Publicidad
Nicolás Uribe Rueda 1 Feb 2013 - 11:00 pm

Voluntad

Nicolás Uribe Rueda

El proceso de paz tiene que avanzar o es mejor que termine. Y la razón es solo una: luego de cinco meses de negociaciones y seis meses de acercamientos previos que los llevaron a la mesa, parece que ni la sociedad ni el Gobierno tienen certeza sobre la existencia de la voluntad de las Farc para terminar el conflicto.

Por: Nicolás Uribe Rueda

 Así parece haberlo dicho el jefe negociador cuando le pide al grupo terrorista que aclare a qué va a La Habana. Y también lo confirman las declaraciones de Iván Márquez cuando propone regularizar el conflicto, apelar al ingenio para encontrar soluciones a los problemas que tiene Colombia y anuncia que se reserva el derecho a secuestrar.

Somos muchos los colombianos que estamos dispuestos a tragarnos unos sapos para lograr la desmovilización y el desarme de los herederos de Jojoy, así ello solo represente una disminución menor de violencia. Sin embargo, no a cualquier precio y siempre en el marco de la Constitución y los límites morales que nos trazan, por ejemplo, el respeto por el dolor de las víctimas. Pero lo que no resiste nuevamente Colombia es el infecundo discurso de las Farc aupado en la ambigüedad sobre sus reales intenciones.

Hay quienes piden que uno se ponga en los zapatos de las Farc para así poder comprender la naturaleza de sus demandas y los modales con los que las expresan. Y vale la pena decir que he tratado de hacer el ejercicio muchas veces. Pero siempre llego a la conclusión en la que ya estaba. Y es que para lograr la paz, la única posibilidad es que las Farc entiendan que la Constitución existe y es menester cumplirla, y que ello en consecuencia impide que en la mesa de diálogo se decida acabar con la propiedad privada o expulsar la inversión extranjera o hacerles el quite a las penas por los delitos cometidos (así sean sanciones alternativas o simbólicas).

Ello significa que la voluntad de paz de las Farc se exterioriza en dos hechos simples y concretos: en la manifestación privada y pública por medio de la cual reconocen que los bandidos son ellos y no nosotros, y en su entendimiento de que a pesar de los acuerdos para facilitar su tránsito a la legalidad no es posible construir un país a imagen y semejanza de su aspiración totalitaria. De lo contrario, y mientras ellos sigan creyéndose iguales al Estado colombiano al que califican de terrorista, no habrá nada que ofrecerles que resulte suficiente ni algo que conceder que sea posible en democracia.

Así es de claro, el proceso de paz es necesariamente un proceso de sometimiento, no solamente a la justicia, sino también al ordenamiento jurídico colombiano. El fin exitoso de los diálogos, no pasa por la adopción y respeto de la legislación fariana por parte de los colombianos, sino precisamente por todo lo contrario, por la renuncia de los bandidos a oponerse a través de las armas a las normas expedidas legítimamente por los órganos constituidos para tal efecto por el Estado colombiano.

Al Gobierno no se le debe responsabilizar si el proceso fracasa y se levanta de la mesa. Por el contrario, se debe celebrar el cumplimiento de su palabra empeñada. El presidente dijo que se sentaba con las Farc para avanzar en cuestión de meses con el propósito de terminar el conflicto o terminaría la negociación si encontraba que este esfuerzo resultaba estéril. Lo que dijo el Gobierno es lo correcto y es a lo correcto a lo que debe comprometerse.

 

  • Nicolás Uribe Rueda | Elespectador.com

  • 19
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

19
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

lgallos78

Dom, 02/10/2013 - 20:23
El proceso de los dialogos de paz se concibio y se inicio sobre principios y normas equivocadas.Este articulo expresa un pensamiento ideologico coherente y respetable;es importante leerlo y analizarlo. Mientras este proceso de paz no tenga como esencia en su discucion VERDAD JUSTICIA Y REPARACION no sera posible conseguir la verdadera paz que se merece Colombia.
Opinión por:

Musengue

Jue, 02/07/2013 - 15:50
ESTE ES FURIBISTA DISFRAZADO DE MARIMONDA CARNAVALER- BARRANQUILLERA, SEGURO ESTA PENDIENTE DE ALGUN PUESTO PARA INFILTRAR EL GOBIERNO. OJO AL CRISTO, QUE ES DE PALO.
Opinión por:

THE TRULY

Mar, 02/05/2013 - 19:00
Claro que el gobierno si sabe con certeza, hasta adonde llegarán las conversaciones: Hasta que éstas sirvan como show promotor de la reelección de Santos; hasta Noviembre del presente año. La misma certeza la tienen las farc. El show seguirá hasta esa fecha, pase lo que pase seguramente.
Opinión por:

Palmeral

Dom, 02/03/2013 - 19:14
El proceso de paz lleva apenas 5 exíguos meses, y ya algunos "iluminados", como Nicolás Uribe, están agobiados sugiriendo que debe terminar, pues según ellos este "no avanza". Será que piensa que con los 50 AÑOS (CINCUENTA AÑOS) que lleva la guerra si "avanzamos" mucho? Qué patéticos son algunos intentando defender lo indefendible.
Opinión por:

Juan carlos Goicochea de Alba

Sab, 02/02/2013 - 20:36
Es loable en este columnista de la recontraultraderecha de la patria, su ejercicio de ponerse en los zapatos del otro, sólo que fué muy berraco, según se extrae de su divagación, es decir, se iba a quitar los zapatos La Corona, y tan pronto vió que por ejemplo tendría que ponerse en las botas embarradas y malolientes de un guerrillero campesino, prefirió, seguir en sus corona, tratar de bandidos a todos los que no piensan cómo él, creerse bueno, como todos los ezquizoides uribistas de este país, y ya..., pero se le abona, logró moverse algunos micrómetros de su ortodoxia derechista. Pero todo cuerpo estático, vuelve pronto a su posición inicial, como toda nuestra corrupta y perversa clase dirigente, que no va a ceder un ápice, cómo vienen haciendolo desde hace dos siglos.
Opinión por:

iceve

Sab, 02/02/2013 - 18:04
Debo decir que admiro esa inteligencia y esa fluidez de Nicolás para desnudarse luego de algunos malabares, vueltas de campana, caminatas por la cuerda floja y zalamerías como "....y vale la pena decir que he hecho el ejercicio ( de ponerse en los zapatos de las Farc) muchas veces....." cuando Nicolás sólo conoce los zapatos de la marrullería, que son sus propios zapatos, los cuales calza para bien servir a la causa de sus mentores en ese curioso centro democrático desplazado en asuntos de principios, ideología y objetivos hacia el extremo final de la derecha. Y en todo caso Nicolás, como para dejar algo provechoso en este comentario, vale la pena recordar que negociar es discutir propuestas de lado y lado de la mesa, en un proceso que busca llegar a acuerdos y no a sometimientos, o no?
Opinión por:

opinadorbog

Sab, 02/02/2013 - 15:43
Finalizar el conflicto es lo importante... Por ahí dicen que "en la diferencia nos encontramos", y la verdad no importa lo que pidan, en principio lo que deberíamos es decirles que escriban un plebiscito completo con todo lo que ellos consideran que debe estar en la Constitución y las Leyes, en artículos redactados perfectamente y separados de tal manera que cada uno pueda ser votado por los Colombianos uno a uno... Comprometerlos a que una vez se fije fecha cierta para ese plebiscito, las FARC se desmovilizan definitivamente. Eso sí, las víctimas están en su derecho de demandar esos desgraciados ante la CIJ y que, usando el Estatuto de Roma, envíen a una cárcel en Holanda, por muchos años, a los asesinos, secuestradores, violadores, etc., de ellos y sus seres queridos...
Opinión por:

flecha veloz 1943

Sab, 02/02/2013 - 11:37
El estado Colombiano desde hace más de 150 años ha manipulado a su antojo la guerra. Es el estado Colombiano el que le debe pedir perdón a los ciudadanos de éste país por envenenar a sus hijos en el odio, en la miseria. En lugar de brindar bienestar han dado plomo,en lugar de educar han prostituido las costumbres y las conciencias, en lugar de hacernos sentir amor por la Patria la odiamos y nos burlamos de ella. Lo único que nos han dado es la paz de los sepúlcros. Nuestra Democrácia es una Dedocracia hereditaria en donde, con muchos años de anticipación ya se sábe a quíen le toca gobernar de su rosca. O se reeligen.
Opinión por:

agualongo

Sab, 02/02/2013 - 11:26
Nicolás: no siga, como varios políticos, indicando que los últimos hechos de las Farc atentarán contra el proceso de La Habana. Lo digo por una simple razón: Santos sostuvo hace meses que no habría cese de hostilidades por parte del gobierno. Por tanto, Mambrú sigue bombardeando indiscriminadamente a los criminales de las Farc y éstos también hacen lo 'suyo'. Realmente lo que sí atenta contra ese proceso de paz es que las víctimas no estén representadas en esos diálogos y que tampoco lo esté la sociedad civil. Saluos desde el Sur ! ! !
Opinión por:

jaramo

Sab, 02/02/2013 - 09:54
Si una persona que está negociando un conflicto no confía en el otro, no está negociando nada... le recomiendo el video de mandela, 94 años, lo encuentra en los videos de National Geographic
Opinión por:

jaramo

Sab, 02/02/2013 - 09:54
Yo, donde no veo voluntad es en el gobierno. Para los privilegiados de este país la guerra es ungran negocio, si no,pregúntele a Lafaurie, a Uribe, a los terratenientes que se han favorecido con los desplazamientos...
Opinión por:

chococruz

Sab, 02/02/2013 - 08:24
El acuerdo en que estamos es que se debe dejar de utilizar la violencia y las armas como medios de llegar al poder, la pregunta sera entonces , si es posible llegar al poder por medio de las urnas y del voto..?. Tristemente tengo que responderme que no creo pues las mafias de los politicos tradicionales y sus lobbystas tiene coptado al Estado y este país no tiene una sociedad unida que impida tanta corrupción y bellaqueria, entonces quien le pone el cascabel al gato..? o quien rompe el circulo vicioso.?. Estos son algunos de los dogmas de la realidad politica nuestra.
Opinión por:

reparato

Sab, 02/02/2013 - 08:19
No. No le creo a sus palabras. Usted no ha hecho ningún ejercicio de ponerse en los zapatos de las Farc, como dice. Lo único que hace, además de utilizar un lenguaje idéntico al de su jefe político ("los bandidos", "los bandidos"), es ocultar sus deseos de que se venga abajo toda la estantería de las negociaciones. Es el colmo de la irresponsabilidad.
Opinión por:

jsantanaguerrero

Sab, 02/02/2013 - 08:12
DESDE SU ESCRITORIO YA EMPEZARON LOS COBARDES A PEDIR GUERRA. QUE COMODO VER POR TELEVISIÓN COMO SE AUTOELIMINA EL PUEBLO COLOMBIANO.
Opinión por:

lenguon

Sab, 02/02/2013 - 07:35
Por fin alguien habla claro. Los arrogantes de las FARC, no tienen ninguna idea seria y solida de como podria ser mejor el futuro del campo, sus precarios conceptos son anti economicos anti sociales- o sea empobrecedores, ante la situacion real mundial de produccion rentable y sostenible. Pero el ESTADO, tambien es incapaz a sabiendas de que debe actuar, de hacerlo y peligra nuestra produccion de alimentos, en manos de poderosos, clase media o parceleros.Para felicidad de multinacionales y monopolios. Porque mas bien las FARC, no habalan de la corrupcion, del gasto del estado en procesos inutiles, del gasto de Palacio en imajinario solamente burocratico e ineficaz. Medio millon de militares sobre pagados y nada que cojen a los terroristas.
Opinión por:

Boyancio

Sab, 02/02/2013 - 04:26
No deben los negociadores levantarse de la mesa...¡ jamás! y si se cansan los negociadores del gobierno, pues que los remplacen cada dos años, o menos, eso depende de la calidad del intercambio de palabras y argumentos, para entretenerse, namá. Y que se queden viviendo en La Habana unos, otro en Venezuela, mientras se van formando nuevos cuadros que, si les dan buena educación, con seguridad que le han de cambiar el caminao a la republiqueta con el pasar de los años; si no, pues más carne de cañón en derramamiento de la cruda sangre, como ya lo hemos visto en directo y en diferido entre comerciales, tanto en El Interior, como en la Tierra del Olvido..¡pendejos!
Opinión por:

corista

Sab, 02/02/2013 - 02:36
¿Y qué se negocia entonces si "el proceso de paz es necesariamente un proceso de sometimiento"? La derecha no quiere entender... No reconoce que el fin de la violencia política de tantos años es exactamente cuestionar los acuerdos sociales. Si uno parte de la imposibilidad de cuestionar (como les enseñaron desde el púlpito), pues cree que "la Constitución existe y es menester cumplirla". Debemos reconocer que nuestra "legalidad" y la Constitución son acuerdos sociales y lo que se negocia es parte de ellos... darle voz en la política electoral a las FARC no está dentro de nuestros acuerdos, pero será una salida al conflicto. En eso consiste negociar... tragar sapos.
Opinión por:

sabueso

Sab, 02/02/2013 - 00:55
QUIEN PUSO LA BOMBA LAPA SEGUN EL SABIO INVERCOLCHA UNO D LAS FARC CUANDIO FU E PAGADO POR LAS MAFIS COM O T QUEDO EL IRIS INVRCOLCHA NI TUS AMIGOTS T QUIREAMN N
Opinión por:

sabueso

Sab, 02/02/2013 - 00:45
voluntad es que sau mesiaS ILEGAL EXPRES DEJ LAS MAFIS Y TRANQUILOS A LOS COLOMBIABNOS m
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio