ELESPECTADOR.COMImprimir

Opinión | Vie, 01/04/2013 - 23:00

La clase media…Tarada

Por: José Roberto Acosta | Elespectador.com

El temor de reavivar la lucha de clases, obliga a esconderla, negarla, neutralizarla, evadirla o a maquillarla, como quedó en evidencia en el debate sobre la reforma tributaria y que ahora se pone de presente con la revocatoria del mandato al Alcalde de Bogotá.

Ese cuento de lucha entre proletarios y capitalistas parece solo un relleno de primer semestre en alguna universidad pública, donde se educan los de la clase baja, porque se supone que la clase media va a las universidades privadas, mientras la clase alta se educa en el exterior.

Ese cuento del odio de clases algunos políticos lo mencionan como una categoría de análisis retrograda, pero con su actuar lo reavivan, subiendo impuestos al trabajo y bajándolos al capital.

En Estados Unidos el Presidente Obama llegó hasta el filo del abismo fiscal para no ceder ante los Republicanos, que reclaman recortes de impuestos a los ricos y menos gasto social para la clase media, mientras en Europa los acaudalados cambian de nacionalidad para que no les carguen la mano fiscalmente.

Y como siempre la clase media despistada. Con el arribismo típico de quien desea superarse materialmente, pero con la angustia de deudas y sobrecarga laboral que poco o nada de tiempo le deja para vivir en familia y educar a una juventud que apenas accede en 16% a educación universitaria. Amontonada en propiedad horizontal que da una falsa sensación de pertenencia, pues no entienden que saldría mas barato pagar arriendo que una elevada hipoteca por veinte años, al final de los cuales con una mísera pensión, si la tiene, no le alcanza para pagar el predial, la administración y los servicios.

Una clase media que no entiende que una economía en desaceleración, una revaluación del peso sin precedente y mayores impuestos, están desdibujando el futuro de los hijos, ya curtidos en un ambiente de pandillas, con la moral del rebusque violento, del matoneo social y de la vida fácil.

La clase media no tiene conciencia de si. Votará como siempre en contra de alguien, en lugar de alguien que los represente. Seguirá viendo medios de comunicación manipuladores con dramas que les hagan creer que no están tan mal. Y seguirá endeudándose cada vez, financieramente con los bancos y moralmente con sus familias.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/opinion/clase-mediatarada-columna-395190