ELESPECTADOR.COMImprimir

Opinión | Dom, 12/30/2012 - 13:51

Inversiones en el 2013

Por: José Roberto Acosta | Elespectador.com

No obstante alcanzar las tasas nominales de interés mas bajas de la historia, los TES siguen siendo atractivos debido a su nulo riesgo de crédito, y si la inflación se mantiene por debajo del 2.8% anual, esto significaría un rendimiento real en TES del 2024 superior al 2.1%, que fue el flojo crecimiento económico en el tercer trimestre de 2012.

En el mercado de acciones se observa una tendencia alcista, sostenida por el bajo rendimiento de la renta fija y por los favorables resultados empresariales. Adicionalmente, la reducción de costos laborales, producida por la reforma tributaria, mejorará la generación de caja en aquellos sectores intensivos en mano de obra y con fortaleza en el mercado interno. Para las empresas del sector financiero sería menos optimista, pues a pesar su excelente desempeño, es de esperarse un deterioro en sus índices de cartera vencida, obligando una moderación en el gran caudal de crédito observado hasta el momento, al tiempo que el Decreto 1771 de 2012 mermará el patrimonio técnico del sector bancario en cerca de 16%, según la propia ANIF, limitando el apalancamiento actual y obligando a mayores capitalizaciones para mantener el actual ritmo de crecimiento en préstamos. El sector de infraestructura será muy atractivo.

El dólar seguirá deprimido, no solo por el expreso interés del Gobierno de Estados Unidos y su Banco Central, sino también porque internamente la reforma tributaria disminuyó los impuestos a los capitales golondrinas, incentivando la inversión foránea en portafolio y adicionalmente la descongestión de licencias ambientales revitalizará aún más la inversión extranjera en petróleo y minería.

En finca raíz se tiene un nivel a precios constantes similar y hasta superior al observado antes de la crisis de finales del siglo pasado, según estudios del Banco de la República, y en muchos sectores como oficinas y locales, las empresas prefieren tomar en arriendo en lugar de “congelar” capital de trabajo en activos fijos caros.

En enero se activarán las negociaciones de Fabricato e Interbolsa, definiendo hasta donde van las pérdidas del mayor desfalco en años, y con ello una recuperación de la confianza perdida en el sector bursátil, que pasó un trago amargo no obstante existir un Autorregulador del Mercado de Valores totalmente inútil para los inversionistas.
 

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/opinion/inversiones-el-2013-columna-394572