ELESPECTADOR.COMImprimir

Judicial | Jue, 08/30/2012 - 22:29

La internacionalización del caso Londoño

Por: Redacción Judicial

Las autoridades no descartan que Diego Fernando y Wílmer Tabares, presuntos responsables del atentado al exministro, estén fuera del país.

Mientras continúa el proceso judicial contra cinco de los presuntos implicados en el atentado contra el exministro Fernando Londoño, hay dos fichas claves del caso que siguen prófugas de la justicia: Diego Fernando Tabares Marín, alias Lucho, y su hermano Wílmer. Según las autoridades, Lucho es jefe de la organización criminal el Parche de Zuley, que atentó contra Londoño, al parecer, por pedido de la columna Teófilo Forero de las Farc. Por su parte, Wílmer sería quien coordinó la preparación de la bomba lapa que fue trasladada de Cali a Bogotá, instalada por un menor de edad, alias Carne o Piloto, en el carro del exministro y que al estallar dejó como saldo dos muertos y 51 heridos el pasado 15 de mayo. Las autoridades no descartan que los hermanos Tabares Marín hayan salido del país y por ello la Interpol emitió circulares rojas en su contra, es decir, órdenes de captura internacional.

En el caso de Lucho, sobre él pesa, además, una condena de 34 años de cárcel que se le impuso en 2009. Él se encontraba, supuestamente, en detención domiciliaria por esta sentencia, ya que por un presunto quebranto de salud, la justicia decidió no ingresarlo a un centro penitenciario. Asimismo, Lucho, quien se alcanzó a fugar durante el desarrollo de la operación que dio con otros cinco miembros del Parche de Zuley, habría pertenecido a una red de secuestradores internacionales llamada Los Pelacos (Persecución a Ladrones de Corbata), que en 2002 plagió al empresario Alfonso Darquea Coloma, primo del exministro de Energía de Ecuador Francisco Acosta Coloma. Ahora, él y su hermano son buscados en 190 países.

Las investigaciones dentro del proceso continúan. Aún las autoridades no tienen claro quién sería el autor intelectual del atentado, aunque todo apunta a que fueron las Farc. Cuatro de los miembros del Parche de Zuley que ya se encuentran detenidos fueron recluidos el pasado miércoles en la cárcel La Picota de Bogotá, después de que se les imputaran los delitos de homicidio, tentativa de homicidio, concierto para delinquir, terrorismo, utilización de menores para cometer delitos y tráfico, fabricación y porte de armas y explosivos. Por su parte, alias Carne o Piloto, fue internado en la Escuela de Trabajo El Redentor por su condición de menor de edad y allí permanecerá mientras se define su situación.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/judicial/internacionalizacion-del-caso-londono-articulo-371469