ELESPECTADOR.COMImprimir

Opinión | Vie, 01/04/2013 - 23:00

Expectativas en el tema de Derechos Humanos para el 2013

Por: Andreas Forer | Elespectador.com

Apenas nos hemos aguantado los numerosos programas de televisión que se dedicaron a presentar lo más destacado del año 2012, y ya se avecinan las perspectivas para el 2013. También yo me atrevo a pronunciarme al respecto.

¿Cómo se tratará el tema de los Derechos Humanos en el 2013? Creo que no nos deberíamos engañar. La situación permanecerá igual a lo que ha sido durante el año pasado y tampoco aparecerán alteraciones de fondo en comparación con los años que lo precedieron.

Un ejemplo. En el año 2010 un ciudadano chino recibe el Premio Nobel de la Paz. Liu Xiaobo, un escritor que en su país había luchado por el respeto a los Derechos Humanos durante mucho tiempo hasta el año 2009, cuando es condenado a 11 años de prisión por supuestas actividades subversivas. Aquel quién en China exige sus derechos constitucionales - también ahí existen – tiene que esperar que lo acusan de haber cometido algún delito inventado por las cortes de este país. ¡Aún peor!, y como si esto no fuera de por si una grave injusticia, desde entonces su esposa, la también escritora Liu Xia, permanece bajo arresto domiciliario. Sus guardias la vigilan las 24 horas para evitar cualquier contacto con el mundo fuera de las cuatro paredes de su casa, también durante su única salida permitida – hacer mercado una vez a la semana. El único crimen que cometió fue él de casarse con Liu Xiaobo. ¿Y qué hacemos nosotros? Lo mismo que nuestros gobiernos, lo cual se traduce en: ¡nada! Todos compramos productos hechos en China como si no existieran estas infracciones a los Derechos Humanos. Hoy día el país parece ser un actor económico demasiado importante, por lo cual los gobiernos democráticos del llamado occidente no se atreven casi nunca a criticar su régimen corrupto, aún menos cuando sus propias economías se encuentran todavía en crisis.

El Premio Nobel de la Paz, el cual, a propósito y por razones incomprensibles, le fue otorgado en 2012 a la Unión Europea, no le resulta precisamente beneficioso al galardonado. Todo lo contrario, según informes de diferentes medios las condiciones de su detención se han empeorado significativamente desde que le fueron conferidos los honores.

En Twitter: @andreasforer

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/opinion/expectativas-el-tema-de-derechos-humanos-el-2013-columna-395189