ELESPECTADOR.COMImprimir

Autos | Vie, 11/16/2012 - 23:15

Distinción sobre ruedas

Por: Elespectador.com

Las versiones top de las marcas están pensadas en personas que buscan comodidad, finos detalles y altas prestaciones.

Resulta tan placentero viajar en cualquiera de estos carros que los trancones de la ciudad pasan casi inadvertidos y los trayectos largos dejan de ser desgastantes. Pero además vienen con todos los juguetes para hacer inolvidable la experiencia de conducirlos. Estamos hablando de modelos que se caracterizan por su sobriedad, tecnología y extraordinario confort. No están al alcance de todos y eso es tal vez lo que los hace tan llamativos. 

La versión top del Quoris de Kia, por ejemplo, viene con 17 parlantes y masajeadores en los asientos traseros. Una de sus principales bondades son los altos estándares de seguridad que ofrece a través de dispositivos como el sistema inteligente y avanzado de control de crucero, cuya  columna vertebral es un radar de última generación, ubicado al lado derecho del paragolpes delantero y capaz de detectar lo que sucede por delante del vehículo hasta una distancia máxima de 174 metros.

El Volvo V 40 busca ponerse a la cabeza de la categoría Premium Hatchback. En principio llegará en la versión T4 con caja mecánica de seis velocidades, tracción delantera, motor de 4 cilindros,  1.6 litros de inyección directa y turbocompresor, que ofrece una potencia de 180 HP. Para la comodidad de sus pasajeros tiene vidrios repelentes al agua, sistema para monitorear la calidad del aire, brújula y techo panorámico, perfecto para disfrutar de las estrellas durante un trayecto nocturno.  

El Serie 7 de BMW, entre tanto, innova con cinco cámaras alrededor del vehículo que muestran lo que sucede y hacen que estacionar sea una tarea más sencilla. También incorpora mapas en tercera dimensión de las ciudades y la posibilidad de abrir el baúl tan sólo poniendo el pie debajo del carro cuando se tienen las manos cargadas de cosas y es imposible hacerlo con la llave. Mientras que el MG 705, el más costoso de la marca inglesa, encanta con detalles como los grifos lavafaros y las aplicaciones en madera del volante y el tablero.  

Estos automóviles pensados en empresarios y altos ejecutivos vienen, por lo general, con tapicería en cuero, tableros digitales, luces led, sensores de reversa y de lluvia, tomacorriente y extraordinarios sistemas de conectividad para garantizar que sus pasajeros siempre estén en contacto con el mundo exterior.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/vivir/autos/distincion-sobre-ruedas-articulo-387512