ELESPECTADOR.COMImprimir

Un chat con... | Mar, 12/11/2012 - 22:00

'La unión gay es lo menos peor'

Por: Elespectador.com

Para Germán Humberto Rincón Perfetti lo mejor sería fortalecer la “familia social”, basada en el respeto y la solidaridad. Por eso también defiende la adopción homosexual.

El presidente del Senado, Roy Barreras, aplazó para el año entrante discusión sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo. ¿Qué opinión le merece esta situación?

Existen muchas formas de “hacerles el quite” a los derechos humanos, especialmente en temas “incómodos”. Una de ellas es acudir a temas de procedimiento para efectos de usar reglamentos y dilatar discusiones.

El hecho de que se esté debatiendo un proyecto de ley como este, ¿es sinónimo de madurez en la sociedad colombiana?

No. Es un símbolo de lo que hemos logrado como movimiento social colocando nuestros temas en el sistema jurídico, en el Congreso, en la academia, en lo público y en los medios de comunicación.

¿Hasta qué punto han influido los argumentos religiosos para aprobar o desaprobar esa ley?

Los fundamentalismos religiosos expresados en frases como “Dios los creó Adán y Eva y no Adán e Iván”, o hacer citas bíblicas (caso Gerlein) para concluir en “sexo excremental”, han sido los mayores problemas que tiene nuestra democracia para el respeto y reconocimiento de ella misma.

¿Es cierto que tendría que modificarse en alguna medida la Constitución Política de Colombia?

Esa es una frase con la cual se ponen obstáculos ilegales, fruto de resistencia sin fundamento. El artículo 42 reza que la familia se constituye por hombre y mujer o por la voluntad responsable de conformarla, como ocurre con madres cabeza de familia o personas solteras que adoptan. Las parejas del mismo sexo, por decisión responsable, constituimos familia.

Más allá de la aprobación de una ley que beneficia a la comunidad LGBTI, ¿en qué le favorecería esta situación a la sociedad colombiana?

La democracia no se concentra en el poder de las mayorías. De ser así, aplastarían a las minorías. La democracia existe sólo cuando reconoce y respeta a las minorías. Por ello con este proyecto de ley quien más gana es el país, no sólo las parejas del mismo sexo.

Si la comunidad LGBTI lucha por la igualdad, ¿por qué necesitan una política pública diferente?

Porque los grupos o movimientos sociales no son homogéneos y requieren un tratamiento diferencial conforme su realidad social, económica y política. Las políticas diferenciales garantizan el derecho a la igualdad, que es diferente del igualitarismo.

Existe una tendencia mundial a la aprobación legal de los matrimonios gays. ¿Por qué en Colombia tiene tanta resistencia el tema?

Como movimiento social LGBTI avanzamos en algunos continentes (no en todos, en África es una situación bien difícil). Así como las personas afrodescendientes, las mujeres y los grupos indígenas estaban excluidos y ahora tienen espacios, nosotros también llegamos como movimiento social a exigir un trato justo.

¿Cómo cambiaría el matrimonio gay la estructura de la familia?

Lamentablemente no la cambia, sólo reproduce sus esquemas. La pareja es un barco que se está hundiendo. Sin embargo, lograr el matrimonio igualitario es lo menos peor, pero no es lo mejor. Lo mejor sería el fortalecimiento de la familia social basada en la solidaridad, el respeto, la convivencia dentro de los disensos y no sólo los consensos.

¿Cómo explicar que las parejas del mismo sexo tienen derecho a adoptar?

Soy el apoderado de las madres lesbianas de Antioquia, cuyo fallo lamentablemente también tiene represado la Corte Constitucional. La adopción es un derecho de niñas y niños, ya sea para vivir con padre o madre soltera o pareja de hombre-mujer o del mismo sexo.

¿Qué es lo más complicado de ser gay en nuestro país?

La ausencia de un sistema social, jurídico, político y educativo que tenga como fortaleza la construcción desde lo diferente.

¿Cómo definir una sociedad que discrimina lo diferente?

No está preparada para lo mejor.

En Colombia son discriminadas también otras comunidades, ¿no cree que se le da mayor trascendencia a la causa gay y se olvidan los demás sujetos que son víctimas de rechazo social?

La discriminación no puede ser naturalizada ni legalizada. Todo acto de exclusión debe ser sancionado social, cultural y jurídicamente. Sin embargo, nosotros pertenecemos a un sector social mayormente excluido, en el clóset, maltratado, quienes ahora pedimos justicia y un trato digno, los cuales se nos han negado históricamente.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/entretenimiento/unchatcon/union-gay-menos-peor-articulo-391947