ELESPECTADOR.COMImprimir

Economía | Mie, 01/02/2013 - 21:00

La torre dorada de Panamá

Por: Laura Villamil Barrera

El Grupo Talarame, propietario del hotel Las Américas, llega al país vecino con una inversión de US$65 millones para construir su nuevo proyecto. Las obras finalizarán en 2014.

Expandiendo los horizontes de un servicio hotelero que empezó en Cartagena hace más de tres décadas, el Grupo Talarame llegó a Ciudad de Panamá para construir Las Américas Golden Tower, un proyecto con una inversión de US$65 millones para edificar 34.698 metros cuadrados, distribuidos en 30 pisos y 283 habitaciones.

Fernando Araújo, director de la obra, explicó que su expansión se debe al alto desempeño económico del país vecino, representado en índices de crecimiento superiores al 10%, específicamente en el sector del turismo, mayor al 15%. “Esto muestra un futuro muy promisorio, incluso antes de que entren en operación las últimas etapas de ampliación del Canal”, dijo, y agregó que al finalizar las obras de ampliación de este símbolo mundial del comercio se duplicará el tránsito de mercancía y se incrementará el número de negocios y visitantes, lo cual les representa mayores oportunidades para la consolidación de su oferta.

El empresario destacó los incentivos tributarios de ese país al decir que en el sector del turismo las leyes benefician a los inversionistas permitiéndoles importar bienes sin aranceles para la ejecución del proyecto, tomar créditos sin impuestos con bancos radicados allí y recibir una exención de 20 años del impuesto predial. Además, Araújo dijo que en un futuro, después de iniciar las operaciones de la torre dorada, estarían interesados en invertir en el turismo de playa, una tendencia creciente en distintos proyectos hoteleros panameños y en países como Brasil, Perú y Chile.

El hotel se construirá bajo el modelo de propiedad horizontal, que implica una venta de alrededor de 160 habitaciones conservando la administración por parte del grupo. “Al comprar el cuarto, el cliente se vuelve socio con un porcentaje de copropiedad (2%), recibe anualmente las utilidades y puede usar el espacio cuando quiera. Ya tenemos firmadas más de 50 promesas de compraventa”, explicó, y agregó que esperan superar los estándares de calidad de la oferta hotelera actual. “Sabemos que hay marcas reconocidas a nivel internacional, pero nosotros tenemos el reto de establecer un servicio más personalizado”.

Por su parte, Andrés Ordóñez, presidente de Talarame, expresó que el propósito de su organización es convertirse en una generadora de innovación en el sector hotelero de Panamá, llevando su experiencia y generando rendimiento. “Lo que nos diferencia de los otros proyectos es el concepto de calidad y servicio que hemos evolucionado desde la inauguración del hotel Capilla del Mar hace 36 años”. Además, los directivos destacan la conectividad entre ambos países, representada en el alto número de rutas aéreas directas y en la posición que ocupa Panamá en la lista de destinos predilectos de los colombianos, con el segundo lugar después de Estados Unidos, lo que lo que significa un enorme potencial en visitas y negocios.

El grupo calcula que en la construcción de todas las etapas de la obra, que tendrá especificaciones para prestar un servicio de lujo, se generarán cerca de 500 empleos directos, y para la entrada en operaciones dispondrán de alrededor de 350 personas, en su mayoría colombianos, con el objetivo de mantener el concepto de calidad en la atención que el grupo ha desarrollado en sus hoteles. Se espera que Las Américas Golden Tower esté listo para el próximo año.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/economia/torre-dorada-de-panama-articulo-394908