ELESPECTADOR.COMImprimir

El Mundo | Jue, 12/27/2012 - 19:24

Armar a los maestros, nueva respuesta a la violencia en EE.UU.

Por: Leila Macor / Afp

Autoridades en todo el país evalúan cómo aumentar la seguridad en las instituciones educativas.

El debate sobre el porte de armas en Estados Unidos dio un nuevo giro esta semana cuando decenas de maestros en Utah se abalanzaron a tomar clases de tiro y un fiscal estatal en Arizona proponía un proyecto de ley para armar a los directores de las escuelas.

Autoridades en todo el país evalúan cómo aumentar la seguridad en las instituciones educativas tras la masacre que perpetró Adam Lanza hace dos semanas en una escuela en Newtown (Connecticut, este), donde murieron 20 niños, seis mujeres y el atacante.

Entre otras medidas se estudia permitir que el personal de las escuelas porte armas y entrenar en su uso a los profesores, un concepto que la principal organización contra la venta de armas considera "insensato".

El jueves, un lobby a favor del porte de armas, el Consejo de Tiro Deportivo de Utah (USSC), eximió a los profesores de ese estado occidental del pago de 50 dólares por recibir clases de tiro, en un esfuerzo por entrenar a los educadores en caso de un ataque como el de Newtown.

Además, el fiscal general de Arizona (suroeste), Tom Horne, presentó un proyecto de ley que permitiría al director de cada escuela, o a otro empleado designado, a portar armas en la institución tras recibir entrenamiento de parte de la policía local.

Estos esfuerzos se suman a un proyecto de ley presentado la semana pasada en Missouri (centro) que busca permitir a profesores y personal administrativo portar armas en las escuelas. El gobernador Jay Nixon se opuso a la medida en una carta enviada a los directores divulgada el lunes.

Solamente los estados de Utah y Kansas permiten el porte de armas en las instituciones educativas.

De estar armado el maestro, "no solamente podría enfrentarse al atacante, sino además los chicos malos sabrán que los profesores de Utah están armados, lo cual es un gran disuasivo", dijo Bill Scott, miembro del USSC.

Su agrupación, que normalmente recibe 60 alumnos por clase, logró atraer a 400 educadores interesados en aprender a disparar, pero solamente pudo dedicar la jornada a 200.

"No estamos promoviendo que todos los profesores estén armados. Sólo decimos que aquellos que decidan estarlo y que necesitan entrenamiento, tienen el derecho de hacerlo en Utah y nosotros se lo facilitamos", agregó Scott.

De su lado, el fiscal de Arizona dijo al presentar su proyecto de ley el miércoles que "la solución ideal sería que haya un policía en cada escuela".

Pero, como esto no sería económicamente viable, "la siguiente mejor solución es que en la escuela haya una persona entrenada en el manejo de armas y en la gestión de emergencias", agregó.

Según un recuento del diario en línea Huffington Post, legisladores republicanos de al menos seis estados están diseñando para 2013 proyectos de ley que permitirían a los profesores portar armas en las escuelas.

El gobernador demócrata de Missouri, Jay Nixon, escribió en una carta pública que tiene "serias preocupaciones por una legislación que acaba de ser introducida y que propone armar a los maestros".

"Llevar armas cargadas a los salones de clases es, simplemente, el enfoque incorrecto a un problema serio que exige profundo análisis y soluciones concienzudas", agregó.

En el mismo sentido reaccionó Dan Gross, presidente del mayor lobby en contra del porte de armas -la Campaña Brady para Prevenir la Violencia Armada- quien dijo al sitio web Politico.com: "Eso es insensato (...) Es decir que la única respuesta a la violencia es más violencia".

Pero quienes apoyan el porte de armas consideran lo contrario: "La razón por la que mantenemos nuestro derecho a portar armas en las escuelas, es porque estamos seriamente comprometidos en el bienestar de nuestros hijos", dijo en un comunicado Clark Aposhian, presidente del USSC y entren

 

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/armar-los-maestros-nueva-respuesta-violencia-eeuu-articulo-394316