ELESPECTADOR.COMImprimir

Opinión | Lun, 12/17/2012 - 23:00

Sucesor

Por: J. William Pearl | Elespectador.com

Chávez está muy enfermo de cáncer y escogió como su sucesor a Maduro, pero éste enfrenta un grave problema, dentro las filas del chavismo ahí división entre Maduro y Cabello.

Sí, están divididos tanto los militares como los civiles y esto puede afectar la revolución que Chávez lidera; existen muchos países y personas a quienes no les conviene para nada que Chávez esté enfermo y mucho menos que se muera. Las diferencias entre Maduro y Cabello tienen mucho que ver con quien se queda con el poder que hoy ostenta Chávez. Si se pelean Maduro y Cabello la gente que apoya a Chávez es la más perjudicada, puesto que son quienes reciben los beneficios, como el estudio, la salud y muchas otras cosas. Ya están diciendo que en caso de no contar con el líder, a Maduro le costará mucho ahondar en las reformas, puesto que la economía presenta un déficit fiscal muy grande que se estima cerca de un 15% del PIB. Desde el mes de noviembre, el gobierno redujo la venta de dólares oficiales. Como se cree en una posible devaluación, el precio del Dólar se triplicó.

Más allá de cómo se comporte la economía, el tema de la revolución podría estar en entre dicho y por consiguiente el apoyo a Cuba que es la gran beneficiada de la actual Venezuela, al proporcionarle petróleo a excelente precio, a cambio de los médicos que envía Cuba a éste país. Es decir, no solamente se verían afectados unos venezolanos, los cubanos también, y no tendrían para donde mirar, ya que la Unión Soviética está en otra cosa; y comunistas quedan pocos. Es decir, están en riesgo no solamente el régimen Venezolano, también Cuba que no tendría muchas opciones.

Sin Chávez muchas cosas corren el riesgo de no terminar como él quisiera. En caso de no poder seguir el actual mandatario, tiene la obligación el gobierno venezolano de convocar a elecciones, en los siguientes treinta días de los primero cuatro años de gobierno.

Cuando se mira de cerca lo que esta pasando en Venezuela y lo que puede llegar a pasar, los menos favorecidos pueden ser los damnificados puesto que pueden perder lo que el Presidente ha logrado para quienes menos tienen. Al ver esa economía, se puede llegar a pensar que a Chávez se le fue la mano, pero observando de cerca ¿para qué es el dinero si no se gasta en los que menos tienen? Ese es un tema de cómo y en qué se gasta. Venezuela optó por jugársela con los más pobres para ver si pueden sacar la cabeza. Sobra decir que muchos de quienes menos tienen pertenecen al sistema y es entendible que no lo quieran perder. Para asegurar la continuidad tienen que ejercer el derecho al voto y así elegir a quien más les conviene. Quienes menos tienen pueden ser quienes más pierdan.

El domingo tuvieron lugar las elecciones, en 23 gobernaciones de Venezuela, el partido socialista de Hugo Chávez barrió, pues ganó en 18 de las 23 gobernaciones que estaban en juego. Henrique Capriles ganó en Miranda, lo que le da un enorme respiro en caso de tener que enfrentar a Maduro u otro candidato; esto ahorra tiempo y dinero a la oposición que no tiene que verse abocada a cambiar de candidato, este ya conoce como se da una campaña Presidencial y es el antagonista del chavismo.

¿Habrá Maduro madurado lo suficiente para ser Presidente?

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/opinion/sucesor-columna-392936