ELESPECTADOR.COMImprimir

Bogotá | Jue, 07/01/2010 - 22:26

Alejandro Botero, el ventilador del IDU

Por: Elespectador.com

El hombre que reveló escándalo de carrusel de contratos del IDU asegura que nadie en el Distrito oyó sus denuncias.

A finales de marzo, Alejandro Botero, quien había sido subcontratista de Julio Gómez y Emilio Tapia, denunció ante la Fiscalía y la Contraloría a estos últimos porque, según él, en el Distrito había una mafia que se quedaba con la mayoría de los contratos del área de la construcción. Botero señaló que este cartel estaba manejado por tres cabezas: Emilio Tapia, Julio Gómez y Javier Hadad, quienes manejarían 11 contratos de obras civiles, por valor de $289 mil millones. Botero también reconoció que tuvo problemas judiciales en Estados Unidos por una licencia de construcción y señaló que se decidió a hablar porque Tapia y Gómez le incumplieron los acuerdos que tenían.

¿Qué funcionarios tienen Tapia, Gómez y Hadad trabajando en el IDU para ellos?

Montenegro, el subdirector; María Clemencia Cantini… hay muchísima gente. Nosotros desde un principio fuimos la mofa de ellos y su seguridad, porque ellos se creen Dios. Considero que ellos nunca se imaginaron que yo llegaría adonde he llegado. Pienso que prefirieron robar.

¿Cómo fue su encuentro con Leonardo Echeverri, asesor del Alcalde?

Yo le conté todo. Obviamente el Alcalde sabía todo. Desde que nosotros empezamos, nunca nos dejaron sacar nada en los medios. Yo tengo correos que le he mandado a Andrés Rojas, el asesor de Prensa, en los que le digo: “Mire, por favor ayúdame”. Desde el 15 de marzo estamos diciendo esto.

Rojas estaba enterado también del asunto. Toda la Alcaldía. El primero que se enteró fue Echeverri. Mejor dicho, él era quien sabía del tema. Los entes de control que están abordando el asunto tienen esos correos.

¿Usted cree que el Alcalde sabía lo que estaba pasando?

Claro, él tenía conocimiento. Es decir, Leonardo Echeverri es su asesor. Él supo de esto. Yo siempre le conté. No hablé de cartel, pero le dije: “Mire que hay unas personas que tienen todos los contratos”. Lo que siempre nos aseguró él fue que, por orden del Alcalde, no sacáramos nada a los medios. Así nos tuvieron un buen rato.

¿Qué funcionarios de la Alcaldía le pidieron que no dijera nada?

Echeverri, Liliana Pardo, Montenegro, Alberto Payares, María Clemencia Cantini. Gracias a Dios esto se ha comprobado.

¿Usted qué sabe del Contralor?

Nada. Sólo lo escuché nombrar una vez.

¿Y de Germán Olano?

Tampoco. En la última reunión con ellos, el 19 de enero, Ómar Alfonso Pérez y Salomón del Valle nos comentaron de una negociación con una persona, Luis Cárdenas, en Miami, y mencionaron a Olano. Dijeron que Cárdenas estaba haciendo una negociación, que ya tenían al IDU completo para arrinconar a los Nule, que no les iban a dar un peso y que iban a quedar mal con el Contralor porque él iba a recibir un 2% a través de Germán Olano. Eso sí lo escuché. Eso es lo que sé.

¿Quién grabó la conversación de Olano?

Ni idea. Me encanta que haya salido esa conversación.

¿Cree que haya más grabaciones?

No sé. Ojalá.

¿Cómo está su seguridad?

No ha pasado nada, pero obviamente temo por ella. Ahorita voy a la Fiscalía a exponer el tema. Ya no es un asunto pequeño. Esto es algo muy pesado. Estamos hablando de US$300 millones en contrataciones. Va a quedar gente muy resentida y obviamente sí me da miedo; pero bueno, ahí estamos con Dios.

¿Qué nombres faltan por salir a la luz?

Me atengo a mis denuncias. A los hechos en los cuales yo estuve.

¿Escuchó algún otro nombre de congresista?

No.

¿Iván Moreno?

Siempre escuché el nombre de Iván Moreno.

¿En qué contexto?

En todos los contextos. Por ejemplo, un día íbamos en mi carro a buscar $50 millones y Ómar Alfonso Pérez Tejada dijo que habló Iván, haciendo referencia a los $50 millones que le iba a prestar.

¿En alguna de esas conversaciones le quedó claro que Iván Moreno recibía dinero por los contratos del Distrito?

No soy nadie para acusar. Mi denuncia ha llegado a unos niveles supremamente altos. Siempre lo dijeron. De hecho, cuando esto empezó, a mí me advirtieron: “¿Usted qué va a decirle al Alcalde si el Alcalde es hermano de Iván e Iván es amigo nuestro?”. Pero esto se lo dejo a la justicia.

¿Escuchó algo del Alcalde?

No, pero como digo, sí me entra molestia, pues de parte de ellos hubo la intención de desacreditarme. Colombia no es estúpida. Estoy denunciando un tema gigantesco. Se prendió el ventilador y espero que empiecen a totearse entre ellos.

Si este cartel existe, ¿quiénes son las cabezas.?

De los que conozco: Emilio Tapia, Julio Gómez, Javier Hadad y Manuel Pastrana, pero él por ninguna parte aparece. A ese lo nombraron. Adicional a esos, están Jairo Aragón, John Jairo Aragón, Marta Julieta Gómez, Ómar Pérez Tejada, Salomón del Valle, que no son las cabezas, pero sí son las cabezas en los contratos y a la hora del té van a ser los que van a responder.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/impreso/articuloimpreso-211418-alejandro-botero-el-ventilador-del-idu