ELESPECTADOR.COMImprimir

Opinión | Vie, 11/16/2012 - 23:00

Funeral de la Reforma Tributaria

Por: José Roberto Acosta | Elespectador.com

Con el reconocimiento hecho por el Director de la DIAN de que la actual propuesta de Reforma Tributaria no tiene sustento técnico y es "incierta" su generación de empleo, se le da merecida sepultura a una iniciativa que es casi tan vergonzosa como la fallida reforma a la justicia.

En efecto, en la grabación hecha pública por un Representante a la Cámara, el máximo funcionario de la DIAN reconoce que se “inventó” la tasa del 8% sobre la renta de las empresas para sustituir a las actuales cargas parafiscales que financian al SENA, el ICBF y la salud de los colombianos. También que no le quedó tiempo de hacer el estudio técnico para garantizar dichos recursos y que la generación de empleo como se ha pregonado por su propio Jefe, el Presidente Santos, no lo sabe nadie. Algo muy diferente a lo que han presentado masivamente en nuestros “ingenuos” y hasta “arrodillados” medios de comunicación. (Ver mi artículo de la semana pasada sobre ciertos tecnócratas).

Si es claro que el soporte técnico de la reforma no existe, entonces, ¿para quien es semejante favor político? Ya he mencionado antes que los herederos del mayor emporio bancario del país se ahorrarían más de USD$ 1.100 millones por concepto de ganancia ocasional cuando lo hereden.

También da grima escuchar que por el escándalo de Interbolsa, la DIAN perseguirá a los evasores que tenían sus recursos en un reconocido paraíso fiscal, como si esa modalidad de evasión fuera nueva. ¿Es que acaso se necesita una reforma tributaria o un escándalo bursátil para hacer eso?

El hecho de que la grabación se haya realizado, supuestamente, sin autorización del funcionario es menor frente al hecho de poner una evidencia la coexistencia de una “verdad oficial” con una “verdad verdadera”. Ojala todos los funcionarios con responsabilidades de tanta repercusión pública estuvieran chuzados, para que el ciudadano común conociera de una vez por todas los intercambio particulares y de grupos de interés alrededor de cada Ley.

Una Reforma Tributaria vendida como vitamina, pero que es veneno para la clase media, está hundida. Todos estamos chuzados, solo que algunos medios solo replican lo que les conviene. Afortunadamente, en la “aldea global” es cada vez menos fácil ocultar la verdad.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/opinion/funeral-de-reforma-tributaria-columna-387425