Publicidad
Ana María Cano Posada 27 Jun 2013 - 11:00 pm

En medio

Voto de pobreza

Ana María Cano Posada

Del reality colombiano ingredientes básicos son el truquito y el crimen, pero con un barniz de civilización que está lejos de la canasta diaria de temas.

Por: Ana María Cano Posada

Un día, la innovación se pone en la conversación de taxis y cajas registradoras o al menudeo de tenderos, porque un banco multinacional, el City, enfrenta a tres ciudades del mundo en el cuadrilátero, para luchar a voto partido por el título de La + innovadora. En la batalla pierden Tel Aviv y Nueva York ante la aporreada y proscrita Medellín, Colombia, S.A. (Sur América, no Sociedad Anónima), y las barras bravas gritan qué verraquera y todos se rasgan las vestiduras por un tema de ciencia + tecnología, que antes de esa votación era asunto que se dirimía en voz baja en conciliábulos cultos donde doctores, con pos doctores e investigadores luchaban a brazo partido por los avaros recursos del Estado, que entiende de armas y disparos, pero se desentiende de estar al día con lo que debe destinar para construir el futuro que queramos o no existe.

Para este tema tan exclusivo de la ciencia + tecnología, el Gobierno que se titula de la prosperidad designa una cuota de regalías de recursos que entrega el país y dice que el Partido Verde debe manejar esta suma, un poco más considerable que en épocas anteriores. Y antes designa como director a Jaime Restrepo Cuartas, con experiencia de rector universitario, de investigador, de haber estado en el Congreso de la República, pero por el incumplimiento de tener asiento en esferas decisorias del Gobierno, declina su cargo y todo lo que él ha adelantado se atrasa, mientras lo reemplazan. Entretanto, todo queda congelado, procesos de aprobación, flujos para estudiantes que están dentro y fuera haciendo sus posgrados. Y después de nombrar en septiembre del año pasado a Carlos Fonseca, logra estar hasta este junio cuando ya llega otra persona (porque la cuota femenina no está cumplida), Paula Arias. Debe ser maravillosa la profe manizalita Arias, pero tendrá que ser la Mujer Maravilla misma, para impulsar lo que en este país se atasca por falta de voluntad política y de interés público. Ausentes estamos de creer que es en la creación, en la educación, donde está el cambio de página de este país relamido y echado a morir.

Porque entregamos fácil el respeto que merecemos, abrimos toda expectativa a cualquier extranjero que venga a evaluar lo que somos y hemos hecho. Ni qué decir de la devoción por los corresponsales extranjeros que vienen a gozarse esto, corriendo el riesgo de quererse quedar o sucumbiendo al realismo mágico que es ficción magnífica. Y un canal que quiere sacudir a su teleaudiencia con un reality sobre historia, revive enconadas discusiones al dejar como finalistas a un caricaturista político asesinado por paramilitares y a un expresidente con entredichos, ganando éste último sobre aquél. La historia no le dice ni mú al país del eterno presente, al del desangre, para el que el futuro, el arte, la creación, la ciencia, son temas de sobremesa. Es la serpiente que se muerde la cola a la que nada la saca de rumiar el destino. 

Por contraste Rodolfo Llinás es premiado en España por la neurociencia mundial y a José Antonio Suárez se le tributan homenajes en la Bienal de arte de Venecia por sus diarios dibujados en silencio descubriendo un lado humano único: entre otros ellos son dos honrosos colombianos que los demás no reconocen, porque las masas no distinguen, votan.

  • Ana María Cano | Elespectador.com

  • 0
  • 9
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio