ELESPECTADOR.COMImprimir

Bogotá | Vie, 11/09/2012 - 12:36

El 94% de las desapariciones en Bogotá son voluntarias

Por: Información de secretaría de Gobierno

De las 1.093 personas reportadas como desapariciones forzadas en Bogotá en lo corrido de 2012, solo dos casos fueron reales.

Siendo una de las principales apuestas de la actual administración, la seguridad humana con un enfoque integral, la Secretaria Distrital de Gobierno ha mostrado su preocupación por los hechos que constituyen la desaparición en el Distrito Capital y las consecuencias que esta trae sobre el núcleo familiar así como su impacto social.

Por esta razón, desde la Dirección de Seguridad de la Secretaria Distrital de Gobierno, en asocio con el CTI seccional Bogotá, se organizó el foro “NN’s, Desaparecidos y Muertes por Establecer” con el fin de convocar a una reflexión sobre la problemática de la desaparición de personas en el Distrito Capital de cara a la implementación de acciones que permitan transformar esta realidad.

Según los datos del CTI a 2012, de 1.093 personas que figuraban como desapariciones forzadas, 970 eran en realidad personas que habían huido de su núcleo familiar por diferentes causas, cifra dentro de la cual se observa un alto porcentaje de jóvenes involucrados. Además, se debatieron temas como el tratamiento a los NN’s vivos hospitalarios– aquellos imposibilitados para comunicarse con el mundo exterior–, de los cadáveres en condición de no identificación o no reclamados, el abandono social al adulto mayor, y las personas en condición de habitabilidad en calle, entre otros.

De otra parte, el Coordinador del grupo de NN’s y Desaparecidos del cuerpo técnico del CTI seccional Bogotá, Manuel Alejandro Torres, aclaró que en el marco del Derecho Internacional Humanitario y la Ley de Víctimas, la espera de 72 horas para reportar a una persona como desaparecida no tiene ninguna base legal y cualquiera puede reportar a un ser querido como desaparecido en el momento mismo en que se observe un comportamiento irregular que se salga de su círculo de cotidianidad. Además, reveló que en lo corrido de 2012 en Bogotá, solo dos reportes de desaparición forzada han resultado reales.

En consonancia con lo anterior, el Subsecretario de Seguridad y Convivencia de la Secretaría Distrital de Gobierno, Edgar Ardila Amaya, llamó la atención sobre la necesidad de que “se aclare el problema de la desaparición, pues los sentimientos de zozobra de las familias y las repercusiones políticas de este tema ha sido muy graves, cuando en realidad lo que el CTI ha podido establecer es que el número de desapariciones reales es muy bajo. Es bueno que la ciudad sepa que contamos en el CTI con un equipo que ha desarrollado una metodología sumamente eficaz para encontrar a las personas que se reportan como desaparecidas”.

Esto conllevó a que desde la Secretaria Distrital de Gobierno se cree una mesa en la que se trabajará en el programa Distrital para la identificación de personas desaparecidas, a los habitantes de calle y a las personas con problemas siquiátricos, para tener mayor claridad de las causas generadoras del problema y así generar acciones que permitan dar una respuesta efectiva al mismo. De igual forma, se formulará un protocolo para abordar la problemática de desaparecidos con las entidades responsables del nivel Distrital y del orden Nacional, incluyendo a los organismos de seguridad.

El distrito anunció también que en el Número Único de Seguridad y Emergencias del Distrito Capital – NUSE, se implementarán acciones que permitan registrar las denuncias conocidas sobre desaparecidos y orientar a los ciudadanos frente al procedimiento a seguir en estos casos.

Las conclusiones del foro ponen de relieve la importancia de que el Distrito adopte medidas de prevención frente al tema del resquebrajamiento del núcleo familiar, toda vez que problemas como el expendio y consumo de drogas, la presencia de grupos identitarios, factores económicos y la violencia intrafamiliar están en la base de muchas desapariciones que resultan de tipo evasivo y no forzado. Así mismo, se instó a incrementar los cupos en los albergues para adultos mayores, a crear más centros de rehabilitación para drogadictos, unidades de salud mental y de centros para discapacitados.

Este foro fue calificado como un ejemplo para el nivel nacional en tanto su principal objetivo es la articulación efectiva de los actores que acogen al ser humano que ha sido desaparecido de manera voluntaria o involuntaria –Fiscalía General de la Nación, entes de Salud, ICBF, comisarías de Familia, Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos –UAESP–, Consorcio Renacer, Secretaría de Integración Social, Registraduría Nacional e Instituto Nacional de Medicina Legal, entre otros –, así como de humanizar la atención de familiares y seres queridos con una orientación y guía ajustada al protocolo de Minessota y al Derecho Constitucional Colombiano.

Dada la importancia del tema, la Administración Distrital realizará un foro Nacional para el año 2013 con el fin de compartir experiencias frente al tratamiento de la desaparición en otras ciudades del País.

 

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/bogota/el-94-de-desapariciones-bogota-son-voluntarias-articulo-386151