ELESPECTADOR.COMImprimir

Economía | Sab, 12/29/2012 - 21:00

En el año crucial para el sector minero

Por: César Díaz Guerrero / Director ejecutivo Cámara Colombiana de la Minería.

La nueva arquitectura institucional, la declaración de Áreas de Reserva Estratégica, el modelo de fiscalización y los programas de formalización marcarán el desarrollo del sector en los siguientes años.

Hacer un balance de lo acontecido en el sector minero en 2012 no es una tarea fácil, ya que se presentaron importantes ajustes y cambios en el modelo administrativo y de gestión del sector.

La nueva arquitectura institucional, la declaración de Áreas de Reserva Estratégica, el nuevo modelo de fiscalización, los programas de formalización, marcarán en gran medida el desarrollo del sector en los siguientes años.

La creación de un Viceministerio de Minas, la reciente Agencia Nacional de Minería y el retomar su rumbo científico y de conocimiento del Servicio Geológico Colombiano, es la apuesta del Gobierno Nacional para promover, ordenar y mejorar la fiscalización de la minería en Colombia.

Estamos seguros de que estos cambios contribuirán a mejorar la articulación institucional que tanto requiere el sector minero, especialmente con las autoridades ambientales, agrícolas y las que tienen la competencia en los procesos de relacionamiento con las comunidades, básicamente las minorías étnicas.

En 2012 se visualizó más el desbordado crecimiento de la minería ilegal alertando no solo a las autoridades ambientales, sino al país en general. En respuesta y paralelo a los programas de formalización que adelanta el Ministerio de Minas y los cuales cuentan con todo el apoyo de la industria, el Gobierno construyó una estrategia para combatir la minería asociada a grupos al margen de la ley.

Por otro lado, las grandes dificultades que siguen encontrando los nuevos proyectos para su entrada en operación fueron una constante este año, así como no haber logrado avances en la competitividad de la infraestructura que requiere la minería colombiana.

A través de una minería ambientalmente responsable y con sentido social, la industria ha adquirido grandes compromisos con el país. La suscripción de alianzas público-privadas para aportar en el gran propósito nacional de disminución de la pobreza, en la protección de la mujer, el fomento de la educación y el impulso al programa del primer empleo, son algunos de los aportes de la industria minera.

El interés cada vez mayor de los colombianos por conocer sobre el aprovechamiento de los recursos naturales generó durante el año importantes e interesantes debates sobre los beneficios e impactos de la minería. Cada vez más generadores de opinión, políticos, centros académicos y organizaciones civiles tiene un mayor interés sobre nuestro sector.

Estamos seguros de que este interés continuará, pero confiamos que en los debates y análisis sobre la minería se hagan con base en investigaciones objetivas y técnicas y no con argumentos personalistas, subjetivos o políticos, especialmente en la relación minería-ambiente.

Por diversas razones este año el sector minero no avanzó al ritmo que quisiéramos y que el país necesita. Para 2013 los retos serán mayores, ya que adicional a los temas mencionados y preocupaciones de financiación de proyectos en Colombia, con excepción del oro, los precios de los commodities presentan tendencia a la baja. No obstante, se espera que el sector siga haciendo importantes aportes a las rentas nacionales y regionales, a la generación de empleo, al desarrollo de industrias asociadas y que algunas regiones continúen con un mayor desarrollo económico y social a través de una minería con responsabilidad ambiental y de compromiso con sus comunidades.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/economia/el-ano-crucial-el-sector-minero-articulo-394481