Publicidad
José Roberto Acosta 18 Ene 2013 - 11:06 pm

Y el abismo fiscal ahí

José Roberto Acosta

La economía la manejan los políticos y no los técnicos. Prueba de esto es el desastroso acuerdo logrado entre Demócratas y Republicanos en EE.UU. para evitar disparar el gatillo de agresivas alzas de impuestos y peores rebajas de gasto público, es decir, política fiscal restrictiva, algo que desinflaría la débil recuperación vista de su economía.

Por: José Roberto Acosta
  • 14Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/y-el-abismo-fiscal-ahi-columna-397472
    http://tinyurl.com/n5p8cvw
  • 0

Lo acordado a último segundo no incluye nada de lo propuesto por la Comisión bipartidista “Simpson Bowles”, convocada por el Presidente Obama en el año 2010,  para que el sistema tributario fuera más equitativo y simplificado. Es tal la complejidad de la estructura tributaria gringa que es común que su sistema informativo de la oficina de impuestos no tenga ni idea de como responder varias inquietudes específicas de como declarar renta, a tal punto que castiga el matrimonio, pues la tasa a una pareja con dicho vínculo es mayor a que si declararan renta por separado, bajo la figura de concubinato.

El acuerdo logrado significa que, por cada dólar extra de salario futuro, el fisco se llevará mayor proporción a partir de este año, pero no menciona nada sobre reducir  el gasto público, gran causante del tóxico nivel de deuda que ya está en el límite legal. El abismo fiscal sigue ahí y hasta hubiera sido más sensato, desde el punto de vista eminentemente tecnócrata, que el gatillo automático se hubiera dejado disparar.

El acuerdo solo gana tiempo, y los mercados lo recibieron con optimismo y fuertes subidas en las bolsas, pero nada ha cambiado estructuralmente y el insostenible desequilibrio solo augura tasas bajas de interés y dólar débil. Algo desastroso para Colombia por la presión revaluacionista que esta realidad genera sobre nuestro tipo de cambio, empujándonos hacia un proceso de desindustrialización intensiva en mano de obra y un mayor marchitamiento de exportaciones no tradicionales, o diferentes a petróleo y minería.

Colombia también tiene su propio abismo fiscal pues, a pesar del cacareado boom petrolero y minero, mantenemos un déficit fiscal del 2.4% del PIB, impotentes de equilibrar nuestra finanzas publicas y rezando porque la bonanza no retroceda. La reforma tributaria significará $ 2 billones menos de recaudo y una mayor carga social por cuenta del SENA y el ICBF. Definitivamente, impotentes e incompetentes.

  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Murió el actor Robin Williams
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio