Publicidad
Ana Milena Muñoz de Gaviria 10 Oct 2012 - 11:00 pm

Vivir dignamente es también morir dignamente

Ana Milena Muñoz de Gaviria

El día de antier la Comisión Primera del Senado aprobó un proyecto de ley que reglamenta la eutanasia en nuestro país, de acuerdo a la sentencia de la Corte Constitucional de 1997 que planteó que el derecho a vivir de forma digna también incluye el de morir dignamente.

Por: Ana Milena Muñoz de Gaviria
  • 52Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/vivir-dignamente-tambien-morir-dignamente-columna-380520
    http://tinyurl.com/9nhfye6
  • 0

La discusión comienza y es compleja, y comprende temas éticos y religiosos, además de legales y constitucionales.

El derecho y el respeto a la vida no tienen discusión. Y como cristiana creo en unos valores que guían a la sociedad, y en ese marco creo en el derecho a una vida digna ante la enfermedad. Es así como bajo ciertas circunstancias y en casos extremos (definidos por ley), una muerte digna debe ser un derecho que cada uno podrá ejercer y que permitirá una muerte asistida en casos de enfermedades terminales en los que la ciencia no tiene cura o enfermedades que presentan un intenso dolor y continuados padecimientos o una condición de gran dependencia y minusvalía a causa de enfermedad terminal o grave lesión corporal. Y para ejercer este derecho el proyecto comprende un procedimiento de tres evaluaciones médicas y la voluntad oral o escrita del paciente y, en casos de inconsciencia, de sus familiares.

El argumento religioso es válido para los que creen, pero para los que no, ese no es argumento y quedan el legal y constitucional. La Corte Constitucional la avaló y queda el derecho a morir dignamente y a tener la libertad de decidir y a tener opciones que bien cada uno por sus creencias o ante el sufrimiento tome. Muchas veces la familia sufre física, mental y económicamente, como es el caso de pacientes con muerte cerebral y estado vegetativo o de aquellos que carecen de medios económicos, y de seguro y ante una enfermedad terminal larga, se deja morir al enfermo con sufrimientos inhumanos ya que no hay opción.

Es así como el tema también trasciende a la salud pública, ya que en el debate se plantearon abusos y casos en los que algunas EPS alargan la vida del paciente terminal para contratar y cobrar por sus servicios, y con esos recursos se podría atender a otros. Esto no es fundamental en la decisión, pero debe tenerse en cuenta.

Los que se oponen al proyecto aceptan la eutanasia pasiva, que sería no recibir ninguna ayuda para vivir; es el caso de la desconexión del paciente de las máquinas. Se llega entonces a la muerte por omisión: nadie hace nada. La vida era una vida superficial dada por las máquinas. Y por otro lado, hay rechazo total a la eutanasia activa que es la muerte asistida por un médico. Es así como se acepta la omisión y no la acción, y es igual en términos éticos, pero el debate debe ir más allá.

No se trata de ninguna manera de que esto sea una excusa para terminar con la vida de aquellos que no lo necesitan, pero lo que sí es importante es tener una opción para aquellos que lo necesitan. Es complejo, pero creo que debe primar ese derecho a vivir y a morir dignamente y, de igual manera, tener la libertad de decidir.

Arranca así un importante debate que se debe dar.

  • 13
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Santa Fe derrotó a La Equidad por la sexta fecha de la Copa Postobón
  • La carne de gato entra en el menú de la gastronomía vietnamita
  • No hubo acuerdo entre Argentina y fondos especulativos por deuda

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
13
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

juamel

Vie, 10/12/2012 - 10:30
No nos debemos sorprender por esto, en el gobierno anterior se acentúo y fue política personalisima del presidente, según la cual, el presidente estaba enterado de todo y ordenaba sobre todo: aunque la realidad es otra, parece que nunca vió que hacían la mayoría de funcionarios cercanos a su círculo de poder que hoy cargan penas o esperan por ellas ... el poder era la máxima expresión de la seguridad democrática y se descuidó el resto ... salud, educación, clientelismo, corrupción, etc.
Opinión por:

ragd

Jue, 10/11/2012 - 13:43
la unicO QUE USTED DEBERIA DE POSTULAR Y PREGONAR ES EDUCAR, ENSENAR Y A LEER BIEN A LOS HIJOS PARA QUE NO FIRMEN LO QUE NO HAN LEIDO Y QUEDAR COMO UNOS BABOSOS Y TENER LA "DIGNIDAD" DE DEFENDER LO CORRECTO Y NO FIRMAR MAR DOCUMENTOS EN BENEFICIO PROPIO O UNOS POCOS EN CONTRA DE TODA UNA NACION
Opinión por:

durero

Jue, 10/11/2012 - 12:37
El titulo de su columna Dra. Ana Milena, parece una frase rimbombante del gran Pambele, creo que una columna que dice que un hombre bueno es aquel que hace buenas acciones y un hombre malo lo es por hacer malas acciones, pretende sin querer insultar la inteligencia de los lectores, esta columna que parece una pagina de cualquier cartilla de preescolar solamente produce pena ajena, sus columnas reiterativas en parodiar a perogrullo no plantean ningun debate, al contrario parece un mandato no explicito, como aquellas secciones del periodico El Tiempo, DEBES LEER o DEBES SABER.
Opinión por:

Dolores Edelmyra

Jue, 10/11/2012 - 11:34
Cocombia es un país espiritualmente analfabeto. Que chupen su lulo. No dan para más.
Opinión por:

Dolores Edelmyra

Jue, 10/11/2012 - 11:32
Esto da verguenza de cocombiano. Todo es moda. Todo es pegado con babas. Todos quieren salir en la foto. Hablar de morir dignamente (en su cama) cuando millones mueren a diario como perros tirados en calles y carreteras? Hablan de morir con dignidad cuando ni siquiera se vive dignamente? Este país despierta menos y menos seriedad cada vez que se enfrascan en un debate de esta naturaleza. Cocombia tierra podrida, tierra violenta, tierra de delincuentes donde los moribundos son incapaces de recomponer su vida en los umbrales de la muerte. Esto da asco. Apago y salgo.
Opinión por:

JUANCA TORRES GOMEZ

Jue, 10/11/2012 - 08:46
Doña Ana Milena: Usted argumenta en un aparte de su articulo y cito "Muchas veces la familia sufre,fisica,mental y economicamente, como es el caso de pacientes con muerte cerebral y estado vegetativo o aquellos que carecen de medios economicos", me pregunto lo siguiente ¿ quien no tiene con que se debe entonces morir así no quiera? No le parece a usted que ahora que se habla de muerte digna el estado también debería entonces garantizar que aquellos que por voluntad propía quieran prolongar su "sufrimiento" también lo hagan de una manera digna, sin esperar en una camilla o una silla en una sala de urgencias, o sin ser victima del llamado paseo de la muerte, o de la burocracia esperando la orden para la entrega de un medicamento, o la aprobación de un examen.
Opinión por:

Boyancio

Jue, 10/11/2012 - 05:46
Vea mi doña: eso se llama escribir con puntualiad democrática y con fondo humano de soporte, pues nos rige la ley, para eso tenemos constitución de principio y fin de nuestra conducta ciudadana, la parte religiosa se queda en casa, o en los debates chacarales de Bizancio, sea que en el altar personal cada cual lava su capa y prende su vela.....¡negrita ven...!
Opinión por:

Sarcher

Jue, 10/11/2012 - 05:16
Leí esta columna -que parece escrita por una alumna de último curso de primaria- y tuve que buscar qué había estudiado esta vieja, pues sí, aunque parezca imposible -todavía no lo creo- la machorra, según Semana: "se graduó en 1978 de economista en la Universidad de los Andes, desde ese momento no ha parado de estudiar. Hace algunos años se especializó en Historia de América Latina en la Universidad de Georgetown y actualmente cursa Arquitectura en la Universidad de los Andes"...¿Cómo ha logrado ésto? Averígüelo Vargas, otro "gran enigma de la humanidad". Acabo de ver en Google los casos de dos jóvenes con síndrome de down graduados de magisterio y de terapia ocupacional, mmmmmmm, así sí va cuadrando la cosa.
Opinión por:

Sarcher

Jue, 10/11/2012 - 11:13
Jajajajajajaja, muy bueno. Saludos.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Jue, 10/11/2012 - 10:03
Sarcher, te equivocas. Hay dos teorías. La primera, la columnista sencilamente hace la tarea de una niña de segundo (no último) año de primaria sobre "Qué hice en mis vacaciones y mi abuelita me quiere". La segunda es más compleja: las columnas son reflexiones profundas, densas, imposibles de entender por legos como nosotros. Si la segunda teoría se cumple eso explica por qué la mayoría de sus lectores se queda dormida y dicen que no hay nada como morirse durante un sueño plácido (es una eutanasia simple, incolora, inodora y no tienes que hacer cola en una EPS para averiguar si la Ley 100 cubre el kit).
Opinión por:

karissa

Jue, 10/11/2012 - 05:34
Y yo me quedé pensando si es la ciencia la que no tiene cura, o el paciente...
Opinión por:

Pietrobareta

Jue, 10/11/2012 - 03:07
Trabajo en cuidados paliativos y puedo afirmar que los colombianos mueren muy mal por culpa de una mezcla de ignorancia y egoísmo de la sociedad, los médicos, la familia y los que nos gobiernan. El 70 por ciento de las personas tendrán un proceso de muerte largo y agónico, muchos con dolores, fatiga, ahogo y percibiendo como día a día se van deteriorando progresivamente, a esas personas no se le suministran tratamientos con morfina por miedo a que se habitué o que hagan un paro respiratorio y así cantidades de cosas que pueden realizarse para que esta etapa obligatoria por la que pasaremos para algunos rápida e indolora pero desafortunadamente para la mayoría lenta y dolorosa. Ojalá de aprueben leyes de cuidados paliativos y la opción de la eutanasia por usted, por mi por todos
Opinión por:

paisacoraje

Jue, 10/11/2012 - 08:11
Así es. Buen aporte.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio