Publicidad
Santiago Villa 4 Feb 2013 - 11:00 pm

La "venganza criminal" (IV)

Santiago Villa

Respuesta a la solicitud de rectificación enviada por el abogado Jaime Granados Peña.

Por: Santiago Villa
  • 61Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/venganza-criminal-iv-columna-402834
    http://tinyurl.com/bavtozg
  • 0
insertar

El 27 de febrero de 1997 el campesino Marino López Mena fue torturado y decapitado por paramilitares en Bijao, Chocó. Los asesinos jugaron fútbol con su cabeza. El homicidio se produjo en la región del Urabá durante la “Operación Génesis”, que el ex general Rito Alejo del Río coordinó con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). En agosto del 2012 del Río fue condenado a 312 meses de prisión por el “homicidio agravado en calidad de autor mediato” del señor López.

En una columna anterior (“La ´venganza criminal´ (II)”, 21 de enero del 2013), dije que la condena habría podido darse antes si el ex Fiscal General Luis Camilo Osorio no hubiese ordenado archivar la investigación contra Rito Alejo del Río.

El lunes de la semana pasada recibí una solicitud de rectificación por parte del abogado penalista Jaime Granados, el defensor de Luis Camilo Osorio en las investigaciones que hay abiertas contra él por colaboración con los paramilitares. El abogado Granados también representa al ex presidente Álvaro Uribe Vélez en investigaciones abiertas por el mismo motivo.

En su carta de rectificación, el abogado Granados me solicita que incluya lo siguiente en esta columna:

“Al llegar mi representado [Luis Camilo Osorio] a la Fiscalía en el año 2001, se adelantaba un proceso en contra del General (R) RITO ALEJO DEL RÍO, el cual no estaba asignado al despacho del Fiscal General de la Nación, sino al de una Fiscal autónoma de la Unidad de Derechos Humanos llamada LUCÍA LUNA, quien abrió investigación y vinculó al General ® (sic), ordenando en su contra medida de aseguramiento. Decisión que quedó en firme y produjo plenos efectos jurídicos, en la fecha y oportunidad que ella definió”.

En efecto, Luis Camilo Osorio no ordenó arrestar al ex general Rito Alejo del Río. La fiscal de derechos humanos Lucía Luna, quien sí solicitó su arresto el día en que se posesionó Osorio, renunció el 4 de febrero del 2002 y está hoy exilada.

Según el fiscal Pedro Díaz, quien era el Coordinador de la Unidad de Derechos Humanos en ese entones (agosto 2001), la orden de arrestar a Rito Alejo del Río produjo tanto malestar a Luis Camilo Osorio, que Díaz renunció por las presiones que recibió en su trabajo. Un tribunal determinó en el 2008 que, en efecto, Díaz fue obligado a renunciar irregularmente y ordenó que se le restituyera en la Fiscalía General. Es posible que Lucía Luna hubiese renunciado por el mismo motivo.

El abogado Granados también me pide que aclare que “el proceso [contra Rito Alejo del Río] se repartió al en ese entonces coordinador de fiscales ante la Corte Suprema de Justicia, doctor GUILLERMO MENDOZA DIAGO [...]. Su conclusión fue que con el material probatorio que existía en ese momento, la investigación debía archivarse”.

El abogado Granados dice que falto a la verdad objetiva cuando digo que Luis Camilo Osorio ordenó archivar la investigación. La decisión la firmó su subalterno, Mendoza Diago, quien entre el 2009 y el 2011 fue Fiscal General encargado. Desconozco si hay una investigación abierta contra Guillermo Mendoza Diago por esta preclusión.

En un cable diplomático enviado el 31 de enero del año 2007, el ex embajador de Estados Unidos en Colombia, William Wood, dice: “el ex Fiscal General Camilo Osorio precluyó los cargos contra del Río en el año 2004”. (http://tinyurl.com/b2u4fsh)

Otro cable diplomático, éste del 8 de septiembre del 2008 y firmado por Brian A. Nichols, jefe encargado de misión en Colombia de la Embajada de Estados Unidos, dice: “El manejo que le dio el ex Fiscal General Camilo Osorio al caso del Río entre el 2001 y el 2004 fue controversial, y motivó la renuncia de varios fiscales de la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía. El Comité de Acusaciones del Congreso está investigando a Osorio, que es el actual Embajador en México, por su papel en el caso del Río. A pesar del oscuro pasado de del Río, líderes civiles y militares ofrecieron una cena para honrarlo en Bogotá, en 1999, y en ella el Presidente Álvaro Uribe fue el orador principal. Uribe fue gobernador de Antioquia entre 1995 y 1997, y trabajó con del Río. El ex zar anti-corrupción del gobierno colombiano y actual senador de la oposición, Rodrigo Lara, nos dijo que del Río, en un intento por reducir su condena, podría ofrecer pruebas que vinculen a Uribe con actividades paramilitares”. (http://tinyurl.com/c67n2vq)

Por último, el abogado Granados desea que yo afirme que una de mis fuentes, el ex agente del Cuerpo Técnico Investigativo de la Fiscalía, Richard Maok Riaño, es un prófugo de la justicia. Consulté el pasado judicial de Maok utilizando su número de cédula y no tiene ninguna deuda con la justicia. El abogado Granados solicita que yo diga algo que es falso.

Twitter: @santiagovillach

"CARTA DE SOLICITUD DE RECTIFICACIÓN DEL ABOGADO JAIME GRANADOS

JAIME GRANADOS PEÑA & ASOCIADOS ABOGADOS CONSULTORES

Bogotá, enero 28 de 2012

SEÑOR
SANTIAGO VILLA
COLUMNISTA-EL ESPECTADOR
CIUDAD
REF.: SOLICITUD DE RECTIFICACIÓN
COLUMNA “LA VENGANZA CRIMINAL (II)”

JAIME ENRIQUE GRANADOS PEÑA, identificado como aparece al pie de mi firma, actuado en calidad de DEFENSOR del Ex Fiscal General de la Nación, LUIS CAMILO OSORIO ISAZA, me dirijo respetuosamente ante usted, para solicitar que rectifique la información publicada el 21 de enero del 2013, en la columna “La venganza criminal (II)” del periódico El Espectador.

En efecto, en la referida columna usted afirmó lo siguiente:

“La condena habría podido darse antes si el Estado no hubiese impedido que avanzara la investigación. En el año 2001 había una ya abierta en la Fiscalía General de la Nación. Sin embargo, poco después de su posesión, el entonces Fiscal General Luis Camilo Osorio (2001 – 2005) ordenó archivar aquella investigación. La decisión implicó un golpe a la legalidad y a la institucionalidad. Colombia estaba entrando entonces en la etapa más aguda de una suspensión de la democracia”. (Énfasis suplido)

Lo que motiva mi respetuosa solicitud, es que en su afirmación se consignan hechos que objetivamente contradicen la verdad por las razones que le referiré muy concretamente:

1. Al llegar mi representado a la Fiscalía en el año 2001, se adelantaba un proceso en contra del General (R) RITO ALEJO DEL RÍO, el cual no estaba asignado al despacho del Fiscal General de la Nación, sino al de una Fiscal autónoma de la Unidad de Derechos Humanos llamada LUCÍA LUNA, quien abrió investigación y vinculó al General ®, ordenando en su contra medida de aseguramiento. Decisión que quedó en firme y produjo plenos efectos jurídicos, en la fecha y oportunidad que ella definió.

2. Pese a lo anterior, pasados varios días, el juez 31 penal del circuito Bogotá, amparó mediante recurso de habeas corpus, la libertad del General (R) RITO ALEJO DEL RÍO y ordenó el traslado del expediente al fiscal competente según el fuero constitucional que le asistía.

  • Página
  • 1
  • 2
inserte esta nota en su página
  • 0
  • 57
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio