vargas o de Rudolf Hommes o de otros por el estilo , esos si se dejan leer , que prosa ! , que elegancia de lenguaje, que veracidad y que objetividad. Deberà este Montenegro por lo menos darse cuenta de la excelsa calidad de los escritos de Ospina..........y respetarlos.
Opinión por:

John Turturro

Dom, 01/26/2014 - 09:22
W O es de lo mejor en el pais asi la extrema derecha quiera negarlo.
Opinión por:

Jotaria

Dom, 01/26/2014 - 08:57
Estos "artistas" son el producto de la analfabetización de nuestra desastrosa educación. Y vamos para peor
Opinión por:

Oscar Buitrago

Dom, 01/26/2014 - 08:52
El argumento de fondo de Ospina es válido. Además, es curioso ver como la clase dirigente y sus lamesuelas se salen a patalear.
Opinión por:

RILKE

Dom, 01/26/2014 - 08:41
Señor Montenegro, usted en que país vive? El libro de Ospina es la perfecta y cruda radiografía de una Colombia que ha sido manejada desde muchos años atrás por unos políticos mediocres y corruptos, a los que personajes como usted les sirven de rodillas.
Opinión por:

bcorreac

Dom, 01/26/2014 - 07:12
Ospina es un pensador. Alguien tiene que hablar de las otras opciones que hay más allá de esta "maravilla" que usted alaba y que nos tiene al borde del colapso total. Demasiados ya hablan de ella y demasiados también siguen creyéndola: que manteniendo a la gente en la ignorancia podemos progresar, que el futuro es sólo para unos pocos, los que son tan "vivos" que aprovechan las oportunidades del mercado y sobresalen, que está bien que unos pocos sean los duenos del mundo y que hagan con él lo que les de la gana... No mi amigo Montenegro, se necesitan más pensadores que transgredan la norma. Como dice Inspirón: "ponga sus argumentos y deslúmbrenos con su inteligencia"
Opinión por:

OZcvrvm

Dom, 01/26/2014 - 06:48
pero porque les pica tanto el culo por lo que pueda opinar william ospina? podra gustar o no pero noto les da rasquiña gratuita. entre escritores y aspirantes existe esa maldita envidia de la "prima donna". preocupese mas en escribir ideas propias, asi sean equivocadas a estar sufriendo por lo que otro pueda pensar
Opinión por:

inspiron

Dom, 01/26/2014 - 05:44
Exponga sus argumentos y deslumbrenos con su inteligencia.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio