Publicidad
Diana Castro Benetti 12 Oct 2012 - 11:00 pm

Y bajaron de su pedestal

Diana Castro Benetti

En esquinas, podios o exóticas sesiones de exorcismo se evidencian falsos profetas con sus voces y muecas vacías como insinuando la inutilidad de seguir a otros.

Por: Diana Castro Benetti
  • 37Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/y-bajaron-de-su-pedestal-columna-380974
    http://tinyurl.com/8tu3j7l
  • 0

Se visten de túnicas, sandalias, gorros y chales en tonos vibrantes o escalas de grises tal vez para esconder la incoherencia de sus ideas. Son profetas de la pequeñez predicando lecciones que no pueden aplicar, gurús de verdades mentirosas o maestros ciegos en su propio ego.

Cada quien sigue la luz que siente que lo ilumina, pero seguir a otros en la alucinación tiene sus riesgos. Seguir a otros sin reconocerlos como humanos defectuosos y maravillosos es escoger la sumisión. Reverenciar a los que dicen ver lo cierto es olvidar los tesoros del camino propio y aceptar como verdad lo que viene siendo sólo parcialidad y, así, nos volvemos cómplices de embaucadores y veneradores de maquillajes. Cada alma, cuerpo o presencia, es libre de hacer su agosto con la ilusión de quienes buscan guía y soluciones. Sistema perfecto de prédica y resignación que funciona en el terreno común de los egos, donde unos se disfrazan de expertos vendiendo milagrosas agüitas en frasquitos o cantando palabras incomprensibles y pegajosas, y donde otros hacen de humildes seguidores escondiendo su ingenuidad, pereza o inhabilidad.

Pero, en estricto sentido, no hay maestros verdaderos como tampoco los hay falsos. Sólo hay seres que dan de sí mismos y que ofrecen sus juicios. Algunos están más a gusto satisfaciendo sus deseos, los otros se amarran a una idea de la compasión. Los hay que exigen y los hay que condenan. Hay maestros de sabidurías que no se untan de humanidad y los hay que hacen rabiar y reír como si fueran el loco o el mendigo de la esquina. Hay gurús que arrancan la inocencia y otros que exigen su diezmo sin pudor. Cada quien es libre de escoger su faro, su esquina y sus cobijas para su camino hacia la exquisitez.

Y más allá de las variaciones y las tonalidades de la humanidad en pose de sapiencia, sin lugar a dudas, maestro es aquel que hace ver bien adentro, que ancla el silencio y que no ofrece sortilegios para el afán. Maestro es el que abre la puerta, el que comparte, sirve, cocina o ilumina lo que hay que atornillar. Gurú es aquel que acompaña, llora, canta y reconoce su indignación o su furia. Maestro es el que nos incita a ver lo posible y a alcanzar lo que no imaginamos. Y sí, maestros de la vida somos todos los que vivimos nuestra humanidad porque lejos han quedado los tiempos en que unos apuntaban a la verdad para que otros quedasen obnubilados. Enterrada quedó la sabiduría misteriosa, oculta e inaccesible. Los paradigmas de hoy conducen a la conciencia presente y atenta con esos otros que hacen doler, reír, gozar y aprender.

Aunque resulta cómodo y necesario honrar los pasos de místicos, en el itinerario se debe incluir al otro que camina, respira y busca los mismos sueños. Por fin llegó la hora en que los guías más sabios bajaron de su pedestal para mezclarse y quedarse en el púlpito de los comunes.

  • 9
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • 'La mentira más grande de las Farc es que no son narcos ni victimarios'
  • Fito Páez honra a Charly García en su nuevo álbum

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
9
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

manamuisca

Sab, 10/13/2012 - 19:15
parece un delirante poema de omar khayyam
Opinión por:

manamuisca

Sab, 10/13/2012 - 19:13
Si Bolivar se la habia metido verde cuando escribio mis delirios sobre el Chimborazo, podria ser titulada esta columna Mis delirios sobre el sofa de una ciudad chimba y raza
Opinión por:

Giordano Bruno Filippo

Sab, 10/13/2012 - 13:38
La católica sor Teresa de Jesús o la adventista Elena G. de White afirmaron haber visto a Jesús en visiones. Con seguridad las tuvieron, pero a la luz de la neurología actual es fácil explicar sus visiones como epilepsia de lóbulo temporal. Otros creyentes han logrado ver a sus deidades bajo el uso ritual de la ayahuasca, el peyote o el hongo Amanita muscaria, pero todas estas experiencias también se pueden explicar desde la neurología. Aquellos creyentes que no han visto sus deidades por una epilepsia de lóbulo temporal u otro mal neurológico, o el efecto de sustancias químicas sobre las neuronas se quedan con tan solo la fe, la tradición, su adoctrinamiento y sus sensaciones interiores como razones para creer. Pero no son buenas razones.
Opinión por:

leinadsajor

Sab, 10/13/2012 - 11:35
Sera que ¿puede existir un verdadero profeta?. Todos son falsos.
Opinión por:

Estrella de la mañana

Sab, 10/13/2012 - 11:22
JESUCRISTO, maestro de maestros.
Opinión por:

Giordano Bruno Filippo

Sab, 10/13/2012 - 13:47
Si se refiere al ¨Jesús histórico¨ le puedo asegurar que : ¨Es un Maestro de Maestros¨ y si se refiere es al Jesus Mitologico le puedo asegurar tambien que es el Maestro del completo Fraude.
Opinión por:

andaje

Sab, 10/13/2012 - 06:56
De esos guias esta lleno el pais, siempre pensando en el pais, en los pobres, que belleza, pero, son sus familiares los unicos que progresan , se llenan los bolsillos por que ellos si tienen ideas, ellos si estan preparados, ellos tambien merecen trabajar, ¡así quién no?De eso esta lleno el pais, de moralistas que leen la biblia para saber como se meten a utilizarla en beneficio propio y seguir siendo mecias, los abogados hacen lo mismo, debilitan los procesos judiciales con lo que aprendieron del gobierno pasado, lanzar agua sucia para todos lados y asi la culpa es de todos , por lo tanto, todos somos culpables o inocentes.
Opinión por:

hernando rosado

Sab, 10/13/2012 - 06:53
Diana , debo re-reconocer , lo equivocado que estaba , cuando la ubicaba arbitrariamente en la galeria de videntes que solo venden simulacros repetidos.........en rigor , el invidente era yo !!................siga alertandonos acerca de las piedras , que se interponen en EL camino
Opinión por:

rabil

Sab, 10/13/2012 - 06:49
Sí maestro es aquel que camina a nuestro lado sin estorbarnos y con la certeza de cada paso, con cada ademán, con cada gesto de su rostro, con cada mirada solidaria nos enseña a avanzar y a disfrutar el camino. Los demás son conductores de busetas, vendedores de fruslerías, promeseros y... líderes políticos.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio