ELESPECTADOR.COMImprimir

Nacional | Dom, 12/30/2012 - 21:00

Tragedia en Balsillas

Por: Cecilia González Villa

Dos muertos, siete heridos y por lo menos tres desaparecidos es el balance parcial que deja un alud de tierra en la ruta Neiva-Florencia. En la zona fue declarado el estado de calamidad pública.

El final de 2012 quedará marcado por la tragedia para cerca de 10 familias que perdieron, unas, a un ser querido, mientras otras sufren la incertidumbre por desconocer el paradero de sus parientes, tras un alud de tierra que el sábado borró un tramo de la carretera que comunica los departamentos de Huila y Caquetá, a la altura de la inspección de Balsillas, en San Vicente del Caguán.

En el ocaso de la tarde de ayer las autoridades suspendieron los trabajos de rescate adelantados por personal de la Cruz Roja Colombiana, la Policía Nacional, el Ejército, Bomberos y Defensa Civil. Las labores se reanudan hoy a primera hora.

El último reporte oficial de la Cruz Roja Colombiana hablaba de siete heridos y dos muertos.

Aunque Isabel Hernández, coordinadora del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres, le dijo a este diario que se temía que por lo menos 15 personas estuvieran desaparecidas, César Urueña, director general de Socorro Nacional de la Cruz Roja Colombiana, fue más cauto al informar que sólo tres familias reportaron la desaparición de igual número de parientes y explicó que cuando termine la remoción de escombros la entidad emitirá un censo detallando el número definitivo de víctimas.

Gran parte de la montaña se desprendió sobre la vía que comunica a Neiva con Florencia. Desde entonces la inestabilidad del terreno ha hecho más complejas las operaciones de rescate, debido a que pondría en riesgo la vida de los socorristas.

Las condiciones climáticas han sido óptimas: no llueve en la zona, por lo que se calcula que los trabajos duren aproximadamente cuatro días. Ante la posibilidad de nuevos deslizamientos, geólogos de la comisión de trabajos de la zona sugieren actuar con prudencia.

“Trabajamos en la búsqueda de los desaparecidos de manera muy lenta, por recomendación de los geólogos que nos han dicho que hay altas probabilidades de que se registre otra avalancha debido a que el terreno es muy inestable. Para ello contamos con apoyo técnico, pero creemos que las cosas tardarán un poco”, reveló Hernández.

A su turno, Nathaly Medina Campos, coordinadora del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE), confirmó que los heridos fueron trasladados al Hospital Universitario de Neiva y a la Clínica Mediláser de la ciudad, quienes fueron declarados fuera de peligro.

“Principalmente las víctimas presentan traumas en tórax y politraumatismos, así como heridas leves en cuerpo y cara ”, dijo.

Urueña comentó que hay indicios de siete u ocho vehículos atrapados, pero no había certeza de si dentro de los mismos habría personas. Agregó que se declaró la calamidad pública en la zona, lo que facilitará la consecución de recursos para atender la emergencia.

En esa región ya se han presentado accidentes de este tipo, según Urueña, por las condiciones de la vía, que la hacen proclive a derrumbes. “Parece que es una parte muy complicada, la vía es angosta, va bordeando toda la montaña”, dijo.

En septiembre pasado, en el km 72, un deslizamiento producto de las fuertes lluvias dejó al 75% de los habitantes de Caquetá sin agua y taponó las vías, pero por fortuna no cobró vidas.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/nacional/tragedia-balsillas-articulo-394631