Publicidad
Juan Pablo Ruiz Soto 22 Ene 2013 - 11:00 pm

Vinson, una montaña casi prístina

Juan Pablo Ruiz Soto

Escribo desde el campamento base del monte Vinson, en el corazón de la Antártida. Después de la expedición de montañismo, estas son mis reflexiones sobre el manejo de los temas ambientales en este ecosistema de roca, hielo y cielo.

Por: Juan Pablo Ruiz Soto
  • 27Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/vinson-una-montana-casi-pristina-columna-398236
    http://www.elespectador.com/opinion/vinson-una-montana-casi-pristina-columna-398236
  • 0
insertar

Según los datos que hemos recogido, cerca de 200 personas visitan anualmente esta montaña, donde las condiciones naturales hacen que los procesos de descomposición sean muy lentos o inexistentes; por ello las intervenciones humanas sobre el medio natural pueden generar alteraciones permanentes.

En el propósito de alterar lo menos posible el medio natural, ALE (Antarctic Logistics & Expeditions), la agencia que presta el servicio logístico para los ascensos al monte Vinson, aplica un estricto reglamento para minimizar el impacto ambiental de los montañistas. El proceso se inicia con una charla en Punta Arenas (Chile), antes de tomar el vuelo para la Antártida. En ella se alerta a los viajeros sobre una gran preocupación, que es la posibilidad de que los visitantes introduzcan especies exóticas a este helado y frágil continente. Se solicita que todo el equipo de montaña entre en condiciones de limpieza adecuadas y se propone seguir un procedimiento de bioseguridad para evitar la introducción de especies exóticas al ecosistema antártico, incluidas semillas, suelo o insectos.

El avión que viaja de Punta Arenas a la Antártida es un avión de carga ruso que después de cuatro horas aterriza en un lugar denominado Union Glaciar. Allí se hace el traslado para tomar un pequeño avión que después de 45 minutos de vuelo aterriza en el Campo Base del Vinson, a más de 1.000 kilómetros del Polo Sur. Es un lugar tan aislado de las costas que ya no hay vestigios de vida. Hielo, piedra y aire son los únicos elementos en el paisaje. Allí, el grupo de ALE entrega una pequeña bolsa plástica donde está el kit con todo lo necesario para ir al baño y recuperar lo que allí hagamos, que debe ser extraído del continente y cargado hasta Punta Arenas. Todos los visitantes tomamos con atención las instrucciones y con muy buena voluntad las aplicamos para mantener lim pia la montaña. En el recorrido del Campo Base al Campo 1, que dura ocho horas, hay sólo dos lugares en los cuales se puede hacer pipí, y así se evita que se manche la nieve.

ALE sigue una política ambiental supervisada por la U.S. Environmental Protection Agency y el manejo de las basuras es supervisado por la U.S. National Science Foundation. En los dos casos debe recibir una auditoría y aprobación anual de sus actividades. Los principios ambientales incluyen: las actividades adelantadas deben no generar impacto ambiental o, si lo generan, éste debe ser transitorio; las actividades turísticas deben ser seguras y sostenibles; los visitantes son previamente informados sobre los valores naturales presentes en el área, y las actividades deben seguir las regulaciones ambientales del país de origen y las acordadas en el tratado internacional sobre la Antártida.

La gran lección de la visita al espacio natural de mayor dimensión sobre la superficie de la Tierra es que la capacidad de carga de un lugar y sus posibilidades de conservación no sólo dependen de las condiciones de los ecosistemas y sus características, sino también de la voluntad institucional y de cada uno de los actores o personas que ingresamos a los mismos, así como de la manera como cada cual se comporte.

  • Juan Pablo Ruiz Soto | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • Atlas científico de relaciones sexuales
2
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

lr

Mie, 01/23/2013 - 11:04
Lo mas importante para no causar impactos negativos es la EDUCACION a partir de ahi aceptaremos las recomendaciones y sugerencias que nods hagan y aun mas tomaremos la iniciativa hacia aquello que nos pareciera nocivo o negativo. Los recursos naturales estan ahi en estado pristino hasta cuando aparece el hombre con sus ideas novedosas, la muestrica que me gustaria llevar, etc, etc.
Opinión por:

Condoricosas

Mie, 01/23/2013 - 06:10
Conclusión: el gobierno colombiano debería proteger los parques naturales de la misma manera que lo hace Chile. Lastimosamente, en nuestro país las reservas están amenazadas por iniciativas privadas (como los hoteles en el Tayrona) por la minería (como en Santurbán o en el Parques de Los Nevados) o por la explotación de hidrocarburos (como en la Macarena o en islas del Rosario). He citado unos pocos ejemplos, pero la lista de parques naturales, reservas forestales e indígenas amenazadas es mucho más grande. Sabemos, por ejemplo, que Pacific Rubiales tiene pozos en zonas de la comunidad Sikuani y que quiere abrir un oleoducto en zonas de las comunidades Piapocos y Achagua. ¿Por qué no hablar mejor de estos temas? ¡Ah! Se me olvidaba… es que Pacific Rubiales paga la exploración a la Antártida.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio