Publicidad
Marianne Ponsford 3 Nov 2012 - 11:00 pm

Volver a perder

Marianne Ponsford

Una vez, caminando por el centro de Guadalajara, en una esquina vi esto: un hombre muy viejo, de unos 90 años, sentado en un taburete, cantando una cancioncilla mexicana.

Por: Marianne Ponsford
insertar

Era flaquísimo y le colgaba la piel del cogote, y le quedaba enorme el cuello apuntado de una camisa blanca. Rasgaba las cuerdas de una enclenque guitarra y miraba hacia ninguna parte con unos ojos casi transparentes. La canción que cantaba, con un sonsonete parecido a la de “Ya estás tejiendo la red...” y con un apagado entusiasmo, decía así: “qué suerte la mía, después de caído, volver a caeeeeer... qué suerte la mía, estar tan perdido, y volver a perdeeeeer”.

Nunca he olvidado aquella modesta y memorable escena. En ella está resumida para mí la ironía. O más exactamente, está resumida una estupenda postura ante la vida: un cierto escepticismo melancólico tan sano y necesario a la hora de examinar lo que nos pasa, los hechos del mundo que nos conciernen y, sobre todo, las propias convicciones.

Todo lo contrario, en cualquier caso, de la vehemencia militante, de la exacerbación apasionada tan cara a la derecha colombiana. Cuando uno oye hablar o tuitear al expresidente Uribe o cuando uno lee una columna de Fernando Londoño como “Las Farc S.A.”, acaba empalagado de un no sé qué, que creo podría ser bautizado como “el exceso sentimental”.

El escritor israelí Amos Oz, en una magnífica conferencia hace unos años, advertía que todo fanático es, en principio, un hombre sentimental. Quizá la traducción no es del todo afortunada, y quedaría mejor “sentimentalista”. Pero el hecho es que una sana dosis de ironía inteligente —tan necesaria en el análisis como en el ejercicio político— está peligrosamente ausente en el núcleo de la arenga uribista contra el proceso de paz.

Curiosamente a la izquierda democrática (quién lo hubiera dicho) no le falta esa ironía. Y la razón es clara : saben lo que significa saberse derrotado. Tiene menos odio (quién lo hubiera dicho), y menos que perder porque alguna vez en el pasado ya lo perdieron todo. Miran con ironía conceptos tan grandilocuentes como el honor, la gallardía y la patria, y nadan tranquilos las aguas de una agudeza que no pierde la esperanza, que no sacrifica ni la ideología ni la voluntad de pensamiento, pero tampoco hace de ellas una cruz. Pienso en analistas como León Valencia, siempre con una levísima, casi imperceptible, sonrisa en la boca, mirando el escenario sin el melodramático vibrato de un Londoño. Sin odio.

Todos estamos cansados del odio. Si de veras quiere ser gallardo, el uribismo debería sumirse en seis meses de silencio. No encrespar las aguas en momentos de quieta esperanza. Sentarse en una mecedora y atreverse a rasgar una guitarra. Mirar con un poco de distancia, o en todo caso, dejar a un lado la vehemencia, hacer una pausa del mundo, y de su propio exceso sentimental.

 

* Marianne Ponsford

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 27
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • El relato de Mike Tyson sobre su violación
  • The Economist publicó editorial en la que compara a las Farc con Uribe

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • La impactante broma de los 27 millones de reproducciones en YouTube
  • 'No le preste atención a la gente pobre': Robert Kiyosaki
27
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

leftright

Dom, 11/11/2012 - 08:57
esta viejita pedorra tan sentimental,si no son esos locos que a proposito tambien les cuelga el pellejo del cogote de advertir lo que nos espera,que tal todos hablando el mismo idioma sentimental dizque de la nueva patria la patria grande la patria del castrochavismo de farcsantos
Opinión por:

Andeor

Sab, 11/10/2012 - 08:36
Es el fanatismo del Uribismo y la poca o ninguna objetividad del fanatismo. Excelente, Marianne.
Opinión por:

doctor Rieux

Dom, 11/04/2012 - 22:57
Sencillo y puntual. Me fascina su manera de Leer.
Opinión por:

aloncor

Dom, 11/04/2012 - 21:15
Muy bien Marianne, muy bello su estilo y más admirable aún su contenido. Arrogancia, fiebre de poder, despotismo, sed de venganza y odio son las emblemáticas características de nefastos personajes de nuestra historia. Ahí están para muestra los Uribe y los Londoño.
Opinión por:

NALENPIJAMA

Dom, 11/04/2012 - 19:48
Se imaginan que discurso podría tener el uribismo si las FARC dejan la guerra?, ese es el quid del asunto, desaparecería el odio y el odiado uribismo, por eso estos canallas quieren que siga la guerra.
Opinión por:

arturoarmenia

Dom, 11/04/2012 - 18:35
El uribismo debia sumirse en el silencio. es una recomendación más que sana. Pero ello se le recomienda a gentes que no piensan en nada solo en su proyecto autoritario para seguir gozando los privilegios que han tenido en tiempos inmemoriales los que sean dueños de la irracionalidad violenta del salvajismo para atropellar el derecho a la convivencia en la sociedad. No les importa que seguir en la guerra involucre la muerte para nuestros jóvenes entrabados de una lado y otro. No les interesa solamente el protagonismo del que han sido dueños como región y como personas de talante errado e inhumano.
Opinión por:

Pietrobareta

Dom, 11/04/2012 - 16:31
Alvarito Uribe el expresidente hoy es como esos fracasados que cuando en sus borracherras pide que le toquen sigo siendo el rey...Patetico...
Opinión por:

Pietrobareta

Dom, 11/04/2012 - 16:31
Alvarito Uribe el expresidente hoy es como esos fracasados que cuando en sus borracherras pide que le toquen sigo siendo el rey...Patetico...
Opinión por:

Gregorio J

Dom, 11/04/2012 - 15:55
¡Ah!, si fuera solo sentimentalismo y no confabulación reaccionaria, interés en la impunidad y apetito de poder para garantizar privilegios y salvaguardas jurídicas, sería como para una canción.
Opinión por:

Diego Arce

Dom, 11/04/2012 - 14:48
Marianne: Estas dotada de un don extraordinario: le pones "vestido" a cada una de tus palabras.. Tus frases, sin estar llena de adjetivos floridos innecesarios, hacen vibrar el ultimo rincon de las neuronas.. tus palabras se vuelven poesia, cuando transpasan los poros del conocimiento.. es increible como describes la letania del fascismo criollo, aullando por regresar a sus epocas de terror, de dolor, sangre y corrupcion. Solo espero que tejidos como los que hoy nos dan a leer, junto con los miles de escritos de periodistas valiosas como tu, pueden ayudarnos, a todos, a desnudar la cortina que los criminales tanto han pretendido cobijar. Ojala los colombianos nos levantemos de una vez por todas, contra la afrenta que la derecha nos ha hecho cabalgar, eliminando de una vez su perversa ideol
Opinión por:

occasio

Dom, 11/04/2012 - 14:40
Marianne,es una dicha leerla... Siempre... ¡BIEN!
Opinión por:

Bueno Buenooo

Dom, 11/04/2012 - 13:02
Aparentemente, pero no. No es cosa de sentimentalismo. Ni de ideología. Es de intereses y de ganancias. Si algo es cierto, es que los dirigentes de derecha, al menos los menos estúpidos, saben que mienten cuando dicen que con sus políticas quieren el bien de la sociedad. Ellos aman la guerra y el conflicto porque les produce beneficios, el atraso del pais les mantiene sus privilegios. Y la guerra la pelean otros.
Opinión por:

Requeñeque

Dom, 11/04/2012 - 12:34
Brillante...
Opinión por:

Marmota Perezosa

Dom, 11/04/2012 - 12:19
Una bella ranchera de Pedro Infante : Que suerte la mía
Opinión por:

ivan varios

Dom, 11/04/2012 - 12:16
............... 600 MESES, EN LA HAMACA DE LA CPI , Y RASGARSE LAS VESTIDURAS DEL CAMOUFLAGE REFUNDADOR.
Opinión por:

pebeco

Dom, 11/04/2012 - 10:12
QUE MAGNIFICO ARTÍCULO MARIANNE. DIFICL QUE LA ENTIENDA LA DERECHA SERIA Y SEREMONIOSA AUSENTE DEL HUMOR NECESARIO PARA ADMITIR LA VERDAD HUMANA
Opinión por:

nemizaque

Dom, 11/04/2012 - 10:05
UNA INVITACION INTELIGENTE Y DECENTE QUE APORTA A LA BUSQUEDA DE LA PAZ . Excelente seniora colunnista .
Opinión por:

paisacoraje

Dom, 11/04/2012 - 09:56
Mejor dicho, aceptar con entereza la viudez de poder.
Opinión por:

JAIMEBAL

Dom, 11/04/2012 - 09:23
!Què goce! Buen comienzo de domingo. Oportuna y sensata la invitación a tanto fanàtico que pone en candela al paìs. No sòlo en polìtica también en el fùtbol y en la conducción más licor. Noto la ausencia,entre los necesitados de mermarle al fanatismo, el nombre de Alejandro Ordóñez, el monseñor procurador.. Y muy buena la "fanaticada" de la periodista dispuestos y acogedores para tomarse unos "tragos amables" en un rincón apacible de los campos boyacenses. Por algo allí tuvo su cuna la patria colombiana.
Opinión por:

nvx

Dom, 11/04/2012 - 09:22
No parece haber leido lo que la Izquierda Democrática dice y hace... esta columna se dedica a "pensar con el deseo" (qué rico sería que la izquierda tuviera algo interesante que decir? que rico sería que hiciera algo distinto a acabar con Bogota? que rico sería que sus propuestas fueran lógicas? que delicia que fueran ajustadas a la realidad?) Como nada de eso pasa, descalifcamos a los del otro extremo y así las propias estupideces de la izquierda y sus odios y sectarismo quedan como virtudes.
Opinión por:

Gonzalvo

Dom, 11/04/2012 - 09:10
A falta de argumentos para demostrar lo indemostrable , bueno es recurrir a escribir tonterías, como eso de afirmar que la izquierda en sus declaraciones tienen una sana dosis de ironía inteligente sin odio y el para mostrar es León valencia, guerrillo irredento , quien no pidió perdón , ni reparó a sus victimas;no considera importante que según encuestas el 57% de los colombianos no creen en ese proceso de paz, que son las dudas que expresan los personajes a los que la columnista se refiere; en resumen está cansada del odio y lo exacerba, predica pero no aplica, será acaso exceso de sentimentalismo por las ganas de poder de la izquierda?
Opinión por:

adolfo valencia

Dom, 11/04/2012 - 08:40
Fanático es fanático, sea de derecha o de izquierda, y esos, en esas cuestiones que consideran trascendentales, nunca sonríen y ven a los contradictores como enemigos irreconciliables...
Opinión por:

AltoMagdalena

Dom, 11/04/2012 - 08:20
No soy "fan" del columnista Londoño, pero hay que reconocer que en el texto al que ud. se refiere, puso el dedo en la llaga trayendo un tema que es de vital importancia en la negociaciòn, por encima de las cortinas de humo con que quieren despistar a la opiniòn . Y eso merece una respuesta argumentada, no un chorro de babas como el de su columna de hoy.
Opinión por:

Guillermo Ariza

Dom, 11/04/2012 - 07:23
Que buena invitacion a ese par de fanaticos,ambos con rabo de paja y hasta el momento "airosos" por evadir la justicia. Son muy inteligentes,pero no tanto como para silenciarse siquiera tres dias.
Opinión por:

Boyancio

Dom, 11/04/2012 - 04:34
¡Huy!, sumercé, se sobró en calidad y en profundidad, debe su persona cocinar a lo bien sabroso, y ni me diga de la buena conversa. Venga y se pasa unos días a Galonsintapa, y sin tilde, que se la robó Matilde, pero se viene con buen billete..pa gozá, que para estos días no se está yendo la luz, y que si no sabe bailar, acá le buscamos el acomodo para que nunca en lo que le quede de vida se olvide de los pobres que se divierten con la arrutanada vida de tristeza concebida, y nadita de autonomía, para sufrir, namá.
Opinión por:

Diego Arce

Dom, 11/04/2012 - 14:54
Boyancio: te felicito. Tenes un humor envidiable... Cultivalo, cultivalo, Eres un privilegiado, y comulgo contigo en la 'profundidad' del pensamiento, de esta columnista.. Que rico, tenerla cerca para disfrutar toda una tarde, de sus poemas y su refrescante belleza
Opinión por:

Guillermo Ariza

Dom, 11/04/2012 - 07:27
Como "fanatico" del baile,pobre pero bueno para darle diente alo sabroso..me postulo a ser la pareja de esta mujer inteligente. pero sumerced tendria la bondad de contarme ¿donde diablos queda galon sin tapa?.....pagariamos el pasaje a media y eso si dejariamos de sufrir
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio