ELESPECTADOR.COMImprimir

Un chat con... | Mie, 11/21/2012 - 23:26

El sexo según el conservador Gerlein

Por: Elespectador.com

Argumentando que el homosexualismo es un problema genético, se opuso al proyecto de ley que busca el reconocimiento para el matrimonio de los LGBTI.

¿Qué ocurrió en su intervención en el debate de la ley que buscar reconocer el matrimonio de los LGTBI ?

Cuando me tocó mi turno expresé mi rechazo porque la práctica del sexo entre parejas iguales no es conveniente, no es un sexo transparente. Consideré que era un sexo turbio y manifesté mi condición de conservador y las creencias de mi partido, que no protegen y que rechazan el aborto, la eutanasia, el suicidio asistido y el matrimonio entre las parejas del mismo sexo.

Usted asegura que el homosexualismo es una condición natural. ¿En qué se basa para decirlo?

Hace unos cuatro o cinco años la revista Times le dedicó un artículo insólitamente extenso al estudio del tema. Yo comparto las conclusiones de ese estudio. Explicaba la revista que, en Estados Unidos, un científico que estaba preocupado por defender los derechos de los homosexuales había practicado una serie de autopsias en los cadáveres de homosexuales para saber si era posible encontrar alguna diferencia anatómica en estas personas, y encontró que existía una diferencia en el tamaño del hipotálamo, por eso lo expresé: que el homosexual no es responsable de su situación sino que es un problema genético. Por tanto, nadie puede reprobar su persona por razón de su conducta. El homosexual tiene los mismos derechos que tienen todas las personas del planeta.

¿Sus afirmaciones no pueden generar reacciones en contra de esta comunidad?

No, yo creo que pueden tener retaliaciones contra mí, porque he visto una eclosión en los medios atacando mi punto de vista y apoyando el matrimonio gay, algo que me ha sorprendido.

¿El matrimonio gay es inmoral?

Sí, en mis creencias el matrimonio tiene como objetivo fundamental la procreación. En el matrimonio gay no se pueden tener hijos, es absolutamente imposible, por razones naturales. Si usted coloca frente al espejo a dos hombres, notará que el cuerpo de uno no esta diseñado para el cuerpo del otro, y lo mismo pasa con el cuerpo de la mujer. Pero si pone el cuerpo de una mujer y el de un hombre, se dará cuenta de que la naturaleza dispuso eso. Entonces el matrimonio gay me parece que contradice a la naturaleza.

¿Hay senadores que están de acuerdo con aprobar la ley sólo por ganar votos?

Hay gente que adopta posiciones que estiman de avanzada porque creen que la comunidad LGBTI o quienes simpatizan con ellos se acercarán a las urnas a sufragar por ellos. Esas mismas personas piensan también que son progresistas porque apoyan el aborto, la eutanasia activa, el suicidio asistido y apoyan un sexo que no genera prole. No creo que sea una posición de avanzada sino una copia sin alcance y sin grandeza de lo que sucede en Estados Unidos, esperando beneficios electorales.

Que no se apruebe esta ley, ¿no sería transgredir las libertades personales?

No, porque la Constitución dice que la familia es la unión entre un hombre y una mujer. Yo no creo que uno tenga libertad para contradecir o enfrentarse a la naturaleza.

¿En su calidad de legislador desconoce usted la orden de la Corte Constitucional para aprobar una ley que proteja los derechos de los homosexuales?

Yo no estoy desconociendo la orden de la Corte. Los proyectos de ley se presentan para ser o no ser aprobados, si yo hubiese tenido que votar este proyecto afirmativamente por mandato de la Corte Constitucional, la Corte estaría desconociendo mis derechos como congresista, mis derechos de vocero del pueblo, mi derecho a pensar como mis creencias políticas me lo permitan, y no creo que ese sea el propósito de sus sentencias.

Estamos en un estado laico. ¿Es conveniente citar la Biblia en los debates?

Gandhi decía que la política hacía parte de la religión, y quien no supiera de este postulado ni sabía de política, ni entendía de religión. Nadie puede cerrar su cerebro y decir: “mis creencias religiosas desaparecen o voy actuar sin mis creencias religiosas”. Es algo imposible. Hasta los ateos llegan a los debates pensando que son ateos y actúan como ateos. Además, mis citas religiosas fueron muy sencillas: me limité a decir que en un capítulo del Génesis, un versículo de la Biblia decía: “Creced y multiplicaos y poblad la tierra”, y que si se entendía que el matrimonio sin prole podía ser valido, la tierra podría quedar completamente desierta.

Según su cita de la Biblia, ¿si las personas homosexuales cumplieran con ese propósito, posteriormente podrían libremente mantener su relación con otra persona del mismo sexo?

Los hombres heterosexuales no se convierten en homosexuales y estos últimos no se convierten en heterosexuales. He tratado de explicar que esta es una condición genética. No es que uno la adquiera en el transcurso de la vida sino que hace parte de la idiosincrasia, de la mentalidad, de fisiología y de la anatomía de los seres humanos, y entonces no hay cambios en el recorrido de la existencia.

¿No está quedando Colombia como un país retrógrado, cuando la tendencia mundial es distinta?

Eso es lo que pregonan nuestros presuntos progresistas. Yo no creo que sea así, pienso que hay que darle curso a la naturaleza y así estaríamos al día.

Usted asegura no tener prejuicios, ni posturas enemigas, respetar a los homosexuales por ser personas, pero ¿no dice todo lo contrario con su discurso?

Yo tengo amigos que aprecio y respeto que son homosexuales, pero esto no significa que respetar a la persona implique respetar todas las conductas de ese ser humano. Uno puede estar en aprecio o en repudio de las personas que se admiran y respetan.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/entretenimiento/unchatcon/el-sexo-segun-el-conservador-gerlein-articulo-388440