ELESPECTADOR.COMImprimir

Bogotá | Lun, 11/19/2012 - 19:43

Batalla política por cupo de endeudamiento distrital

Por: Camilo Segura Álvarez

La administración Petro tiene un escenario adverso en el Concejo.

Lo que en principio parecería un beneficio presupuestal para el Distrito, es el comienzo de un enfrentamiento político que pone en jaque a la Alcaldía y sus planes de infraestructura.

La aprobación en el Concejo del cupo de endeudamiento para la construcción del metro pesado se convirtió en un obstáculo para los planes presupuestales de la Alcaldía en materia de infraestructura y movilidad. La pregunta es si la administración podrá sortearlo.

Que el gobierno distrital cuente con un cupo de endeudamiento para la vigencia 2012 implicaría, de acuerdo con algunos concejales que se basan en las reglas vigentes sobre presupuesto, que no se puede solicitar un nuevo cupo hasta tanto se agote el vigente o cuando el saldo de éste sea insuficiente.

Si esto se da, la oposición en el cabildo habría logrado atarle las manos a la administración en materia de endeudamiento, por lo menos durante este año, pues la Alcaldía tendría que retirar, o dejar que se caiga, el proyecto de acuerdo en el que solicita un cupo por $4,3 billones para los próximos cuatro años, los cuales estarían destinados a obras de movilidad e infraestructura.

Sin embargo, hay quienes sostienen que la administración de Gustavo Petro todavía tiene formas de garantizar un cupo de endeudamiento en las sesiones del Concejo de este año.

La fórmula que ven algunos concejales para no afectar el gran cupo de endeudamiento está en un parágrafo del acuerdo definitivo sobre los $800.000 millones, en el que queda establecido que su aprobación no afecta la solicitud de un nuevo cupo. De esta forma, el proyecto de acuerdo sería modificado y el cupo solicitado se reduciría a $3,5 billones, pues los $800.000 millones que fueron aprobados la semana pasada se restarían, aun cuando estaban contemplados para un endeudamiento en 2014 o 2015.

El problema de esta interpretación radicaría en que un acuerdo no puede ser superior a las reglas sobre presupuesto.

Otra forma de garantizar el gran cupo de endeudamiento estaría en radicar un nuevo proyecto de acuerdo para modificar el que ya fue aprobado y cambiarle su destinación o la vigencia. Sin embargo, por tiempos y favorabilidad del trámite, esta sería una opción poco viable.

En los pasillos del Concejo, la oposición está celebrando. Por debajo del mensaje de que el objetivo es que el alcalde muestre su capacidad para ejecutar y dar soluciones en materia de movilidad, a sabiendas de que no ha llegado la autorización del Banco Mundial para los estudios finales del metro, se encuentra la idea de torpedear el plan presupuestal de Petro.

En todos los escenarios consideran que haber aprobado la posibilidad de endeudamiento para el metro fue una victoria sobre el alcalde. Por un lado, habrían logrado que se redujera el cupo de endeudamiento solicitado por $4,3 billones y, por el otro, se forzó a la administración a cambiar el proyecto de presupuesto 2013 para vincular temas de movilidad e infraestructura que no podrían ser financiados vía endeudamiento y hacer que el gran cupo sólo pueda ser solicitado el próximo año. Además, consideran que esa aprobación fue una forma de blindarse, pues Petro no tendría cómo responsabilizar a los concejales por un estancamiento en la movilidad, por lo menos, en 2013.

Esta semana, la Alcaldía insistirá en la creación de una coalición con “las bancadas que estén dispuestas”, según dijo la Secretaría de Gobierno, lo que le daría mayor favorabilidad política en el cabildo y le permitiría la aprobación del cupo inicialmente pedido. Pero si no lo logra, tendrá que escoger alguna de las estrategias antes mencionadas.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/bogota/batalla-politica-cupo-de-endeudamiento-distrital-articulo-387955