ELESPECTADOR.COMImprimir

Economía | Jue, 12/27/2012 - 21:09

Pesimismo en torno a acuerdo de presupuesto en EE.UU.

Por: Richard McGregor, Financial Times

Los líderes del Congreso de EE.UU. sólo coinciden para lanzarse acusaciones económicas.

Se están desvaneciendo las probabilidades de que haya un acuerdo en torno al presupuesto de Estados Unidos antes de la fecha límite del fin de año. Entretanto, los líderes del Congreso se lanzan acusaciones para culparse por el fracaso de las negociaciones, día antes de que comiencen los recortes al gasto y el alza en los impuestos.

Ayer Barack Obama, presidente de EE.UU., llamó desde Hawái por teléfono al Congreso, antes de interrumpir sus vacaciones de Navidad para volar de nuevo a Washington y hacer un esfuerzo de último minuto, para salvar las negociaciones referente al presupuesto.

Sin embargo, su intervención tuvo poco impacto inmediato. Harry Reid, el líder de la mayoría Demócrata en el Senado, criticó con fuerza a los Republicanos de la Cámara de Representantes por no regresar a la capital y retomar las negociaciones.

“Nada puede avanzar con respecto a nuestra crisis de presupuesto a no ser que el vocero Boehner y la líder (de la minoría Republicana en el Senado) McConnell estén dispuestos a participar en la elaboración de un plan bipartidista”, dijo Reid. “Hasta ahora, han guardado silencio”.

Reid dijo que no parecía probable un acuerdo antes de la fecha límite del 1° de enero. “Parece que allí es hacia donde nos dirigimos”, dijo, y añadió que la Casa Blanca y el Congreso están iniciando una nueva y peligrosa fase.

Los comentarios de Reid confirman lo que ya habían concluido muchas personas en la Casa Blanca y en el Congreso: los Demócratas y los Republicanos están demasiado lejos en el tema tributario y del gasto para lograr un acuerdo a tiempo.

Obama estaba preparando una nueva propuesta, para enviarla el jueves al Congreso. Un vocero del Senador McConnell dijo que tenía buena disposición, para revisar cualquier plan de los Demócratas cuando éste se presentara.

La retórica encendida, junto con los desoladores datos económicos, generaron una caída en los mercados. Para la tarde, el índice de referencia para Estados Unidos, el S&P 500, había caído 1,2%.

Los corredores reaccionaron de inmediato al último informe de confianza de los consumidores, que fue peor de lo que se esperaba, e insinuaban que la incertidumbre en torno al precipicio fiscal ya está afectando a la economía. El índice de confianza de la Junta de Conferencia cayó a 65,1 en diciembre, con respecto a la cifra revisada para el mes pasado de 71,5. El pronóstico arrojaba que sería de 70 para este mes. El índice está en su punto más bajo en cinco meses.

“Hubo un declive similar en las expectativas durante el mes de agosto del 2011, cuando se dieron las discusiones por el techo de la deuda”, dijo Lynn Franco, directora de indicadores económicos de la Junta de Conferencia.

El anuncio que hizo el miércoles Tim Geithner, el secretario del Tesoro, de que los Estados Unidos llegará a los límites de su préstamo el 31 de diciembre, le ha añadido un nuevo ingrediente de volatilidad a las conversaciones estancadas.

Geithner le dijo al Congreso que la incertidumbre sobre el gasto y las entradas generada por el precipicio fiscal hacía difícil pronosticar por cuánto tiempo era posible evitar la llegada del techo de la deuda mediante medidas de emergencia por parte del Tesoro.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/economia/pesimismo-torno-acuerdo-de-presupuesto-eeuu-articulo-394294