Publicidad
César Rodríguez Garavito 22 Oct 2012 - 10:25 pm

¿Y si nos bajamos de la locomotora minera?

César Rodríguez Garavito

Esa es la pregunta que dejó en el aire Nicholas Stern, el reputado economista que hizo el estudio más influyente sobre el costo del cambio climático y vino al congreso anual de la Agencia Nacional de Hidrocarburos en Cartagena.

Por: César Rodríguez Garavito
  • 642Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/y-si-nos-bajamos-de-locomotora-minera-columna-382700
    http://tinyurl.com/meaq3ky
  • 0

Preguntado sobre el dilema entre conservar o abrir la Amazonia a la minería, respondió: “Puede resultar más rentable dejar esos recursos enterrados que explotarlos”. Tiene razón Stern. Pero como sus cuentas no cuadran con las de los economistas del Gobierno, hay que ir por partes para entenderlas. Y para ver que la solución al “desastre ambiental” que advirtió la contralora Morelli no es sólo ponerle rieles a la locomotora, sino pensar seriamente en irnos bajando de ella.

Así son las cuentas. Muchos nos beneficiamos desproporcionadamente de las acciones que agravan el calentamiento global: usted y yo, que liberamos toneladas de carbono y otros gases de efecto invernadero al comer carne, viajar en carro y avión y consumir mucho más que las personas cuya pobreza no les permite siquiera acceder a este periódico; las empresas que hacen bastante más de lo mismo al explotar o utilizar energía de combustibles fósiles como el petróleo o el carbón, y los gobiernos que facilitan todo lo anterior al estimular la producción de esos combustibles, o abrir las selvas a la minería y la ganadería.

El calentamiento planetario resultante tiene un costo altísimo. Según el Informe Stern, está entre el 5% y el 20% del PIB mundial anual. Costo que no pagamos quienes causamos el daño, sino principalmente los que han hecho poco o nada para generarlo, como los habitantes de los barrios pobres que se inundan por las lluvias extremas o las generaciones futuras que heredarán las consecuencias.

Por eso, las soluciones a la crisis apuntan a revertir la situación, haciendo pagar a los que más contaminan y compensando a los que menos. Aunque no ha funcionado por falta de acuerdos internacionales y voluntad de gobiernos y empresas, esa es la lógica de sistemas como los mercados de carbono, que recompensan a comunidades y países que preserven bosques y se abstengan de contaminar.

¿Qué tiene que ver todo esto con la locomotora minera o con el debate sobre la moratoria minera que en buena hora el Gobierno decretó en la Amazonia? Todo. Porque la lógica de la locomotora es maximizar los ingresos de corto plazo, aunque impliquen costos económicos (y no económicos) mayores, representados por el valor de la biodiversidad perdida y las toneladas adicionales de carbono que liberan los combustibles desenterrados y las selvas deforestadas. La lógica de la moratoria en la Amazonia —que el ministro Uribe debería mantener— es justamente la inversa.

El problema es que es fácil saber el precio de los minerales y encontrar compradores, pero no lo es calcular el valor de la biodiversidad ni encontrar quién pague por preservarla. Como lo dijo Stern, para eso habría que cambiar las cuentas y las reglas de juego globales, que hoy hacen más rentable acelerar la locomotora que detenerla.

El ambiental es un problema parecido al de las drogas. Las políticas existentes no están funcionando y reemplazarlas requiere coordinación internacional. De ahí que los cambios tengan que ser graduales y que la iniciativa deba venir de los países que son más afectados.

Como con las drogas, Colombia es uno de los países más golpeados por el cambio climático. También es uno de los más biodiversos y copropietario de la Amazonia, pulmón del planeta. De modo que el Gobierno tiene todo para tomar la iniciativa también en este tema.

La oportunidad es justamente la moratoria en la Amazonia. Como lo hizo Ecuador con el parque Yasuní, el Gobierno podría ofrecer extenderla indefinidamente si la comunidad internacional recompensa al país por los recursos no extraídos y por la biodiversidad y el carbono retenidos. Seguro Stern ayudaría a hacer las cuentas.

 

  • 12
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Rusia 2018, de la mano de Pékerman
  • “Zanjadas diferencias entre Gaviria y Santos”: Cristo
  • Por la reivindicación de la política

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Murió el actor Robin Williams
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
12
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Mar, 10/23/2012 - 23:41
Al decirle al mundo que “La respuesta es Colombia”, una cosa será la inagotable imaginación de nuestros creativos en publicidad y la agresiva gestión de mercadeo de los competentes profesionales con los que cuenta el gobierno nacional y otra bien distinta las realidades socioeconómicas de nuestra república. La campaña vende la idea general de que el país está en un proceso de renovación, con una economía en crecimiento y con amplias posibilidades de negocio e inversión. Por chocante que pueda resultarnos , los voceros de la subversión tienen otro respuesta a la nueva Colombia venida en el exterior que no podemos desecha sin analizarla con objetividad:
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Mar, 10/23/2012 - 23:42
“¿Milagro ecológico o más hambre en el mundo? ¿Es éticamente aceptable producir biocarburantes con cultivos alimentarios? ¿Pueden contribuir a proteger el clima? ¿Abren perspectivas económicas para los países en desarrollo? ¿O están condenados a encarecer los alimentos y a acentuar el problema de la desnutrición? La locomotora minero-energética es como un demonio de destrucción socio ambiental que si el pueblo no la detiene en menos de una década convertirá a Colombia en un país inviable"
Opinión por:

exURIBISTA muy arrepentida

Mar, 10/23/2012 - 16:47
PADECEMOS DE NEOLIBERALISMO RECALCITRANTE......HASTA QUE ESTOS YUPPIES, NARCOS, EMPRESARIOS Y DEMÁS PENDEJOS NO VEAN QUE LA CONSERVACIÓN DE LA BIODIVERSIDAD ES MEJOR NEGOCIO SEGUIRÁN PUJANDO POR COLOCARLE RUEDAS ASÍ SEA DE PIEDRA A LA LOCO-MOTORA !!!! $$$$
Opinión por:

OSCAR FERNANDO AMADO GARRIDO

Mar, 10/23/2012 - 15:50
Claro, el columnista debe ser seguro un docente en todas las universidades de Bogotá, donde habla de medio ambiente y es aplaudido a más no poder. Pero se le olvida que rico en Bogotá hablar de medio ambiente, cuando en las regiones precisamente la falta de oportunidades está degenerando en explotación ilegal de los recursos, y otras prácticas ilícitas. Se nota que el comentario es propio de un citadino, que le parece rioc hablar de ecología, y que piensa que es muy fácil decir que no hagamos nada con la minería mientras sus paisanos se mueren de hambre. De razón que en la causa ecológica en Colombia no sirve, proque en la ciudad creen que es muy loable decirle a los pobres aguanten hambre en nombre del medio ambiente. Cómo no! Y lo peor. jura la prensa y el gobierno que esamos bien.
Opinión por:

Guy_Fawkes

Mar, 10/23/2012 - 15:03
La ciencia del Calentamiento Global no esta sentada. Solo son modelos de simulación , que los cambian todos los dias (recuerdan el Climategate?) Es desastroso que se tomen decisiones politicas y economicas basadas en Falsas ciencias (o Ciencia Post Normal) que no siguen el metodo cientifico. Y que periodistas como este desinformen a una gran mayoria no educada en estos temas. Para una discusion ver judithcurry.com
Opinión por:

Alab Buriticà Trujillo

Mar, 10/23/2012 - 10:21
Y quié le pone el cascabel al GATO !........Cuando todo, absolutamente todo, esté destruido, a quién acudir o a quién señalar ah !!!! ADEMAS YA ´´PAQUE ´!
Opinión por:

Gonzalvo

Mar, 10/23/2012 - 09:45
Y los capitales que mueven la minería ilegal ,lo mismo que las drogas si acatarán las moratorias decretadas por el estado, eso huele a que solo las empresas que actúan dentro de la formalidad institucional las acatarán , bastará con eso?, póngale el cascabel al gato.
Opinión por:

Estetoscopio

Mar, 10/23/2012 - 08:14
A este columnista toca que la fiscalia le impute cargos de rebelión y terrorismo, de apologista del delito contra la patria, está dicendo lo mismo que dijo marquez en oslo, por ende debe ser guerrillero, que le quiten la visa y lo metan en la lista roja de la interpol, es de los más peligrosos!! está defendiendo los recursos naturales como sinónimo de futuro equitativo y el medio ambiente como salvación para las generaciones venideras
Opinión por:

jeloco

Mar, 10/23/2012 - 07:47
Que gran ironía, despúes de decadas solucionar el conflicto en Colombia para dejarle a nuestras futuras generaciones el medio ambiente destruido y el pais lleno de socavones. Esto si es condenar nuestros hijos a vivir solo con el recuerdo de lo que tuvieron y con la locomotora, arrasamos !!!
Opinión por:

sincorruptos

Mar, 10/23/2012 - 07:47
La codicia es la madre de la corrupcion y todo lo torcido. El poder les despierta esa codicia a mil. Los demas que se las arreglen como puedan, dicen los godariios.
Opinión por:

MayuPankara

Mar, 10/23/2012 - 07:28
Eso no fue lo que dijo Iván Marques? O sea que este columnista es de las Jar? O que el columnista es un transnochado como Marques? O que será que Marques tiene razón en las cosas que dijo? Que encrucijada, Colombia! SERÁ QUE LO QUE NOS HAN DICHO TODA LA VIDA ES VERDAD? LES DOY UNA PISTA: CUANDO ESCUCHEN A UN URIBISTA DESCRIBIENDO A LAS JAR, SE ESTÁN DESCRIBIENDO A SÍ MISMOS!
Opinión por:

leftright

Mar, 10/23/2012 - 07:10
primera vez que escribe algo importante y trascendental,felicitaciones
Opinión por:

CARV

Mar, 10/23/2012 - 00:22
Desde hace muchos años, y dentro de la ideología capitalista según la cual 'todo tiene un precio, y se puede comprar', los 'estudiosos' del álgido tema de la contaminación y del deterioro ambiental han planteado la receta según la cual 'el que contamine, que pague'. Esto 'suena' razonable, pero encierra un tremendo despiste y una elusión del tema de fondo. Ciertamente, con esa 'fórmula' basta tener dinero (u otra forma de 'sobornar' conciencias y legislaciones) para 'pagar por el derecho' (?) de contaminar; y vaya si los 'empresarios' se rebuscan la forma de que los ciudadanos y las autoridades 'bajen la guardia' en éste y otros aspectos de su interés. Así, literalmente, los ecosistemas y la biodiversidad se convertirían en auténticas prostitutas, que se venden al mejor postor.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio